Cada vez se hacen más comunes los comentarios en la Internet, en los medios de comunicación impresos, radiales y televisivos, así como entre una u otra persona, acerca de la religión mormona y de cuyos miembros, que por derivación, son los mormones.

 

Las personas, a pesar de tener una alguna idea de quiénes son estos religiosos, e incluso muchas veces teniendo erradas concepciones de los mismos, no saben el verdadero nombre de la Iglesia que los congrega y el por qué muestran tanta devoción mientras procuran ser dedicados servidores de Dios y de sus familias, a la vez que son servidores públicos y buenos ciudadanos.

 

Nuevamente sobre la tierra

templo de san diego california

Templo de San Diego, California

 

Para los mormones La Iglesia de Jesucristo fue restaurada por medio del profeta José Smith en el siglo XVIII; acontecimiento que se dio tras el largo período de oscuridad espiritual llamado La Gran Apostasía, que se inició justo después de la muerte, resurrección y ascensión de Jesucristo, y de la muerte de sus apóstoles.

 

La primera visión que dio paso al maravilloso acontecimiento de La Restauración del Evangelio se dio en 1820. En esa oportunidad, el joven Smith contaba con tan solo 14 años de edad. Él deseaba saber la verdad de todas las cosas y saber si el Reino de Dios efectivamente estaba en la tierra y así poder afiliarse y servirle de la manera correcta.

 

Como respuestas a sus súplicas por saber la verdad de las cosas y querer conseguir la iglesia verdadera oró al Padre Celestial y éste se le presentó con Su Hijo Jesucristo y le dio instrucciones.

 

Desde ese momento de la primera visión, José Smith fue preparado para todo lo que tenía que pasar y aprender como profeta escogido por Dios para la restauración del Evangelio.

 

Nombre revelado

13_Jesús-sonriendo

Jesuscrito es el centro de nuestra religión

 

En 1838 a través de una revelación dada al profeta Smith, en Misuri, Dios le dio a conocer cuál sería el nombre de la Iglesia Restaurada y dijo: “porque así se llamará mi iglesia en los postreros días, a saber, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días” (Doctrina y Convenios 115:4).

 

Iglesia Mormona

 

El nombre de Iglesia Mormona es asociado con el nombre de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días porque entre las Escrituras Sagradas y que  forman parte de sus libros canónicos está El Libro de Mormón, Otro Testamento de Jesucristo. Este texto sagrado es un volumen de escrituras semejante a la Biblia y posee poderosas verdades eternas para el beneficio de los hijos de Dios.

 

Los Santos de los Últimos Días, como prefieren ser llamados los miembros de la Iglesia, cuentan con este maravilloso libro, El Libro de Mormón, y de allí que se le conozca como “Iglesia Mormona” y a su membresía como los mormones.

 

El término “Iglesia Mormona” no es aceptado por los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Es una locución no oficial. Sin embargo, a los Santos de los Últimos Días se les puede reconocer como mormones, tal y como lo manifestó el élder M. Russell Ballard del Quórum de Los Doce Apóstoles, en su discurso “La importancia de un nombre”, pronunciado en octubre de 2011: “a veces es adecuado referirse a los miembros en forma colectiva como mormones. De forma práctica, los que están fuera de nuestra fe llegan a nosotros por medio de la búsqueda de ese término”.

 

El significado del nombre

 

El élder M. Russell Ballard detalló en el referido discurso que

Cada palabra es aclaratoria e indispensable. “La palabra ´La´ indica la posición única de la Iglesia restaurada entre las religiones del mundo. Las palabras ´Iglesia de Jesucristo´ declaran que ésta es Su Iglesia (…) de los Santos significa que sus miembros lo siguen a Él y se esfuerzan por hacer Su voluntad, guardar Sus mandamientos y prepararse una vez más para vivir con Él y nuestro Padre Celestial en el futuro. “Santos” sencillamente se refiere a aquellos que procuran santificar su vida mediante el convenio de seguir a Cristo; (…) ´de los Últimos Días´ explica que es la misma Iglesia que Jesucristo estableció durante Su ministerio terrenal, pero restaurada en estos últimos días”.

 

Los mormones tienen claro que el nombre de la Iglesia lleva consigo verdades eternas y que forma parte de la identidad y creencias de quienes siguen al Salvador en Su Iglesia e invitan al mundo a conocer a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y reconocerla como lo que es y por su nombre correcto e inspirado.

 

Rosselly Briceño de Mendoza

 

Miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, donde sirve como secretaria de las Mujeres Jóvenes de Barrio Unión, Estaca Los Sauces, Valencia-Venezuela. Periodista (Comunicador Social, mención Desarrollo Social), egresada de la Universidad Católica Cecilio Acosta en Venezuela.