Recientemente, hubo un hombre que fue expuesto por ser excomulgado. La cosa es que… realmente no es de mi incumbencia.

En algunos círculos, la gente ha triturado cruelmente a este hombre en la especulación. Considera el efecto que esto podría tener sobre el futuro de una persona, la familia de esa persona, y especialmente el cónyuge y sus hijos. Lo que sea que se haya hecho, no hemos ganado nada especulando sobre la situación. Alguien se equivocó o está eligiendo un camino diferente. Es así de simple. Tenemos muchas otras cosas por las que debemos preocuparnos. La reflexión y la mejora de nuestro propio carácter y justicia deben ser suficientes para dar a otros el beneficio de la duda.

excomunión en la iglesia sud

Todo lo que una persona haya hecho para traer la vergüenza sobre sí mismo no debe ser magnificado por otros seres humanos imperfectos. Es entre Dios y ese hombre. Sólo porque alguien ha sido llamado a liderar en la iglesia, en cualquier capacidad, no significa que no debamos tratar a una persona con humanidad y con respeto.

“Yo, el Señor, perdonaré a quien sea mi voluntad perdonar, mas a vosotros os es requerido perdonar a todos los hombres”.

Los pecados de otras personas

Honestamente, ¿por qué la gente se emociona tanto por la difusión y la especulación sobre las fallas y vacilaciones de otras personas? Como si fuera una especie de telenovela. ¿Por qué convertir las deficiencias y pruebas de los demás en noticias virales? ¿Por qué hacer brillar una luz sobre las cosas que otros están haciendo mal o han hecho mal? ¿Nos hace sentir mejor sobre nosotros mismos? Tal vez sea porque “el diablo nos halaga de que somos muy justos mientras nos alimentamos de las faltas de los demás”, como ha señalado José Smith.

A menos que yo sea el líder eclesiástico de una persona y hayan venido a mí para pedir ayuda, entonces sus errores no son de mi incumbencia. Mi asunto es desearles bien, si me llamo un verdadero discípulo y seguidor de las enseñanzas de Jesucristo. Si me encuentro con los defectos o pecados de los demás, ¿debo enfatizarlos o restarles importancia? ¿Qué significa cuando Jesús invitó a los escribas y a los fariseos a arrojar la primera piedra si ellos estaban realmente sin pecado? ¿Qué significa cuando José Smith dijo que “cuanto más cerca llegamos a nuestro Padre Celestial, más estamos dispuestos a mirar con compasión a las almas que perecen; sentimos que queremos tomarlos sobre nuestros hombros y echar sus pecados a nuestras espaldas?”

excomunión en la iglesia sud

Este es uno de esos problemas culturales que debemos superar si no queremos alejar a la gente. Confesiones y disciplina de la iglesia no deben volverse virales  arruinando la vida de una persona. Ninguna persona, ya sea una converso de un año sirviendo en la guardería o un veterano de 60 años que sirve en el primer quórum de los 70, debería ser exhibido y vilipendiado para que todo el mundo especule. Independientemente de si una persona merece atención negativa, no hace nada bueno para nosotros como iglesia o como individuos encadenar a otro y lanzarles tomates virtuales.

Entiendo por qué es importante que la iglesia haga un anuncio para que la gente sepa la noticia. Lo hacen con el fin de proporcionar una transparencia continua y minimizar la especulación que podría rodear el evento. Pero lo que la gente ha hecho con esa noticia ha sido una historia diferente.

Algunas personas han sido amables. Otros han transformado la situación en una especie de acto de circo, y eso es un giro importante para las personas dentro y fuera de la iglesia. Independientemente de cómo las acciones disciplinarias de alguien o la excomunión llegue a ser, o si una persona “fue atrapada” o no, disuade a la gente a presentarse personalmente, tomar su medicina, arrepentirse y seguir adelante. ¿Cuántas personas hay en la iglesia que deben ser excomulgadas o no tienen una recomendación del templo porque deciden vivir con la culpa en lugar de aclarar su conciencia? Precisamente porque saben que van a convertirse en un espectáculo público aún si están en una nivel micro local o un nivel macro general. La gente sabe que la especulación sobre ellos será interminable y que nunca serán capaces de mostrar su cara de nuevo y ese simplemente no es el plan del evangelio.

Todo el propósito de la disciplina de la iglesia es ayudar a un individuo a avanzar para que pueda volver a la plena comunión con una conciencia limpia. La esencia de la expiación es convertir el rojo profundo en blanco brillante. Pero la gente tiene esta tendencia a no dejar nunca que otros se olviden y se perdonen por los errores que han cometido en el camino, tanto pequeños como grandes. Tenemos que dejar de dejar las piedras digitales volar ignorantemente  … y empezar a amar a la gente incluso en las circunstancias más extremas.

Este artículo fue escrito originalmente por Greg Trimble y fue publicado en gregtrimble.com, con el título It’s Time To Stop Speculating On Other People’s Sins Español © 2017