Por Terrie Lynn Bittner

educación-mormona12Cuando mi hijo estaba en segundo grado, me sorprendí porque una mujer me dijo que no estaba feliz por no poder estudiar historia ya que no podía permitirse el lujo de tomar una clase.  En mi calidad de profesora de educación en el hogar que habia sido entrenada para ser un aprendiz autodirigido, sabía que no era necesario tomar una clase para aprender algo. Muchos adultos, sin embargo, dejan de aprender cuando salen de la escuela. A Margaret Mead se le atribuye el crédito de decir que su abuela quería que ella tenga una educación por lo que la mantuvo fuera de la escuela. Para muchas personas, esto parece contradictorio.

La abuela de Mead la educó en casa porque sintió que era malo para los niños estar en el interior demasiado tiempo. Ella y sus hermanos hicieron la mayor parte de su aprendizaje fuera, haciendo y viendo en la vida real acerca de lo que estaban aprendiendo, en lugar de simplemente leer sobre el tema en un libro.. . Debido a que la educación no era algo que ocurria en un edificio separado durante las horas establecidas, Mead no pensó en la escolaridad como algo sólo para ser controlado por otros en un ambiente formal. Esto le aseguró que sabía cómo enseñarse a sí misma cosas y que ella podría seguir aprendiendo después de salir de la universidad. Esto es lo que quiso decir su abuela.

¿Por qué debemos seguir aprendiendo?

Como mormona, creo que podemos llevar con nosotros al cielo todo lo que aprendemos , así que vale muchisimo la pena para mí aprender lo más que pueda. Mi vida es mucho más divertida porque siempre estoy aprendiendo. A pesar de que estoy en mis cincuenta años, todavía tengo muchas cosas que quiero aprender. Cada año, elijo dos cosas que quiero estudiar y luego decido cómo hacerlo. Además, revoloteo entre una amplia gama de temas, estudiando lo que sea en que esté interesada en ese momento. A veces tomo una clase. A veces me aparece un buen libro, un vídeo, un ciclo de conferencias en línea, o un mentor. A veces me pongo un tema que me lleva a otro tema, lo que me lleva a otro tema … y termino en un lugar que nunca esperé estar.

Estos son algunos ejemplos de cómo sucede mi ecléctico aprendizaje permanente. Hace un par de años tomé una clase de religión. Yo quería estar en una clase de esa materia en ese momento. Fue impartida por un profesor de ciencias y pasamos varios meses sólo en los capítulos de la creación de las Escrituras. Dado que el era un profesor de ciencias, nos dio un montón de información científica sobre los aspectos de la creación. Nunca me había gustado mucho la ciencia cuando era una niña, pero me pareció interesante la cosmología en esta clase, tal vez porque él ató la información a mi fe. Pasé unos meses leyendo revistas y libros de ciencia para aprender más. Eventualmente regresé al estudio de la historia, mi tema favorito, pero mientras tanto, yo había descubierto que la ciencia no era el tema aburrido que había pensado que era. Todavía estoy muy interesada en él y sospecho que voy a hacer un poco más de lectura en el campo de la ciencia en el próximo año o algo así.

Este año me decidí a aprender a tocar el teclado eléctrico. Conozco algunos increíbles profesores de piano pero decidí en cambio enseñarme a mí misma usando un manual mormón de lecciones y a través de la Internet. Elegí este método porque sabía que podría ser muy mala para eso y me sentiría incómoda cuando viera que me tomaría meses aprender una canción sencilla. Si llegara a sentir vergüenza, me daría por vencida, sin importar lo bueno que fuera el profesor en la materia. Dado que no tengo la intención de tocar alguna vez donde alguien puede oírme, eso funcionó. (Y, en caso de que usted se esté preguntando, si, soy casi tan mala y tan lenta como creía que iba a ser, pero no me importa.)

He escrito dos libros que no son de ficción, pero ahora estoy tratando de escribir uno realmente de ficción original, el cual requiere de habilidades muy diferentes. Para ello, he optado por leer una variedad de libros de escritura,   Branddon Sanderson”s Brigham Young University – Clases de Escritura (en inglés). .(Esta es una grabación real de un estudiante de su clase que la ofrece en línea sin costo alguno, sin ningún crédito) y es para unirse a un grupo de escritores en línea. Estos tres métodos me dan una amplia gama de información y el grupo en línea me permite trabajar en una sala de chat con autores experimentados que están dispuestos a responder a mis preguntas. Cuando uno de ellos le pide a otros ayuda de edición, escucho y aprendo.

Cómo crear un Programa de Auto-Aprendizaje

Estas son algunas de las maneras en las que he estado aprendiendo en los últimos años. Aqui hay algunos consejos para la planificación de su propio aprendizaje:

  1. Si usted está buscando aprender un tema con cierta profundidad, haga un plan. Busque libros, videos, y clases que pueda tomar. Decida si quiere una clase o si la va a abordar por su cuenta. Trate de encontrar un asesor, alguien que responda a sus preguntas cuando las tenga.
  2. Calcule un presupuesto. Su presupuesto tendrá un impacto en los métodos que elija. Felizmente, las bibliotecas y el Internet hacen que el aprendizaje sea menos costoso.
  3. Decida cuándo va a aprender. Si no lo pone en su horario, no va a suceder. Yo estudio mis escrituras a primera hora de la mañana y practico mi música justo después de comer. Después de un tiempo, se convierte en rutina. Sólo para estar segura, sin embargo, me puse un recordatorio en mi teléfono.
  4. No piense como un estudiante de la escuela. La ventaja de enseñarse a sí mismo es que usted puede hacerlo a su manera. No memorice a menos que desee memorizar algo. No sienta la necesidad de probarse a sí mismo o de adherirse a un ritmo establecido. Tómese todo el tiempo que necesita para dominar el material hasta el punto que lo domine–Si es sólo para obtener un conocimiento claro o si es para conocer lo suficientemente bien el tema como para enseñarlo.
  5. Estudie hasta que haya aprendido lo que quiere aprender. Luego entonces pase a otra cosa. No hay ninguna regla que diga que usted tiene que aprender todo lo que hay que saber sobre el tema.
  6. Experimente con diferentes métodos de aprendizaje del material para averiguar lo que funciona para usted.
  7. En realidad no tiene que tener un plan. Se puede estudiar la Guerra Civil hoy, astronomía mañana, y Shakespeare la próxima semana, aprendiendo lo que capte su imaginación hoy. Esté atento a algo que le interese en sus estudios y luego busque hacerlo.

Comparta en sus comentarios lo que está aprendiendo y cómo lo está haciendo. Cuéntenos lo que ha aprendido de ser autodidacta y cómo hace la diferencia.

Este artículo fue escrito por

Terrie Lynn Bittner

 

 

Terrie Lynn Bittner