Hace cincuenta años, la Iglesia Católica publicó un documento titulado Humanae Vitae, que traducido significa “vida humana”. Este documento fue cubierto recientemente en un artículo que celebra su cincuentenario.

También te puede:5 Cosas que los padres necesitan recordar cuando sus hijos eligen no ser parte de la Iglesia

Se sabe desde hace tiempo que los católicos han sido grandes partidarios de las familias. Es uno de los muchos valores que la Iglesia Católica comparte con la Iglesia de Jesucristo. Hay fuerza en este terreno en común donde ambos luchan la misma batalla.

iglesia mormona

Hace medio siglo, el mundo estaba atrapado en una revolución sexual. Las píldoras anticonceptivas pasaron a estar disponibles para el público en general y la posición de los católicos sobre los anticonceptivos fue cuestionada. Sin embargo, después del debate, la enseñanza aún se mantuvo, y se explica en el Humanae Vitae.

“…El problema de la natalidad, como cualquier otro referente a la vida humana, hay que considerarlo, por encima de las perspectivas parciales de orden biológico o psicológico, demográfico o sociológico, a la luz de una visión integral del hombre y de su vocación, no sólo natural y terrena sino también sobrenatural y eterna.”

Lo que esto significa para nosotros

Humanae Vitae

En un mundo donde la familia es constantemente atacada, los Santos de los Últimos Días entienden y aprecian el consejo profético dado por el Presidente Gordon B. Hinckley, el 23 de septiembre de 1995:

“Declaramos que los medios por los cuales se crea la vida mortal son divinamente establecidos. Afirmamos la santidad de la vida y su importancia en el plan eterno de Dios.”

En Humanae Vitae, el Papa Pablo VI declara:

“Los esposos, mediante su recíproca donación personal, propia y exclusiva de ellos, tienden a la comunión de sus seres en orden a un mutuo perfeccionamiento personal, para colaborar con Dios en la generación y en la educación de nuevas vidas.”

El mensaje es claro de ambas fuentes: La familia es importante para el plan de Dios y los poderes de procreación son sagrados. Es una responsabilidad sagrada que Dios da a los esposos para crear una familia.

La visión mormona en cuanto a los anticonceptivos

Humanae Vitae

Algunos pueden preguntarse cuál es la perspectiva de los mormones de los anticonceptivos. ¿Creemos en lo mismo que los católicos?

En Leales a la Fe, se declara bajo el nombre de Control de la natalidad:

“Mediten en el regocijo que se recibe al tener hijos en el hogar; consideren las bendiciones eternas de tener una buena posteridad. Con un testimonio de estos principios, tú y tu cónyuge estarán preparados para decidir, con oración, cuántos hijos tener y cuándo tenerlos. Esas decisiones deben tomarlas ustedes dos y el Señor.”

Si bien los profetas nunca nos han dicho lo que podemos o no podemos usar como métodos anticonceptivos, ellos nos han dicho que la manera de crear niños es sagrada, la decisión de cuántos hijos tener está entre un esposo y su esposa y el Señor, los niños tienen derecho a nacer dentro de los lazos del matrimonio, y son las familias eternas a lo que aspiramos.

Satanás no sólo ataca a los miembros de la Iglesia de Jesucristo, sino que ataca al cristianismo y a la religión como un todo. Es reconfortante saber que estamos hombro con hombro con la Iglesia Católica mientras luchamos por nuestras familias.

Estoy agradecido de saber que no estamos solos defendiendo a la familia y los poderes sagrados para crear vida. Puede ser extremadamente abrumador enfrentar las presiones sociales del mundo que desafían nuestra brújula moral. Podemos consolarnos sabiendo que podemos fortalecer a nuestros hermanos y hermanas en Cristo mientras continuamos esta guerra contra Satanás.

Este artículo fue escrito originalmente por Katrina Weyerman y fue publicado por mormonhub.com bajo el título de “Humanae Vitae: the Pope’s Stance on Procreation…and what that Means to Mormons