couple-love-water-summer-660x330

Tuve la oportunidad de asistir a la conferencia de miembros influyentes SUD. Ésta conferencia fue diseñada para ayudar a los miembros a tener influencia sobre la comunidad en línea, compartir el evangelio sobre varios medios sociales, y otros puntos.

 

Una de las estadísticas sobre el matrimonio se quedó grabada en mi mente.

 

“Los milleniars están a la defensiva” dijo uno de los presentadores. Según varios estudios, los milleniars no están remplazando el matrimonio por el dinero o tratándolo como una ideología innecesaria. En lo contrario, el matrimonio fue propusto como algo importante para la generación milenaria. El problema es que tienen miedo.

 

Tenemos Miedo

 

Este miedo no se trata de un temor al compromiso. Entre trabajos difíciles y deuda escolar, los milenarios conocen lo que es el compromiso. Estamos listos para el compromiso, solo que no queremos tomar la decisión incorrecta.

 

Como milenarios, soñamos con el amor devoto y completo. Queremos casarnos con la seguridad que hemos tomado la decisión correcta. No queremos ser parte de la tendencia de divorcio en nuestra generación. Como resultado, tomamos más tiempo analizando cada posibilidad hasta sentir seguridad en la decisión final.

 

Esta actitud tiene raíz en las experiencias negativas asociadas con el matrimonio que son parte de las vidas de muchos milenarios. Durante un experimento personal, descubrí que pude nombrar 9 parejas involucradas en el divorcio en sólo un minuto. Casi todas las parejas en mi experimento son parte de mi grupo social. Aunque nunca he juzgado la separación de una pareja, es evidente que el divorcio es parte de las vidas de muchos milenarios.

 

Entre los medios sociales, mensajes de texto, la presión social, y el deseo de encontrar a la persona adecuada para tener un matrimonio ideal, se encuentra la razón tras el temor de los milleniars. Debemos tomar tiempo en tomar una de las decisiones más importantes en nuestra vida. El problema se encuentra cuando llevamos este proceso al extremo y nos paralizamos emocionalmente, perdiendo las oportunidades que estamos tratando de encontrar.

 

¿Qué podemos hacer? a continuación hay cinco cosas que pueden ayudarte a sobrepasar tus miedos.

 

Debemos tener relaciones abiertas

 

El riesgo y la vulnerabilidad son muy importantes en cualquier relación. Al compartir nuestros secretos, miedos y sueños estamos tomando riesgos al ser vulnerables. Lo ideal, es que la otra persona tome riesgos de la misma manera. Éste método desarrolla vínculos de honestidad, que conducen a la seguridad emocional. De esta manera puedes descubrir los que te apoyaran y los que se separarán.

Al enfocarte en este tipo de relación, te enseñará como encontrar al cónyuge que será un apoyo emocional para ti.

 

Con oración, re-evalúa tus normas

 

Es más probable que en algún punto alguien ha cuestionado tus normas en cuanto a las citas. Tal vez te han preguntado “¿Es posible que tus normas sean muy altas?” La pregunta, en sí, puede ser desagradable, pero muchas veces tiene sentido. Esto ocurre porque queremos encontrar a alguien que ya esta completamente desarrollado.

 

El señor puede ayudarte a decidir cuales son las cualidades importantes para tí en un esposo/a. Necesitas a alguien que puede ver tu potencial eterno y que te ayudará a llegar allí.

 

El Método del Señor

 

Recuerda: Las citas son la mejor manera para descubrir el tipo de persona con la cual podrías enamorarte. Las citas son parte del plan del señor, y por eso deberíamos salir frecuentemente. No es necesario aplicar presión innecesaria en la primera cita. Eviten invitar a las personas solamente cuando sépan que dirán que si. Chicos, inviten a las chicas. Chicas, digan que si. Chicas, inviten a los chicos. Chicos, digan que si. Demostremos al mundo que somos adultos y podemos tener citas libres de presión y ansiedad.

 

Las citas ayudan a combatir la mentalidad milenaria en cuanto a la seguridad emocional. ¡Atrévanse a salir más seguido!

 

Busquen buenos ejemplos

 

 

La búsqueda por un compañero eterno puede ser difícil cuando has tenido experiencias dañinas involucrando al matrimonio. Siga el consejo del liderazgo de la Iglesia al buscar buenos ejemplos. Puedes implementar lo que ves en los matrimonios de tus amistades y hasta los matrimonios de las autoridades generales de la Iglesia. Los buenos ejemplos pueden fortalecer tu fe. Estudia la doctrina del matrimonio y trata de entender el plan del Señor para ti.

 

Busca tu progreso personal

 

En la búsqueda por un cónyuge, muchas personas inician el proceso con una actitud dependiente, buscando por alguien que pueda completarlos. En la misma búsqueda matrimonial, hay muchos que sienten mucha independencia y fallan al compartir de si mismos. Busquen su progreso personal al vivir como Cristo. De ésta manera, no será la unión de una o dos personas, sino tres. La unión de dos personas puede crear algo completamente nuevo.

 

No importa lo que pase, nunca detengas tu progreso personal.

Aunque nuestras opiniones varien, es importante tener la perspectiva eterna del evangelio de Jesucristo. Al fin del día, tu relación personal con nuestro salvador siempre será la relación más importante y será la base de tus relaciones con los demás.