“Deben convertirse, como dijo el apóstol Pablo, en un fundamento sólido, firme y estable”, dijo el Élder Andersen a la juventud nativa americana.

“El Libro de Mormón es verdadero y ustedes son parte de él.” Élder Neil L. Andersen habló a un grupo de 100 jóvenes nativos americanos y jóvenes adultos solteros de Kirtland, Gallup y Crownpoint, Nuevo México. Fueron invitados a un devocional realizado en el edificio conmemorativo de Joseph Smith en Salt Lake City, el viernes 31 de marzo y a asistir a la conferencia general al día siguiente.

El devocional fue organizado por el Comité de Iniciativa de Nativos Americanos de la Iglesia. El Élder Andersen del Quórum de los Doce Apóstoles, su esposa, la hermana Kathy Andersen, y el Élder Larry J. Echo Hawk, Setenta Autoridad General, hablaron en el devocional. El Élder J. Devn Cornish, Setenta Autoridad General, dirigió la reunión.

Agradeció a los jóvenes por viajar desde tan lejos para asistir al devocional y a la Conferencia General, les dijo que su viaje era un acto de fe. “La fe es algo muy poderoso. Este será un fin de semana muy especial para todos ustedes, porque al venir están demostrando su fe, y que se están preparando para recibir milagros.”

El Élder Andersen dijo que todos los discípulos de Cristo deben decidir firmemente que creen en Él y lo seguirán. “Algún día tendrán que tomar (esa decisión) porque ustedes van a tener que lidiar con desafíos, van a tener dificultades, tendrán tentaciones,habrán cosas que los harán querer hacer cosas que sabrán que no están bien. Deben convertirse, dijo el apóstol Pablo, en un fundamento sólido, establecido, inamovible, determinado. Una de las bendiciones por las que oramos por ustedes, este fin de semana, es que ustedes planten sus pies sólidamente en su fe en Cristo”.

Élder Andersen dijo a los jóvenes, “ El Libro de Mormón ….fue escrito para los descendientes de los hijos de Lehi.”

Después de compartir su testimonio, sobre la verdad y la claridad del Libro de Mormón, los invitó a leerlo por sí mismos. “No tienen que leerlo rápido, pero léanlo por su cuenta, sin que se sientan presionados por un maestro de seminario, un maestro de la Escuela Dominical, sus padres o sus abuelos. Arrodíllense y oren: “¿Es esto algo que viene de Ti, Padre Celestial?” El Élder Andersen les dijo que “Si le prometes que lo seguirás, entonces Él te hará saber que el Libro de Mormón fue dado por Dios al Profeta José Smith”.

La hermana Andersen sugirió que recordaran el consejo del Élder Andersen de “registrar la inspiración que recibieron esa noche y la que recibirán durante la Conferencia General”. Ella dijo: “Les dejo mi testimonio que al escuchar a los miembros de la Primera Presidencia y el Quórum de la Doce, hombres que sostenemos como profetas, videntes y reveladores, y seguimos el consejo que nos dan, el Señor nos bendecirá de manera extraordinaria “.

El élder Echo Hawk comenzó su discurso, diciendo a la audiencia acerca de la historia familiar Presidente de la Nación Navajo, Russell Begaye, el lunes 27 de marzo. (Ver la historia relacionada..) “Eso es todo un reconocimiento para la Nación Navajo que La Iglesia querría honrarlo a él y a su familia preparando esta información “.

 

Al asistir a la conferencia general al día siguiente, el élder Echo Hawk compartió una experiencia especial que tuvo poco después de que él y su familia se unieran a la Iglesia. Los misioneros que bautizaron a su familia los organizaron para asistir a la conferencia general. Habían oído que el presidente David O. McKay saldría por una cierta puerta. “Junto con mis dos hermanos, decidí escalar la valla en el extremo oeste del Tabernáculo para poder levantarme lo suficiente como para ver cuando el presidente David O. McKay salera  del Tabernáculo. Creo que no se supone que debes trepar por la valla. Llegaron a tiempo para verlo salir al coche esperándolo. Cuando salió, estaba a punto de entrar cuando vio algo inusual. Levantó la vista y vio a este chico de cabello negro y grueso. Ese fui yo. … Él me miró con una sonrisa. Sentí algo. “Él sintió el Espíritu.

 

Elder Echo Hawk dijo que su esperanza era que estos jóvenes fueran capaces de sentir el Espíritu, después de reunirse con un Apóstol esa noche, y asistir a la Conferencia General al día siguiente. “Cuando ese sentimiento se apodere de ti, reconoce que ese es el Espíritu que estás sintiendo, testificando de la verdad de las cosas que estás presenciando”.

Muchos de los miembros nativos americanos, que asistieron, son parte de un programa piloto, el cual ha sido iniciado por el Comité de Iniciativa del Nativo Americano de la Iglesia. “Específicamente, el enfoque principal es ahora impactar a la creciente generación de Nativos Americanos”, dijo el élder Echo Hawk a Church News. Actualmente, se está llevando a cabo en Kirtland, Nuevo México, con siete parejas de misioneros en la zona.

“Todo esto se trata de conversión espiritual, una verdadera conversión. Así que estamos interesados ​​en dar a estos jóvenes Nativos Americanos una experiencia espiritual que les ayude en este rango de edad a prepararlos para el servicio misional”, dijo el élder Echo Hawk. “Entonces cuando terminen su servicio misional, nos gustaría verlos obtener una buena educación, una educación universitaria, y convertirse en futuros líderes en sus comunidades”.

El Élder Andersen y el Élder Echo Hawk estrecharon agitaron las manos de los jóvenes. en una expresión de amor y confianza.

 

 

 

 

Este artículo fue escrito originalmente por el staff de lds.org y compartido en ldsliving.com, con el título “Elder Andersen Tells Native American Members They Are a Part of the Book of Mormon” Español ©2017 LDS Living, A Division of Deseret Book Company | English ©2017 LDS Living, A Division of Deseret Book Company