En esta lección del Libro de Mormón, estudiaremos  Los capítulos 6 al 12 del Libro de Helamán. El objetivo de la clase es reconocer el ciclo que lleva de la rectitud a la iniquidad y de vuelta a la rectitud. Esta clase se divide en 4 secciones, cada una de las cuales tiene que ver con una de las etapas del ciclo del orgullo. Ellas son: Rectitud y prosperidad; Orgullo e iniquidad; Destrucción y sufrimiento; Humildad y arrepentimiento.

EL ciclo del orgullo del Libro de Mormón

El pueblo vive en rectitud y es bendecido con paz y prosperidad

Al analizar Helamán 6:1-14, veremos que Nefi y Lehi habían sido misioneros entre los lamanitas y habían ayudado a muchos de ellos a arrepentirse y bautizarse. En poco tiempo los lamanitas se volvieron más rectos que los nefitas. ¿Qué características poseían los lamanitas que les permitieron volverse más rectos que muchos de los nefitas?

Los nefitas se vuelven orgullosos e inicuos

Al analizar Helamán 6:15- 10:1, veremos que después que los nefitas se volvieron prósperos, muchos comenzaron a olvidarse de Dios y a buscar riquezas y otras cosas mundanas.  Cuando los nefitas continuaron en su iniquidad, el Señor envió a Nefi, el hijo de Helamán, a llamarles al arrepentimiento. Cuando Nefi vio la iniquidad  del pueblo, “su corazón se llenó de dolor”. Se arrodilló para orar.

El presidente Ezra Taft Benson dijo: “Los dos grupos que tienen más dificultad en seguir al profeta son los orgullosos que poseen conocimiento y los orgullosos que son ricos, Los instruidos tal vez piensen que el profeta solo habla bajo inspiración cuando está de acuerdo con ellos; de otra manera, solo está dando su opinión y está hablando como hombre. Los ricos tal vez piensen que no tienen necesidad de recibir consejos de un humilde profeta.

El Señor da a Nefi el poder para sellar. Los nefitas impenitentes padecen la guerra y el hambre

Al analizar los versículos de Helamán 10:2- 11:6, veremos que los nefitas se olvidaron del Señor y continuaron en su iniquidad, por lo que experimentaron destrucción y sufrimientos devastadores.

El Señor dio a Nefi el poder para sellar, diciéndole que “todas las cosas le serían hechas según su palabra”. ¿Por qué  le confío el Señor a Nefi tan gran poder? ¿Qué le sucedió al pueblo después que rechazó a Nefi y desobedeció a Dios?  ¿Qué pidió Nefi en oración para que el pueblo recordara al Señor y se arrepintiera?

Los Nefitas se humillan y se arrepienten

Al analizar los versículos de Helamán 11:7-38; 12, veremos la destrucción y el sufrimiento ocasionados por el hambre hicieron que los nefitas acudieran al Señor para que se les diera alivio. Se humillaron y se arrepintieron. El presidente Gordon B. Hinckley dijo: Busquen las verdades sempiternas, no el capricho pasajero. Busquen las cosas eternas de Dios, no lo que está aquí hoy y mañana desaparece. Acudan a Dios para que vivan.”