Si aún no te has enterado (con suerte, si lo hiciste). Recientemente, unos  investigadores descubrieron centenas de  miles de estructuras maya bajo la selva de la Península de Yucatán. Es un gran acontecimiento para los arqueólogos, historiadores y… Mormones.

Desde que National Geographic reveló la historia, varios importantes medios de comunicación la han estado difundiendo en todo el país y el mundo. Lee la historia aquí o mira este video.

Muy bien, ahora que tienes una idea de cuan importante es esta noticia, descubramos qué significado tiene para los mormones.

Esto es lo que NO estoy diciendo

Mayas y el libro de mormon

NO estoy afirmando que el sitio arqueológico Maya sea una ciudad del Libro de Mormón. De eso, no se trata el artículo. En mi opinión personal (que no debería importar mucho) sobre el tema: No me sorprendería si resultara ser una ciudad del Libro de Mormón pero tampoco me sorprendería que no fuera así.

No estoy lo suficientemente calificado como para ser capaz de analizar los detalles arqueológicos y debatir los pequeños detalles históricos de tal manera que pueda confirmar o desaprobar si este es o no es un lugar del Libro de Mormón. (Aunque tal vez mis amigos de Book Of Mormon Central si lo pueden hacer).

Dicho esto, me siento cómodo de decir sobre el descubrimiento maya:

Esto es lo que YO ESTOY diciendo

Mayas y el libro de mormon

Sabemos mucho menos de lo que creemos saber

Este descubrimiento me dice eso,  como raza humana, sabemos mucho menos de lo que creemos saber.  Esta nueva tecnología LiDAR acaba de convertir décadas de pensamiento científico en su guía. Lo que antes se creía que era imposible ahora es una realidad.

“América Central apoyó a una civilización desarrollada que era… más comparable a las culturas sofisticadas como la antigua Grecia o China que a los estados dispersos y escasamente poblados de la ciudad que la investigación del terreno había indicado durante mucho tiempo” informa Nat Geo.

Repentinamente, en 2018, conceptos como la antigua agricultura desarrollada, los sistemas de la superficie y poblaciones mucho más densas en América Central están siendo ampliamente aceptados.

“Entre los descubrimientos más sorprendentes estaba la gran presencia de muros de defensa, murallas, terrazas y fortalezas. “No solo ocurrieron guerras hacia el final de la civilización,” dijo Garrison, un explorador de National Geographic. “Fueron a gran escala y sistemáticas y duraron muchos años.”

“Lo que sabemos” está sujeto a cambiar 

El artículo de Nat Geo cita a un explorador que dijo que los investigadores “necesitarán 100 años para investigar todo [los datos] y entender realmente lo que estamos viendo.” Podría ser (y me atrevo a decir que es probable) que cincuenta años bajo la superficie, los investigadores harán otros descubrimientos revolucionarios únicamente a partir del sitio maya. Quién sabe que más se descubra en todo el mundo y qué preconceptos serán destruidos en el futuro.

Creo que mi punto es el siguiente: no sería prudente confiar demasiado en la investigación arqueológica o científica para confirmar o negar la veracidad del Libro de Mormón. Para aquellos que citan investigaciones “concluyentes” para refutarlo, puede llegar el día en que la nueva tecnología y los descubrimientos invaliden por completo la investigación previa. Lo mismo puede suceder a aquellos que la usan para apoyar el Libro de Mormón.

Elder Maxwell resumió este punto de una manera muy hermosa cuando dijo,

“Es el parecer del autor que todas las escrituras, incluido el Libro de Mormón, permanezcan en el ámbito de la fe. La ciencia no podrá probar o refutar las Santas Escrituras. De una manera u otra, se presentarán suficientes pruebas creíbles para evitar que los escarnecedores saquen provecho pero no lo suficiente para eliminar la necesidad de la fe. Los creyentes deben ser pacientes durante dicha revelación.”

 

Este artículo fue orginalmente escrito por David Snell publicado en mormonhub.com con el título “1 Thing the Mayan ‘Megalopolis’ Discovery Means for Mormons.”