“Las Autoridades Generales de la Iglesia estudian con frecuencia las escrituras, son académicos preparados y hombres escogidos por Dios, pero también son amorosos seres humanos, tan reales como nosotros.”

La Visita Sorpresa del Presidente Oaks a Jerusalén

Hay algunos discursantes de la Conferencia General con los que personalmente me conecto más que con otros. De todos, El Presidente Eyring es mi orador favorito.

También te puede interesar:6 Maneras en las que el Señor ha preparado al Presidente Nelson para ser nuestro nuevo Profeta

El Elder Maxwell recibió al Elder Eyring en el Quórum de los Doce Apóstoles describiéndolo de la siguiente manera: “[Él] es una combinación especial de dulzura e inteligencia.” (Absteneos De Toda Impiedad) Estoy totalmente de acuerdo. El Presidente Eyring se conecta con mi mente y mi corazón cuando habla. Él es muy poderoso.

Admiro a todos los discursantes de la Conferencia, pero a veces, cuando los escucho hablar, su estilo es tan formal que me es difícil conectarme personalmente con ellos. El Presidente Oaks fue uno de los que siempre admiré por su vasto conocimiento bíblico y doctrinal, pero con él que no podía sentir ninguna conexión personal. Eso fue hasta que vino al Centro BYU de Jerusalén durante mis estudios en el extranjero.

Durante semanas, hubo una gran emoción por nuestro “discursante e invitado especial”; sabíamos que no podía ser Elder Holland, ya que él acababa de visitarnos el semestre anterior. Todos dimos nuestras posibilidades y opiniones, pero ninguno de nosotros sabía realmente quién podría ser. Cuando llegó el Elder Oaks, todos lo saludamos con sorpresa y amor.

Tuve la oportunidad de cantar en un pequeño número musical a unos metros de distancia de él. Tuve la oportunidad de escuchar hablar a su encantadora esposa. Tuve la oportunidad de escucharlo hablar desde el corazón, sin guión alguno. Tuve la oportunidad de recibir el consejo y revelación personal de un Apóstol de Dios para un grupo de estudiantes universitarios. Tuve la oportunidad de darle la mano y mirarlo a los ojos. Él era divertido, compasivo y versátil. Este Elder Oaks se sentía tan diferente al que escuché en la Conferencia. Escucharlo hablar en Jerusalén lo volvió tan real y humano para mí.

La Visita Sorpresa del Presidente Nelson a Oakland

Jana Riess tuvo una experiencia similar cuando el Presidente Nelson, recientemente ordenado Profeta, sorprendió a los miembros del SUD del área de Oakland el domingo pasado. Jana Riess es una escritora, con PhD en Estudios Religiosos Americanos y columnista principal de Religion News Service. Ella se encontraba de visita en Oakland esa semana para dar un discurso sobre los mormones millennials y, por coincidencia, su discurso fue dado la noche anterior en el mismo edificio que visitó el Presidente Nelson.

De acuerdo con el artículo de Jana: “Aparentemente, los líderes de Estaca no tenían permitido pasar la voz sobre la visita de Presidente Nelson hasta esa mañana …se sintió como cualquier otra conferencia de Estaca en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.” Sin embargo, algunos elementos le parecieron a Jana diferente de las reuniones de la iglesia.

Primero, hablaron más mujeres que hombres. La primera discursante fue una mujer joven que demostró un gran reconocimiento y amor por las personas que la rodeaban. La segunda era una madre joven y divorciada que hablaba con autenticidad y fe.

El Presidente Nelson, por supuesto, fue el último orador. Jana describe sus comentarios como “elocuentes y sentidos.” Algunos elementos de la charla del Presidente Nelson que lograron tocar a los miembros fueron que reconoció a las mujeres y a los niños que habían hablado antes que él. Reconoció al coro de niños que cantó justo antes de sus comentarios y los llamó, “el futuro de la Iglesia.”

También expuso con vulnerabilidad un “remordimiento muy humano” que Jana compartió en su artículo. El Presidente Nelson dijo de su abuela: “Ni una sola vez le pregunté sobre su vida como conversa y como pionera. Me encantaban sus galletas llenas con pasas, así que cada viaje a casa de la abuela estuvo lleno de avaricia. Desearía poder hacer todo eso otra vez. Si tienes abuelos vivos, habla con ellos. Tomen algunas notas.” Otro elemento de conexión  fue que “presumía de sus nietos” como cualquier abuelo.

Jana concluye: “Tengo que decir que prefiero este Presidente Nelson que al que he visto en la Conferencia General. Aquí había un hombre en su elemento, obviamente dotado en las relaciones interpersonales, con un sorprendente sentido del humor que no había visto antes.” Me sorprendió que alguien sintiera lo mismo que yo al escuchar a las Autoridades Generales fuera de la Conferencia.

Y no somos los únicos.

Mi padre no es miembro de la Iglesia, pero cuando mis padres estaban juntos, mi madre ocasionalmente llevaba a mi papá a varias reuniones mormonas. Mi padre siempre estuvo dispuesto a ir y apoyarla. Todavía hace lo mismo por mis hermanos y por mí. Cada semana en mi misión, el correo electrónico de mi papá era el primero en mi bandeja de entrada. Cuando salí del templo después de sellarme mi esposo, mi padre fue el primero en abrazarme. Definitivamente gana el premio al mejor padre de una niña mormona.

Cuando era una pequeña, mi mamá llevó a mi padre a la sesión de adultos de la Conferencia de Estaca. No recuerdo quién habló, pero recuerdo que un Apóstol habló en esa reunión. Su estilo casual, humorístico y versátil sorprendieron por completo a mi papá. Le encantaba lo real y humano que parecía este líder en comparación con lo que escuchó cuando vio Conferencia con nosotros. Él amaba al Apóstol “en vivo” como Jana describió al Presidente Nelson.

Entonces, todas nuestras observaciones nos dejan con una pregunta. Si todos nos conectamos más con la versión en vivo y real de nuestros líderes, ¿por qué sus personalidades son tan diferentes en la Conferencia General?

Algunas Posibles Respuestas

Tengo que reconocer que dirigir una Iglesia mundial no puede ser fácil. Un comentario fuera de lugar en el podio podría confundir y engañar a la gente que se encuentra escuchando. Podría llevar años corregir el daño de una falsedad doctrinal enseñada en la Conferencia General, debido a que los miembros de la audiencia pueden y tomarán cualquier cita que una Autoridad General diga como escritura, por lo tanto todos los mensajes deben ser claros y universales. Entonces, tiene sentido que los mensajes dirigidos a una audiencia mundial necesiten ser minuciosamente directos.

Para garantizar la claridad y la universalidad, las Autoridades Generales atraviesan un largo proceso de redacción y revisión para realizar sus discursos en las Conferencias. El Elder Oaks le dijo a MormonChannel: “Nunca he dado un discurso en una Conferencia General en la que tuve menos de ocho borradores distintos. He llegado a tener como 15.” Con tantas revisiones, se puede deducir lógicamente que el humor, la holgura y la versatilidad podrían perderse fácilmente.

Así mismo, el propósito de una Autoridad General no es entretenernos. Si primero buscamos humor o diversión y después el aprendizaje espiritual (como yo a menudo lo hago), podemos salir de la reunión sintiéndonos insatisfechos, independientemente del entorno. Dicho esto, no creo que sea necesariamente dañino buscar los elementos humanos y reales de las Autoridades Generales. Cuando los veamos llegar al podio, creo que está bien que pensemos en sus personalidades y en sus relaciones interpersonales reales con sus cónyuges, hijos y nietos. Así mismo, espero que cuando los vea me ponga a pensar principalmente en sus relaciones con Jesucristo.

Por último, es mucho más fácil ser sincero cuando sabes exactamente a quién te diriges. Las transmisiones de la Conferencia General se dirigen todo el mundo, una plataforma tan grande simplemente no permitirá nada menos que una doctrina que sea planificada, revisada y recitada.

Cualquier persona, desde un miembro de la Iglesia de toda su vida, a un niño pequeño que presta atención a la Conferencia por primera vez, al padre del niño, a los líderes mundiales, hasta los reporteros, pueden y tienen acceso a la Conferencia General.

Explorar las posibles razones del por qué las personalidades de las Autoridades Generales son tan diferentes en la Conferencia me han hecho sentir muy agradecida por su tiempo, preparación y sabiduría. También me siento agradecida de que ocasionalmente tengamos la oportunidad de escuchar las versiones “en vivo” de nuestros discursantes favoritos.

Desde mi experiencia con el Elder Oaks en Jerusalén, comencé a ver a todas las Autoridades Generales bajo una luz ligeramente diferente. Todos ellos estudian las escrituras, son académicos preparados y hombres escogidos por Dios. Ellos también son amorosos seres humanos. Son ambos partes todo el tiempo, pero no tienen el deber de presentarnos su lado más humano todo el tiempo.

En última instancia, su deber es presentarnos las palabras de Dios de la manera más clara posible. Cuando los tenemos en un entorno más pequeño, bueno, es sólo algo extra para nosotros, para poder ayudarnos a profundizar nuestra fe en ellos como Autoridades Generales y en ellos como personas.

Este artículo fue escrito originalmente por Angela Cava fue publicado por mormonhub.com el título: “When General Authorities Surprise Us