El año pasado durante la conferencia general, las noticias y las redes sociales tendieron a fijarse en un aspecto de los discursos de la conferencia general del presidente Thomas S. Monson: la duración de los discursos.

Si bien esto llevó a algunos a especular y adivinar las razones, me sorprendió que la mayoría de estas publicaciones perdieron un aspecto notable de estos discursos. Es algo que he visto una vez más en esta conferencia en abril.

 

El Presidente Thomas S. Monson estaba en el púlpito como un profeta de Dios y dio mensajes que tan desesperadamente necesitábamos escuchar. No puedo imaginar lo imposible que debe ser para los líderes de nuestra Iglesia volar por todo el mundo asistiendo a reuniones y dedicatorias de templos, incluso mientras reciben nueva revelación e implementar programas inspirados para nuestra Iglesia.

A pesar de todo esto, el Presidente Monson y el resto de nuestros apóstoles se sacrifican tanto para guiarnos y estar allí para los miembros de la Iglesia.

No importa la duración de los mensajes del Presidente Monson, dijo palabras que necesitaba oír. Él compartió verdades que cada miembro de la Iglesia necesita saber, las que se aplican de manera tan clara y conmovedora a lo que más necesitamos hoy, ahora mismo en nuestras vidas. ¡Estoy infinitamente agradecida por la oportunidad de escuchar la voz de nuestro profeta!

Por un momento, no te preocupes por la longitud ni por nada más y escucha estas palabras inspiradas de un profeta, de esta y de las conferencias generales del año pasado:

 

ABRIL 2017

 

“pero la caridad es el amor puro de Cristo, y permanece para siempre; y a quien la posea en el postrer día, le irá bien” (Moroni 7:44-47)…

 

“Las Escrituras nos enseñan que el ejercicio justo del sacerdocio depende de que vivamos los principios de bondad, caridad y amor…”

 

“Hermanos, examinemos nuestras vidas y tomemos la determinación de seguir el ejemplo del Salvador de ser bondadosos, cariñosos y caritativos; y al hacerlo, estaremos en una mejor posición de suplicar que los poderes del cielo desciendan sobre nosotros, sobre nuestras familias y sobre nuestros compañeros de viaje en este a veces difícil trayecto, de vuelta a nuestro hogar celestial.” Abril 2017 Sesión del Sacerdocio

 

“Vivimos en un tiempo de gran angustia y maldad, ¿qué nos protegerá del pecado y del mal tan frecuentes en el mundo de hoy?” Yo sostengo que un fuerte testimonio de nuestro Salvador, Jesucristo y de su evangelio nos ayudará a alcanzar la seguridad. Si usted no está leyendo el Libro de Mormón todos los días, por favor hágalo. Si lo lee en oración y con un sincero deseo de conocer la verdad, el Espíritu Santo le manifestará su verdad a usted. Si es verdad, y yo testifico solemnemente que lo es, entonces José Smith fue un profeta que vio a Dios el Padre y Su Hijo, Jesucristo.”

“Si no tiene un firme testimonio de estas cosas, haga lo que sea necesario para obtener uno. Es esencial que tenga su propio testimonio en estos tiempos difíciles, porque los testimonios de otros sólo lo llevarán hasta cierto punto.”

“Queridos asociados en la obra del Señor, imploro a cada uno de nosotros que estudiemos y reflexionemos con oración cada día el Libro de Mormón. Al hacerlo, estaremos en condiciones de escuchar la voz del Espíritu, resistir la tentación, para superar la duda y el miedo, y para recibir la ayuda del cielo en nuestras vidas.”

(Abril 2017 Sesión del Domingo por la mañana)

 

OCTUBRE 2016

 

“En 1833, el Señor reveló al profeta José Smith un plan para una vida saludable. Ese plan se encuentra en la sección 89 de Doctrina y Convenios y se conoce como la Palabra de Sabiduría. Da indicaciones específicas en cuanto a los alimentos que comemos, y prohíbe el uso de substancias que son perjudiciales para nuestro cuerpo.

A los que son obedientes a los mandamientos del Señor y que fielmente obedecen la Palabra de Sabiduría, se les prometen bendiciones especiales, entre ellas buena salud y fortaleza física (D&C 89: 18-20).

Hermanos, que cuidemos de nuestro cuerpo y de nuestra mente al guardar los principios que están en la Palabra de Sabiduría, un plan dado por los cielos. Con todo mi corazón y mi alma, testifico de las gloriosas bendiciones que nos aguardan si lo hacemos.” Octubre 2016 Sesión del Sacerdocio

 

“Una parte fundamental del plan es nuestro Salvador Jesucristo. Sin Su sacrificio expiatorio, todo estaría perdido. Sin embargo, no es suficiente simplemente creer en Él y en Su misión; es necesario que nos esforcemos y aprendamos, que escudriñemos y oremos, que nos arrepintamos y mejoremos; es necesario que conozcamos las leyes de Dios y que las vivamos; es necesario que recibamos Sus ordenanzas de salvación; y únicamente si lo hacemos así, obtendremos la felicidad verdadera y eterna.

Somos bendecidos por tener la verdad, y tenemos el mandato de compartir la verdad. Vivamos la verdad, a fin de que merezcamos todo lo que el Padre tiene para nosotros. Él no hace nada a menos que sea para nuestro beneficio…

 

Desde lo más profundo de mi alma y con toda humildad, testifico del gran don que el plan de nuestro Padre es para nosotros. Es el único camino perfecto para tener paz y felicidad tanto aquí como en el mundo venidero”. Octubre 2016 Sesión del Domingo por la mañana

 

ABRIL 2016

 

“En Doctrina y Convenios, sección 121, versículo 36, leemos que “… los derechos del sacerdocio están inseparablemente unidos a los poderes del cielo”. Qué don tan maravilloso se nos ha dado. Es nuestra la responsabilidad de guardar y proteger ese sacerdocio, y ser dignos de todas las bendiciones gloriosas que nuestro Padre Celestial tiene preparadas para nosotros y para otras personas por medio de nosotros.

 

Dondequiera que vayan, su sacerdocio va con ustedes. ¿Están permaneciendo en lugares santos? Antes de que se pongan en peligro ustedes mismos y a su sacerdocio, aventurándose a entrar en ciertos lugares o participando en actividades que no sean dignas de ustedes ni de ese sacerdocio, deténganse a considerar las consecuencias. Recuerden quiénes son y lo que Dios espera que lleguen a ser. Ustedes son hijos de la promesa, hombres investidos con poder. Ustedes son hijos de Dios.” Abril 2016 Sesión del Sacerdocio

 

“Que mantengamos el valor de desafiar la opinión general; que escojamos el difícil bien en lugar del fácil mal. Al contemplar las decisiones que tomamos en nuestra vida cada día —elegir entre una cosa o la otra—, si escogemos a Cristo, habremos tomado la decisión correcta.” Abril 2016 Sesión de Domingo por la mañana

 

Este artículo fue escrito originalmente por Danielle B. Wagner y fue publicado en ldsliving.com

con el título “President Monson’s Shorter Conference Talks: What’s Crucial for Us to Remember That We’reOverlooking”http://www.ldsliving.com/President-Monson-s-Shorter-Conference-Talks-What-It-s-Crucial-for-Us-to-Remember/s/83342 Español ©2017 LDS Living, A Division of Deseret Book Company | English ©2017 LDS Living, A Division of Deseret Book Company