Dieter f. Uchtdorf y su historia de amor

El Sábado pasado por la noche, el Presidente Dieter F. Uchtdorf se dirigió a los hombres en la sesión del sacerdocio sobre establecer matrimonios y las familias más fuertes. Poco después de dar este mensaje, su mente se volvió a su dulce esposa, Harriet,lo que impulso a que compartiera su increíble historia de amor en Facebook.

Del amor a primera vista al amor no correspondido, la historia del Presidente Uchtdorf puede ser la historia de amor de cualquier persona.

“Esta noche hable sobre como salvaguardar y establecer nuestros matrimonios y familias. Mientras hablaba, pensé en mi amada esposa Harriet.

“Creo que me enamoré de ella desde el primer momento que la vi. Por desgracia, no parecia que esta hermosa mujer joven sentia lo mismo por mí. Pero el tiempo paso, y, finalmente, me case con la mujer que había amado alguna vez desde la primera vez que la vi. El proceso no ha sido fácil, hubo momentos de sufrimiento y desesperación, pero finalmente mi felicidad fue completa, y todavía lo es, más aún.

“He aprendido que en el plan de felicidad de Dios, no estamos tanto buscando a alguien perfecto, sino a una persona con la que, a lo largo de toda la vida, podamos unir esfuerzos para crear una relación de amor, duradera y perfecta.

“A todos, los casados o solteros, les digo :. Dejen que el amor puro de Cristo llene su corazón, cualquier problema de familia, matrimonio, y todo lo que hay que hacer para resolverlos desde el principio al final, la solución es la caridad, el amor puro de Cristo. “la caridad nunca deja de ser.” verdaderamente salva matrimonios.

Esto me recuerda al mensaje que el Presidente Uchtdorf compartió en conferencia de mujeres en 2010, “y fueron felices para siempre”, cuando contó un poco más a fondo sobre la forma en que se ganó a Harriet – y a su madre.

“Cuando teniamos actividades especiales en la iglesia, me montaba en mi bicicleta a la casa de Harriet y tocaba el timbre. La madre de Harriet por lo general, respondia. De hecho, ella abria la ventana de la cocina de su apartamento en el cuarto piso y me preguntaba que quería. Yo le decia si a Harriet le gustaría que la lleve a la iglesia en mi bicicleta. la madre de Harriet dicia, ‘No, ella va a ir después, pero a mi me gustaria ir contigo a la iglesia. “Eso no era exactamente lo que tenía en mente, pero ¿cómo iba a declinar?

” Nos dirigimos a la iglesia. Debo admitir que tenía una bicicleta de carretera muy impresionante. La madre de Harriet se sentó en la parte superior del tubo justo a la barra delante de mí, y yo trataba de ser el conductor de la bicicleta más elegante por los caminos que pasabamos.

“Pasó el tiempo. Si bien hermosa Harriet estaba viendo muchos otros jóvenes, parecía que no pudia hacer ningún progreso con ella.
“¿Estaba decepcionado? Sí.
“¿Estaba derrotado? !Por supuesto que no!

“En realidad, mirando hacia atrás reconozco que no se pierde nada en absoluto al estar en buenos términos con la madre de la chica de tus sueños.

“Años más tarde, después de haber terminado mi formación como piloto de combate de la Fuerza Aérea, experimenté un milagro moderno en la respuesta de Harriet a mi constante invitacion para salir. Un día me dijo, ‘Dieter, has madurado mucho durante estos últimos años.’

“Luego de unos meses ya estaba casado con la mujer que había amado desde la primera vez que la vi. El proceso no ha sido fácil, hubo momentos de sufrimiento y desesperación, pero finalmente mi felicidad fue completa y lo sigue siendo,  aún más”.