Mensaje de Pascua

La Primera Presidencia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días publicó el siguiente mensaje de Pascua:
Jesucristo es el Hijo de Dios, el Jehová del Antiguo Testamento y el Mesías del Nuevo Testamento. Él murió y resucitó, y vive en la gloria con el Padre Eterno.

Como resultado del sacrificio expiatorio, muerte y resurreción de nuestro Salvador, somos beneficiarios de su misericordia y gracia. En un mundo de problemas e incertidumbre, su paz puede llenar nuestro corazón y aliviar nuestras mentes. Jesús es en realidad “el camino, la verdad y la vida” de los hijos de Dios en todas partes (Juan 14: 6).

En este tiempo de Pascua damos nuestro testimonio seguro de que Jesús es el Cristo. Aunque fue crucificado, se levantó triunfante de la tumba para nuestra bendición eterna y beneficio. Él es nuestro Abogado y Salvador. Él ha hecho por toda la humanidad lo que ningún otro podría haber hecho. Gracias a Dios por el don de su amado Hijo, nuestro Salvador, el Redentor del mundo, el Cordero sin mancha que fue ofrecido como sacrificio por toda la humanidad.

Thomas S. Monson
Henry B. Eyring
Dieter F. Uchtdorf