Millonario deja todo para servir al Señor

Durante la Conferencia General de abril de 2016 el Elder Peter Meurs, de 59 años, de Australia fue llamado a ser Setenta Autoridad General de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Al aceptar este llamamiento, el Elder Meurs renunció a su posición lucrativa como director ejecutivo de Fortescue Metals Group, una compañía minera australiana. Este sacrificio ha desconcertado a sus compatriotas y los diarios mas prominentes de Australia han cubierto la noticia con sorpresa.

El Elder Meurs ha tenido mucha experiencia en el servicio a la Iglesia, después de haber sido un presidente de rama, obispo, Pesidente de estaca y Setenta de Área, a la par fue capaz de llenar estas distintas posiciones mientras seguía su carrera profesional.

De acuerdo con Deseret News,

Elder Meurs es un ingeniero mecánico que desarrolló los campos de petróleo y gas y luego se convirtió en socio fundador de Worley Parsons Limited, una compañía internacional de servicios de ingeniería y gestión de proyectos.

Hace seis años, dejó Worley Parsons para unirse a Fortescue Metals como CEO de la compañía. Otro ejecutivo finalmente ganó ese trabajo, pero Elder Meurs quedó en Fortescue y dirigió un proyecto de expansión de 9 mil millones de dolares.

El sirvió en la exploración y desarrollo de negocios al momento de ser llamado. Su renuncia fue efectiva el lunes.

Elder Meurs sigue siendo un importante accionista de la empresa. Inicialmente servirá a través de los muchos departamentos de la Iglesia antes de ser asignado a uno.

El Elder Meurs ha sido conocido en el mundo de los negocios por sus ideas innovadoras y su esfuerzo para construir un ambiente familiar abierto en el lugar de trabajo. Fortescue es bien conocido por patrocinar iniciativas que promueven la conversación civil y la resolución de problemas. En 2014 la compañía ayudó a reunir a los líderes religiosos internacionales como el Papa Francisco para firmar una declaración conjunta en 2014 contra el tráfico de personas, la prostitución y la esclavitud moderna.

Meurs es algo más que un ejecutivo de Fortescue; él es el 12º mayor accionista de la minera de hierro con más de $ 30 millones en acciones.

El Elder Meurs declaró a The Sidney Morning Herald uno de los diarios mas importantes de dicho país:

“No es el salario lo que esta haciendo que me vaya de Fortescue,”  “Lo veo como una oportunidad de dar de mi después de recibir muchas bendiciones y tener tantas buenas oportunidades.” Elder Peter Meurs.

Este es un ejemplo de que el Señor siempre debe ser la prioridad más importante en nuestras vidas y ni todo el reconocimiento o dinero del mundo valen la pena cuando recibimos el llamado de servir al Señor.