Escrito por Church News y traducido para mormonsud.org

Realmente creo que, dado que todos somos hermanos y hermanas y vivimos durante un cierto tiempo en este planeta tierra, …los caminos de la vida se cruzan en muchos sentidos “, dijo el presidente Uchtdorf.

“A menudo ni siquiera conocemos. Que de alguna manera podemos tocar, como un rayo de sol, estas intersecciones de la vida de una manera que pueden dar lugar a algo bueno o incluso algo muy bueno. Pienso en lo que hizo Gail Halvorsen, lo que muchos otros hicieron , y veo cómo se hizo una diferencia en nuestras vidas. Si no aprendemos de eso, entonces, vamos a perder una parte hermosa de la vida. Si vamos por la vida con una vision bloqueada en lugar de ver a nuestro alrededor, estamos perdiendo “.

Puede interesarte: El presidente Uchtdorf se reúne con Harrison Ford y Presentan Premio de Aviación

Cuando tenía ocho años de edad, Dieter F. Uchtdorf miraba hacia hacia arriba para ver aviones volando dentro y fuera de Berlín. Él y su hermana habían viajado hasta allí desde su casa en Zwickau para una conferencia de la juventud SUD en 1949. Los aviones eran parte del puente aéreo de Berlín. Años más tarde, se supo que uno de los pilotos de transporte aéreo era un Santo de los Últimos Días, Gail Halvorsen, el renombrado “Bombardero de caramelos”.

El presidente Uchtdorf, Segundo Consejero de la Primera Presidencia, no tenía ni idea de si alguna vez vio el C-54 del hermano Halvorsen que volaba dentro y fuera de Berlín, pero cuando el Presidente Uchtdorf mira una fotografía de los niños y niñas de pie en un lado de una valla y Gail Halvorsen en el otro, puede verse a sí mismo en el aeropuerto de Tempelhof. “Yo tenia la misma edad de esos niños. yo miraba de la misma manera que esos niños lo hacían. Puedo imaginarme allí “, dijo.

Fuente:LDSLiving.com