“Sostener es mucho más que emitir un “voto” afirmativo. También señala nuestro deseo de guardar los mandamientos y ministrar a los demás.”

En los difíciles días posteriores a la inundación que afectó gran parte del sureste de Texas a fines del verano pasado, el Elder M. Russell Ballard, del Quórum de los Doce Apóstoles, viajó a las comunidades afectadas y participó de los servicios de adoración junto con los Santos de los Últimos Días locales.

También te puede interesar:El testimonio del presidente Russell M. Nelson como testigo especial de Cristo

Él estaba en la misión de ministrar. El Apóstol confortó a los miembros cansados de las inundaciones en sus capillas y las casas cerca del mar. Él agradeció a las personas por ofrecer el servicio y ayuda bajo el ardiente sol.

apóstoles

A dondequiera que iba, los miembros, junto con muchos otros, se acercaban para estrechar su mano. Fue un gesto de apreciación. Le agradecieron al Apóstol por su apoyo, para los miembros de la Iglesia, cada apretón de manos también comunicaba un sentimiento común, sostener a los líderes:

“Oro por ti. Te apoyo. Yo te sigo. Confío en ti.”

Es una escena que se repite cada vez que los miembros de los Doce Apóstoles están con aquellos en quienes confían y sostienen en sus deberes apostólicos.

En una religión de más de 16 millones de miembros, son relativamente pocos los miembros de la Iglesia que hablan cara a cara con un Apóstol. Muchos otros nunca estrecharán la mano de un Apóstol, pero cada miembro, a través de su voto de sostenimiento formal y sus acciones diarias de apoyo, establece conexiones personales con los Doce, junto con la Primera Presidencia y otros líderes generales de la Iglesia:

“Oro por ti. Te apoyo. Yo te sigo. Confío en ti.”

Como elemento final de la serie de Noticias de la Iglesia sobre el Apostolado, varios miembros del Quórum de los Doce Apóstoles hablaron de lo que significa ser sostenido por sus compañeros miembros de la Iglesia.

Un compromiso de consentimiento común

Cuando el Elder Jeffrey R. Holland llama a una nueva presidencia de estaca, a menudo toma unos momentos durante la conferencia de estaca para discutir por qué se les pide a los miembros que sostengan a sus líderes, incluidos los Apóstoles.

“La membresía en la Iglesia es un asunto muy personal. Cada persona cuenta. Es por eso que nos basamos en el principio del consentimiento común”, dijo él. “Queremos que todos tengan una opinión, que se expresen y que se unan para seguir adelante”.

Pidió un voto de sostenimiento en las conferencias generales y locales, agregó él, es un recordatorio de que “todos estamos en la Iglesia juntos y que nadie busca una posición”.

Para los Apóstoles, el ser sostenidos por los miembros de la Iglesia es espiritualmente similar a recibir alimentos que dan vida, agregó el Elder Holland. “Cada voz cuenta y cada mano de ayuda”.

Una asamblea solemne

asamblea solemne

El Elder Gerrit W. Gong y el Elder Ulisses Soares nunca olvidarán el 31 de marzo de 2018. Por primera vez, los miembros de todo el mundo, reunidos en asamblea solemne, alzaron sus manos para sostenerlos como “profetas, videntes y reveladores”.

Este evento trajo el acto de sostener a los Apóstoles trajo a ambos hombres a ser participes de esto.

“Los sostenemos con nuestro brazo en alto, pero también con nuestros corazones y nuestras acciones”, dijo el Elder Gong. “Sostenemos a los líderes de la Iglesia de la misma manera que nos sostenemos mutuamente”.

La fe precede al sostenimiento, añadió el Elder Soares.

“Al sostener (a los Apóstoles), estás ayudando al Salvador a realizar Su trabajo. Tu fe ayuda al Señor a lograr lo que Él comunica a través de Sus profetas y reveladores.”

Sostener es mucho más que emitir un “voto” afirmativo. También señala nuestro deseo de guardar los mandamientos y ministrar a los demás, dijo el Elder Gong.

Orar por los Apóstoles sigue siendo un elemento valioso de sostenimiento, dijo el Elder Soares. “Somos personas comunes, y el Señor nos ha llamado a algo que está por encima de nuestra capacidad. Pero creemos que podemos alcanzar esa capacidad porque la gente está orando por nosotros”.

Ser una sola voz

Dieter F Uchtdorf

El Elder Dieter F. Uchtdorf aprendió de primera mano el vínculo esencial entre sostener y orar por los Apóstoles durante los días previos a la Conferencia General de octubre de 2004.

Mientras disfrutaba de una caminata con su esposa, la hermana Harriet, el Elder Uchtdorf, en ese entonces una Autoridad General de los Setenta, reflexionó sobre el llamado del Apóstol. Dos líderes de la Iglesia, el Elder David B. Haight y el Elder Neal A. Maxwell, habían fallecido unos meses antes, dejando un par de vacantes en los Doce.

Los pensamientos de los Uchtdorf se volvieron hacia los dos hombres que iban a llenar esos asientos vacíos. Esos hermanos estarían aceptando una tarea abrumadora y para toda la vida. Requerirían el apoyo sostenido de los miembros de la Iglesia en todas partes.

“Llegamos a casa y oramos por ellos”, dijo ella. La pareja le pidió a Dios que sostuviera a los dos futuros apóstoles, y que los miembros de la Iglesia sostuvieran a sus nuevos líderes.

Días después, el Elder Uchtdorf, junto con el Elder David A. Bednar, fueron llamados al Quorum de los Doce Apóstoles.

La fuerza y ​​la confianza llenaron al humilde Apóstol cuando vio a decenas de miles de miembros levantar su mano para sostenerlo a él y al Elder Bednar.

“Fue un apoyo maravilloso”.

Sostener uno es Sostener a todos

Élder Cook en Pinceton

El Elder Quentin L. Cook dijo que él y sus compañeros en el Quórum de los Doce Apóstoles, junto con la Primera Presidencia, solicitan la guía del Señor como unidad.

“Buscamos con todos nuestros corazones ser una voz unificada”, compartió él. “Como Quórum y Primera Presidencia, tratamos con todos nuestros corazones de enseñar y encontrar aquellas cosas que el Señor querría enseñar en este momento para fortalecer la fe”.

En ese mismo espíritu, los Santos de los Últimos Días que dan su voto de sostenimiento a un Apóstol de manera individual sostienen simultáneamente a todo el Quórum de los Doce.

Ese voto sagrado levanta y bendice a los Apóstoles, pero también levanta los que sostienen, agregó el Elder Cook. “Les da poder, los bendice y les da orientación”.

Un voto de confianza, fe y perdón

dale renlund y esposa

Al aceptar el llamado al Apostolado, los miembros de los Doce “están obligados” a seguir la voluntad del Señor, dijo el Elder Dale G. Renlund. Al elegir sostener a los Doce Apóstoles, los miembros de la Iglesia demuestran su confianza en la promesa de obediencia de cada Apóstol al Salvador.

Sostener a los Apóstoles también significa “actuar con fe” y seguir la dirección de los Apóstoles porque uno cree que los Doce están comunicando el consejo de Dios.

Sostener a los Apóstoles a veces puede significar defenderlos de ataques injustos o declaraciones falsas, agregó, siendo juiciosos y respetuosos. Si el costo de, por ejemplo, ganar una pelea en Twitter causa más daño que bien, “hubiera sido mejor ignorarlo y dejarlo ir”.

“Otra cosa que los miembros pueden hacer para sostenernos, como uno de los Doce Apóstoles, es perdonarme por no ser perfecto”, dijo el Elder Renlund con una sonrisa.

Este artículo fue escrito originalmente por Jason Swenson y fue publicado por ldschurchnews.com bajo el título de “What does it really mean to sustain Church leaders? Here’s what the Apostles say