Al esforzarme por hacer la obra misional como miembro o escribir sobre la fe, siempre surge una interrogante: ¿Cuándo y cómo debo utilizar el término mormón?

Porque seamos sinceros, ese es el término por el que la mayor parte del mundo nos conoce. Sin embargo, en 3 Nefi 27:8 leemos estas palabras del Salvador:

“¿Y cómo puede ser mi iglesia salvo que lleve mi nombre? Porque si una iglesia lleva el nombre de Moisés, entonces es la iglesia de Moisés; o si se le da el nombre de algún hombre, entonces es la iglesia de ese hombre; pero si lleva mi nombre, entonces es mi iglesia, si es que están fundados sobre mi evangelio.”

También te puede interesar: ¿Qué es un mormón? ¿En qué creen los mormones?

Recientemente, el Presidente Russell M. Nelson declaró:

“El Señor ha recalcado en mi mente la importancia del nombre que Él reveló para Su Iglesia, a saber, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Todavía tenemos trabajo por hacer para estar en armonía con Su voluntad.”

Como señaló el artículo de Church News, el problema con utilizar el término mormón o muchos nombres abreviados para La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es que se suprime el enfoque principal de nuestra religión: Jesucristo.

mormón

Pero, ¿Eso qué significa para Mormon Newsroom, mormon.org y Church News? Mormon Newsroom ya cambió su nombre por “Newsroom” y el Presidente Nelson señaló que cambios e información futuros estarán disponibles pronto.

Mientras tanto, ¿Cómo podemos saber qué términos debemos utilizar?

Afortunadamente, la Iglesia ha señalado algunas pautas claras para ayudarnos a resolver estas inquietudes:

Nota adicional: Si bien es bueno estar consciente e informado sobre estas pautas, cuando se trata de compartir nuestra fe y el evangelio, no debemos dejar que los pequeños detalles o estas inquietudes nos impidan expresarnos y compartir lo que el Espíritu nos está guiando a decir. No dejes que tu temor a decir accidentalmente las palabras, el título o el nombre equivocados te impidan compartir la bondad y la luz de Cristo.

Utilizar el término mormón

mormón

Sobre el uso del término mormón, Newsroom declara:

Si bien el término “iglesia mormona” se ha utilizado públicamente durante largo tiempo como un sobrenombre para la Iglesia, no es un título autorizado y la Iglesia desaconseja su uso. Por eso, por favor, eviten utilizar la abreviatura “SUD” o el apelativo “mormón” para reemplazar el nombre de la Iglesia, como en “Iglesia mormona,” “Iglesia SUD,” o “Iglesia de los Santos de los Últimos Días.”

Al referirse a los miembros de la Iglesia, se prefieren los términos: “miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días” o “Santos de los Últimos Días.” Pedimos que no se use el término “mormones.”

“Mormón” se utiliza correctamente en nombres propios como el Libro de Mormón o cuando se utiliza como adjetivo en expresiones históricas tales como, “la ruta mormona.”

El término “mormonismo” es incorrecto y no debe usarse. Al describir la combinación de la doctrina, la cultura y el estilo de vida únicos de los Santos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, se prefiere y es correcto el término “el evangelio restaurado de Jesucristo.”

Otro artículo en Newsroom aclara la historia del término mormón:

La forma más común por la que el público identifica a los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es por medio del término “mormones.” Cómo se siente la Iglesia respecto a ese término y su pertinencia para clasificar a los miembros o los aspectos de la Iglesia, es un tema común de conversación…

Las personas comenzaron a referirse a los santos de los últimos días como “mormones” en el siglo XIX, poco después de que se estableciera la Iglesia. La palabra proviene del Libro de Mormón, un libro sagrado de las escrituras que los mormones utilizan además de la Biblia. El sobrenombre permaneció y ha sido utilizado por los miembros de la Iglesia desde entonces como una versión abreviada de “Santos de los Últimos Días.”

Sin embargo, el término no reemplaza el nombre propio de la Iglesia. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días fue el nombre ordenado en las escrituras en 1838. Llamarla “Iglesia mormona” o “Iglesia SUD” deja de lado la parte más importante de la Iglesia: Jesucristo. Entonces, la Iglesia no se refiere a sí misma como “la Iglesia mormona” y desaconseja el uso de ese término.

Hacer referencia al nombre de la Iglesia y sus miembros

mormón

“A medida que la Iglesia crece a través de las fronteras, las culturas y los idiomas, el uso del nombre revelado, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, (Doctrina y Convenios 115:4)… adquiere cada vez más importancia en la responsabilidad que tenemos de proclamar el nombre del Salvador por todo el mundo. Por consiguiente, pedimos que cuando hagamos referencia a la Iglesia utilicemos su nombre completo siempre que sea posible.”

Newsroom señala estas pautas específicas para hablar o escribir sobre la iglesia:

En la primera referencia, se prefiere el nombre completo de la iglesia: “La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.”

Cuando se necesita una referencia abreviada, se aconseja el uso de los términos “la Iglesia” o la “Iglesia de Jesucristo.” También es correcto y se aconseja el término “la iglesia restaurada de Jesucristo.”

Si bien el término “iglesia mormona” se ha utilizado públicamente durante largo tiempo como un sobrenombre para la Iglesia, no es un título autorizado y la Iglesia desaconseja su uso. Por eso, por favor, eviten utilizar la abreviatura “SUD” o el apelativo “mormón” para reemplazar el nombre de la Iglesia, como en “Iglesia mormona,” “Iglesia SUD,” o “Iglesia de los Santos de los Últimos Días.”

Al referirse a los miembros de la Iglesia, se prefieren los términos: “miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días” o “Santos de los Últimos Días.” Pedimos que no se use el término “mormones.”

“Mormón” se utiliza correctamente en nombres propios como el Libro de Mormón o cuando se utiliza como adjetivo en expresiones históricas tales como, “la ruta mormona.”

El término “mormonismo” es incorrecto y no debe usarse. Al describir la combinación de la doctrina, la cultura y el estilo de vida únicos de los Santos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, se prefiere y es correcto el término “el evangelio restaurado de Jesucristo.”

Cuando se refiere a personas u organizaciones que practican la poligamia, se debe manifestar que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días no se está afiliada a grupos polígamos. 

Artículo originalmente escrito por Danielle B. Wagner y publicado en ldsliving.com con el título “When Should and Shouldn’t We Use the Term “Mormon”: What the Church Has Said About It.”