¿El famoso e histórico Templo de Salt Lake realmente se sienta sobre una base hecha totalmente de granito?

No hay duda de que la base de piedra arenisca, tomada del cañón Red Butte, fue la base original del templo, ¿pero seguirán alguna de las bases de areniscas ahí?

También te puede interesar:Lo que los mormones deberían (y no deberían) decir acerca de lo que sucede en el Templo

La gran mayoría de las búsquedas en Internet nos brindan fuentes que implican que la base de piedra arenisca se eliminó por completo y que ahora todo es de granito.

La información más autorizada de estas fuentes es “El diseño, la construcción y el papel del Templo de Salt Lake” (“The Design, Construction, and Role of the Salt Lake Temple”) por Richard O. Cowan, publicado por el Centro de Estudios Religiosos de BYU.

Este informe indica que la base del templo fue cubierta cuando el ejército de los Estados Unidos llegó a Salt Lake en el verano de 1857.

Templo de Salt Lake

Linden W. Millgate, ingeniero, inspecciona los cimientos del Templo de Salt Lake. 8 de septiembre de 1962

Luego, cuando desapareció la amenaza del ejército, se descubrieron los cimientos para que el trabajo del templo estuviera listo para reanudarse.

La Historia de los Estudios Religiosos de BYU sobre el Templo de Salt Lake luego compartió las observaciones del Presidente Brigham Young, segundo Presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y quien dirigió a los pioneros hacia el oeste, también señaló el lugar para el templo.

“En este momento, el Presidente Young examinó la base recién descubierta y se dio cuenta de que estaba defectuosa. Él y sus asociados notaron grandes grietas y concluyeron que sus pequeñas piedras unidas con mortero no podían soportar el enorme peso del templo.

El 1 de enero de 1862, él anunció que la base inadecuada sería eliminada y reemplazada por una hecha completamente de granito. Las zapatas tendrían 4.8 metros de espesor. “Quiero ver el Templo construido de una manera que perdure hasta el Milenio”, declaró más tarde. El trabajo de reconstrucción de la fundación se avanzó lentamente, y las paredes no alcanzaron el nivel del suelo hasta el final de la temporada de construcción en 1867, 14 años después de haberse colocado las piedras angulares originales.”

La noticia de La Iglesia de Jesucristo del 30 de marzo de 1963, publicó una fotografía de cuando se realizaron extensas excavaciones alrededor de la base del Templo de Salt Lake. Esta fotografía enumera la base de granito como 4.2 metros de profundidad (0.6 metros menos que el artículo declarado por BYU).

Templo de Salt Lake

Templo de Salt Lake. 30 de marzo 1963

También muestra claramente una sub-fundación o base de piedra arenisca allí, debajo de la base de granito.

Entonces, técnicamente ambas afirmaciones de una base de granito o arenisca son verdaderas.

Un artículo del 8 de septiembre de 1962, declaró:

“Se ha contado la historia de la fundación y las arduos jornadas ​​de los pioneros que trabajaron con bueyes para transportar piezas gigantes de granito de canteras del Cañón Cottonwood para reemplazar una base original de piedra arenisca.”

Por lo tanto, si alguna vez hubo una base completa de arenisca hasta el nivel del suelo, entonces los 4.2 metros superiores de esa base tuvieron que haber sido removidos y reemplazados con granito. Sin embargo, el artículo de BYU indicó que la estructura del templo no se elevó al nivel del suelo hasta 1867, o 10 años después de la amenaza del ejército de los Estados Unidos. Por lo tanto, esto arroja algunas dudas sobre la existencia de una base subterránea completa de arenisca.

No obstante, es un hecho de que unos 4.2 a 4.8 metros de subsuelo de piedra arenisca inferior aún permanecen bajo tierra.

Un artículo de Deseret News del año 1963 declaró que la sub-fundación de arenisca estaba a 9 metros de profundidad. Sorprendentemente, sólo las herramientas manuales, el poder de los caballos y los bueyes crearon esa base.

Templo de Salt Lake

La profundidad y los fuertes cimientos del Templo de Salt Lake, de 9 metros de profundidad, expuestos por los excavadores. 30 de marzo de 1963

Esta sub-base de piedra arenisca cubre un área de 450 metros cuadrados.

La fotografía también revela cómo las capas en bloques e incluso parcialmente erosionaron la sub-base de arenisca parece haber sucedido en 1963.

Durante la renovación de 1963, se agregaron zapatas de cemento para reemplazar el subsuelo rocoso anterior. Al mismo tiempo de las mejoras subterráneas de 1963, también se agregaron pasajes subterráneos.

“Datos sobre el Templo” (“Facts about the Temple”) fue un artículo del 22 de octubre de 1891 sobre el Templo de Salt Lake en el periódico Salt Lake Herald. Este artículo menciona con precisión las bases más profundas como la arenisca.

“La fundación del Templo de Salt Lake no está hecha de granito del Cañón Cottonwood, como se ha indicado, sino que es del mismo tipo de piedra arenisca que la base de la pared del bloque del templo, la llamamos piedra arenisca, y nunca ha sido alterada ni tomada como se como se ha dicho…” se escribió en el artículo del Herald.

Volviendo a la fotografía de 1963 de Deseret News, parece mostrar los bloques de piedra arenisca gruesos de tres pies en la sub-fundación.

Otro extracto interesante del artículo de BYU sobre la historia del Templo de Salt Lake es este:

“Debido a que los constructores recordaron el deseo del Presidente Young de que este templo permanezca en el tiempo, la estructura fue muy sólida. Incluso en lo alto de sus cimas, las paredes tenían un grosor de 1.8 metros y los bloques de granito tenían una forma individual y hábil para ajustarse cómodamente.

Casi un siglo después, el Elder Mark E. Petersen (miembro del Quórum de los Doce Apóstoles) dio fe de la solidez de la construcción del templo. Él estaba en el templo cuando un terremoto bastante severo golpeó, dañando varios edificios alrededor del Valle de Salt Lake. “Mientras estaba sentado en ese templo pude sentir el movimiento del terremoto y que todo el edificio resonó.” Después, él recordó que los ingenieros “no podían encontrar ninguna apariencia de daño en ninguna parte del templo.”

Por lo tanto, el Templo de Salt Lake estando terminado puede ser más resistente a los terremotos de lo que algunos puedan creer, a pesar de la sub-base de arenisca.

Templo de Salt Lake

Cimientos del Templo de Salt Lake

Todavía hay un hecho muy interesante del artículo de BYU y es este:

“Algunos han sugerido que en el Templo de Salt Lake, se proveyeron espacios para ascensores y espacios dentro de todo el edificio para conductos eléctricos y conductos de calefacción incluso antes de que se conocieran estas tecnologías. Sin embargo, Angell Sr. (el arquitecto del templo) sin duda habría aprendido acerca de los ascensores que recién comenzaban a utilizarse en el momento de su visita a Europa en 1856.

A principios de la década de 1860, la electricidad ya se estaba utilizando en Utah para el sistema telegrafía de Deseret. Por lo tanto, la mayor parte del interior del templo fue diseñado y construido mucho después de que surgieron estas tecnologías. Aunque la torre del centro oeste resultó ser una ubicación conveniente para los dos ascensores principales, no hay evidencia que sugiera que sus ejes y espacios fueron planeados cuando no había conocimiento de esta tecnología.”

Este artículo fue escrito originalmente por Lynn Arave y fue publicado por ldsliving.com bajo el título: Is the foundation of the Salt Lake Temple composed of granite or sandstone?