Los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en el Medio Oriente se regocijan con el anuncio de la construcción de un templo en Dubái, Emiratos Árabes Unidos.

El Presidente de la Iglesia, Russell M. Nelson, anunció el templo el 5 de abril de 2020, durante la Conferencia General de la Iglesia.

“Nos sentimos muy bendecidos por el anuncio del Presidente Nelson sobre la construcción de un templo en Dubái”, dijo el presidente de estaca de Abu Dhabi, Marcus D. Oates, que es australiano pero vive en Abu Dhabi. “También nos gustaría reconocer la amabilidad de los líderes de Dubái al permitir la construcción de este templo histórico”.

También te puede interesarSe anuncia la reapertura de otros 18 templos. En total serán 52

Tener un templo más cerca de casa será una bendición para los 8,000 Santos de los Últimos Días en la región, incluidos 1,600 miembros en los Emiratos Árabes Unidos.

Actualmente, las personas que quieren adorar en un templo necesitan viajar a lugares como Ucrania, Italia y Alemania. Un templo en Dubái también será una bendición para los miembros que vienen de Europa y Asia.

El Presidente Oates agregó: “El primer templo en el Medio Oriente será una bendición para nuestros miembros que normalmente viajan largas distancias para asistir al templo. Los adultos y los jóvenes tendrán la oportunidad de adorar en el templo con mayor frecuencia”.

“El anuncio del Presidente Nelson sobre la construcción de un nuevo templo en Dubái es una respuesta a nuestras oraciones”, dice Maroun Akiki, presidente del distrito de Beirut, Líbano. “Durante muchos años, los miembros de la Iglesia en Siria, Jordania, Líbano y el Kurdistán iraquí han estado esperando fielmente el día en que puedan visitar el templo, y recibir ordenanzas para ellos y sus antepasados ​​fallecidos. El templo en Dubái bendecirá la vida de miles de personas que viven en el área”.

Alegría y gratitud

Los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días han vivido en los Emiratos Árabes Unidos durante décadas y están agradecidos por la generosidad y la libertad religiosa del lugar y de las personas.

George y Sylvie Mojica han vivido en Abu Dhabi durante muchos años, vinieron de Francia y recuerdan:

“Llegamos a Abu Dhabi hace 32 años. Cuando escuchamos las noticias sobre un templo en Dubái, corrieron lágrimas de alegría por nuestro rostro”. 

Su hijo, Andy Mojica, agregó:

“¡Estoy muy agradecido de que nuestros líderes en los Emiratos Árabes Unidos hayan permitido un hito en su país y demuestren que la tolerancia brillará aún más en este siglo!”

Linton Crockford-Moore, de Inglaterra y residente de Dubái, también expresó su profunda gratitud:

“He vivido en Dubái durante 21 años, me sorprendió la compasión, la hospitalidad, la tolerancia y la generosidad de la gente de este país”.

El anuncio hecho en Salt Lake City, Utah, llegó a los Emiratos Árabes Unidos a las 2 de la mañana, por lo que  muchos se enteraron de la noticia cuando despertaron.

Giuliana Giusti Machado, brasileña y residente en Sharjah, Emiratos Árabes Unidos, informó: “Me desperté temprano, tomé mi teléfono y vi el mensaje sobre un templo en Dubái. ¡No podía creer lo que estaba leyendo!”

“¡Soñé con este día todos los días de mi vida! Un templo en el Medio Oriente”, dijo Sewar Tashman desde Jordania. “¡Me desperté esa mañana con un sueño hecho realidad!”

Bendiciones anticipadas

Los miembros de la Iglesia en la región anticipan muchas bendiciones de tener un templo cerca. Otso Fristrom, obispo del Segundo Barrio de Dubái y originario de Finlandia, dijo: “Ya no necesitaremos viajar por horas o días; podemos adorar aquí”.

“Este templo tendrá un significado especial en nuestras vidas cuando traigamos nombres de nuestros antepasados ​​y participemos en las ordenanzas del templo. Es un recordatorio para nosotros, para que valoremos los convenios sagrados que hemos hecho”, dijo Remigio Mesina, obispo de habla tagalog del primer barrio de Dubái.

Payman Karim, de Kurdistán iraquí, dice que tener un templo en esta área traerá bendiciones a su familia y a otras familias, especialmente “las bendiciones eternas del matrimonio y el sellamiento en el templo”.

Franco Vigliotti, que nació en Suiza, y es obispo del Barrio Sharjah, dijo:

“Creo que el templo bendecirá la ciudad de Dubái y los Emiratos Árabes Unidos con un espíritu de amor renovado entre las generaciones y la hermandad entre todas las religiones”.

El presidente de la Estaca Manama Bahrein, Kent Christensen, dijo lo siguiente:

“El templo sagrado nos ayuda a enfocarnos en seguir las enseñanzas de nuestro Salvador, Jesucristo. Construir un templo más cercano a miles de miembros de la Iglesia les permitirá participar en estas ordenanzas sagradas. Como dijo recientemente el presidente Nelson, ‘Debido a que Jesucristo es el centro de todo lo que hacemos en el templo, cuando piensas más en el templo, estarás pensando más en Él’”.

Fuente: Newsroom – Medio Oriente