Por Terrie Lynn Bittner

Los trabajadores de construcción que están edificando el nuevo Templo Mormón de Filadelfia, Pennsylvania, están siguiendo un conjunto inusual de reglas. Reconocido por el alcalde de la ciudad por los 300 puestos de construcción y un impulso al turismo, así como mejoras en un área que la ciudad espera revitalizar, el proyecto de 60,000 pies cuadrados está siendo construido por trabajadores sindicalizados, hasta ahora todos no mormones, que han aceptado seguir un estricto conjunto de reglas.

Los trabajadores no pueden fumar, beber, tomar una taza de café, o maldecir, mientras están en el sitio de construcción. Los trabajadores que deseen hacer uso de esas sustancias cruzan la calle durante los descansos. Cada mañana, los capataces y jefes de proyecto se reúnen para repasar los planes del día y para hacer una oración. La oración es opcional para todos los contratistas. También lo son las cien galletas de preparación casera que hornean las parejas que supervisan el proyecto y el centro de visitantes para los contratistas cada miércoles.

Templos Mormones: Tierra Santa

jesus-en-el-templo-01Los mormones consideran el terreno sobre el que se está construyendo el templo como un lugar sagrado, e incluso mientras se está construyendo, debe ser tratado como tal. La tierra fue bendecida con una oración especial durante el inicio de las obras, por lo que es tierra santa, incluso antes de que el templo sea dedicado como un templo de Dios. El alcalde Nutter de Filadelfia señaló que es el sitio de construcción más limpio que jamás haya visto. Los paseos y calles se barren todos los días y las vallas están libres de grafitis. Los trabajadores se sienten orgullosos de su proyecto y de la alta calidad de la obra, y por eso no tienen quejas sobre las reglas que ellos siguen. No hubo dificultad para alinear a los trabajadores.

La razón por la que el tabaco, el alcohol y el café están prohibidos es que los mormones practican un código de salud conocido como la Palabra de Sabiduría. La Palabra de Sabiduría fue dada a través de revelación a José Smith, el primer profeta de los tiempos modernos, en 1833. Ésta indica un modelo para vivir con buena salud.

Es más famoso por sus “no debes”. El código prohíbe el alcohol, el café, el té y el tabaco. Aunque muchas personas creen que la cafeína está prohibida, el código en realidad no menciona cafeína. Se refiere únicamente a las “bebidas calientes”, que, en el momento de la revelación, significaba el café y el té. Muchos mormones evitan la cafeína debido a sus propiedades adictivas, pero no es un requisito. También se espera que los mormones eviten cualquier cosa que se sabe que es peligrosa o adictiva, incluyendo las drogas ilegales o el uso inadecuado de los medicamentos recetados.

Menos sabido es que el código también enumera las cosas que debemos hacer para estar sanos. Si bien algunas de estas enseñanzas parecían inusuales en la época, la ciencia ha llegado a esta revelación y ahora apuesta por este tipo de alimentación.

La Palabra de Sabiduría fomenta el consumo de frutas y verduras de temporada. Se permite la carne, pero con moderación. El código también fomenta el comer granos como el trigo, el arroz y la avena, y dormir lo suficiente.

templo-mormon-Rexburg-Idaho1A los que guardan este código se les promete sabiduría, conocimiento, vitalidad y buena salud. En lugar de verlo como restrictivo, los mormones creen que seguir este código en realidad aumenta su libertad. Ellos tienen la salud y la vitalidad para hacer las cosas que quieren hacer y están libres de los desafíos que provienen de las adicciones.

Heber J. Grant, que fue el profeta Mormón de 1918 a 1945, comenzó a enfatizar sobre la importancia de evitar el alcohol y el tabaco entre los mormones, erigiendo su reputación por no consumirlos. Esto fue mucho antes de que la ciencia hubiera dado cuenta de la relación entre el tabaco y el cáncer. La gente estaba menos preocupada por el impacto del alcohol en su salud y comportamiento y sobre la naturaleza adictiva del mismo. Incluso la naturaleza adictiva del café y el té era menos comprendida. Hoy, por supuesto, entendemos los grandes peligros de estas sustancias y cuando la ciencia comenzaba a advertir en contra de ellas, los mormones ya estaban a salvo. Muchos luchan hoy para superar las adicciones a estas sustancias.

Las personas que se convierten en mormonas deben renunciar a estas sustancias antes de su bautismo. Si bien es muy difícil para muchos, algunos han sido capaces de hacerlo una vez que le pidieron ayuda a Dios o cuando entendieron el poder de la Expiación para ayudarles a recuperar el control sobre sus propias vidas. Los mormones ofrecen un programa de doce pasos que ayuda a las personas a superar adicciones de cualquier tipo.

Aprenda sobre el programa mormón de recuperación de la adicción

 

El templo mormón es muy especial para los mormones en el área. Muchos hacen viajes regulares para ver los avances del proyecto de construcción. Un reciente artículo de prensa presentó a un grupo de chicas adolescentes que caminan trece millas una vez al año para ir al sitio. El viaje es organizado por sus líderes, mujeres capaces y seguras que quieren que estas chicas comprendan que son mucho más que peinados, maquillaje y moda. Ellas esperan que el reto de llevar una larga caminata, recogiendo basura mientras caminan, les muestre que pueden hacer cosas difíciles y significativas toda su vida.

Cuando se concluya la construcción del templo, las chicas mayores de catorce años podrán entrar a una pequeña parte de ella para proporcionar servicios. Cuando sean adultas, tendrán todos los privilegios del templo. Los templos mormones están abiertos al público durante un período de puertas abiertas. Entonces son dedicados y sólo los mormones dignos están permitidos a entrar. Esto preserva el carácter sagrado de los edificios. Todos los que están en el interior comprenden las ordenanzas y enseñanzas sagradas, no secretas, que se producen en el interior.

La diferencia entre templos y capillas

Hay un centro de visitantes en el sitio del templo Mormón de Filadelfia. Se trata de un tráiler y es temporal, durante el tiempo que el templo se está construyendo. Los visitantes son bienvenidos a pasar para una visita libre y averiguar sobre qué se tratan los templos, y si usted asiste un día miércoles, podría haber una galleta o dos de sobra.

Visite el sitio del templo Mormón Filadelfia .

Este artículo fue escrito por

Terrie Lynn Bittner Terrie Lynn Bittner