Roma, Italia – Los antiguos apóstoles viajaron nuevamente de Copenhague, Dinamarca, a Carrara, Italia, y luego, a Roma. Es la segunda vez en muchos siglos en que esas ciudades se han vinculado por personajes como Pedro, Santiago, Juan y Pablo.

A principios de la década de 1800, un escultor danés formado en Roma elaboró las esculturas de Jesucristo y los 12 apóstoles del Nuevo Testamento: Primero de arcilla; luego, de yeso; y, finalmente, de mármol de Carrara. Las 13 esculturas fueron enviadas a una catedral reestructurada de Copenhague.

el vaticano y el Templo de Roma

Hace poco, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días diseñó digitalmente las estatuas en Copenhague, extrajo el mármol de Carrara para diseñar las réplicas modernas y, luego, colocó las reproducciones a la vista de su nuevo Templo de Roma, Italia, el primero de la Iglesia en tierra bíblica.

También te puede interesar: Entérate de todo lo que necesitas saber sobre el simbolismo de las estatuas en el Centro de Visitantes del Templo de Roma, Italia

 

Templo de roma

Centro de Visitantes del Templo de roma

Sin embargo, existe más de un vínculo aquí que solo las tres ciudades europeas.

Las estatuas enfatizan la conexión entre la Tierra Santa, Roma y Salt Lake City, la geografía de la Biblia con la ciudad central del cristianismo a lo largo de los siglos y, ahora, con la ciudad sede de los Santos de los Últimos Días en Utah.

El proceso de reproducir las estatuas vincula la tradición antigua de esculpir con la tecnología actual.

Además, la Iglesia vincula su antiguo uso de la estatua del Christus con esta primera exhibición de las estatuas de los apóstoles en Roma y un símbolo clave que se encuentra en una de las estatuas, las llaves que Pedro sostiene en su mano derecha.

apóstoles

Y, ahora, mientras la Iglesia se prepara para dar la bienvenida al mundo al primer templo que se construye aquí, donde los antiguos apóstoles caminaron, la extraordinaria historia de las estatuas y lo que representan está lista para ser contada.

Donde todo comenzó

El escultor danés Bertel Thorvaldsen (1770 – 1844) fue el hijo mayor de una campesina y un tallador de madera, como tal, se unió a su padre en los astilleros para tallar decoraciones en barcos. A los 11 años, Thorvaldsen fue aceptado en la Real Academia de Bellas Artes de Dinamarca. Luego, con el dinero que ganó fue a estudiar a Roma, donde se convirtió en un escultor destacado durante sus cuatro décadas ahí.

Bertel Thorvaldsen

Respetado por emplear el estilo clásico griego de líneas fluidas, rostros finos y posturas corporales cercanas en lugar de los estilos más extravagantes y expresivos de la época, Thorvaldsen ganó contratos para trabajar con la nobleza y la realeza en todo el continente.

En 1819, Thorvaldsen regresó a Dinamarca, contratado para crear una colección de estatuas de Cristo y los 12 apóstoles para una renovación de la Catedral de Nuestra Señora en Copenhague.

Thorvaldsen

Iglesia de Nuestra Señora en Copenhague, Dinamarca.

Rastreando sus raíces hasta el siglo XII, el edificio sufrió daños y destrucción debido a incendios, rayos y causas humanas. La causa más reciente fue el bombardeo británico de 1807 durante las Guerras Napoleónicas.

Thorvaldsen se asoció con el arquitecto Christian Fredrik Hansen para crear una nueva catedral de estilo neoclásico, exhibiendo las estatuas de Thorvaldsen. Los apóstoles, seis a cada lado, se alineaban en las paredes interiores de la catedral mientras que el Christus se ubicaba en la parte frontal.

“El diseño resultó en un camino y flujo simbólico”, dijo Susanne Torgard, directora e historiadora de arte de La Iglesia de Nuestra Señora durante 15 años.

“Caminas por el pasillo y ves al Cristo resucitado y, luego, vuelves a salir, sabiendo que Él está detrás de ti”, dijo, y agregó que la simetría arquitectónica “hace que la única manera de caminar sea hacia Cristo.”

Thorvaldsen

Thorvaldsen pasó un par de años haciendo bocetos y modelos de arcilla para el Christus. Según varios relatos sobre cómo se formaron los emblemáticos brazos extendidos de la estatua, una versión, es que los brazos de un modelo arcilla se ablandaron durante la noche y se cayeron; otra, es que cuando Thorvaldsen estaba luchando por encontrar una postura específica, se sintió inspirado cuando un simpático visitante lo saludó.

Un modelo final de arcilla se terminó en 1821, con piezas fundidas cuando el Christus primero fue de arcilla y, luego, de yeso para su ofrenda inicial para la inauguración de la Iglesia en 1829.

“No ves el dolor, no ves la crucifixión, no ves la sangre o la corona de espinas”, dijo Torgard sobre el Christus de Thorvaldsen. “Por supuesto, ves las heridas en Sus manos y pies. Lo ves de pie aquí, ves que venció la muerte y que Él es amigable.”

Junto con la estatua del Christus, Thorvaldsen hizo 12 estatuas de los antiguos apóstoles, reemplazando al traidor de Judas Iscariote por Pablo, un apóstol posterior conocido por sus viajes y epístolas para los miembros de la iglesia en todo el Mediterráneo, incluida Roma.

Thorvaldsen

Al igual que en otras épocas, las estatuas presentaban elementos que simbolizaban los roles, las enseñanzas y, en varios casos, las leyendas de los apóstoles sobre sus muertes como mártires. Pedro sostiene unas llaves, mientras que Juan y Mateo sostienen instrumentos de escritura  como evangelistas, cada uno de los cuales escribió uno de los cuatro Evangelios. Los demás sostienen un palo, un cuchillo o una sierra.

Al igual que el Christus, las estatuas de los apóstoles se hicieron primero en yeso para su colocación en 1829.

La estatua más perfecta

Las siguientes recaudaciones financieras proporcionaron fondos para rehacer las estatuas, en Carrara, de donde se extraía el mármol y, luego, se volvía a trabajar, no por Thorvaldsen, sino por sus talleres y artesanos al pie de las canteras.

Thorvaldsen

Cantera de mármol en Carrara, Italia.

En 1838, Thorvaldsen regresó a Dinamarca para siempre y fue recibido como un héroe. El mismo año, la Iglesia de Nuestra Señora exhibió las 13 estatuas de mármol. Las copias pequeñas y grandes de las estatuas del Christus y los apóstoles se fabricaron para entornos públicos y privados. Los daneses exhibiendo las réplicas no solo por su significado religioso, sino también como símbolos de conciencia artística y orgullo nacional.

apostoles en el templo de Roma, Italia

“El Christus y los apóstoles fueron algunas de las primeras estatuas que se copiaron en una producción a gran escala”, dijo Torgard de las reproducciones de arcilla, porcelana y metal que surgieron. “Las personas iban por Copenhague con una bandeja sobre sus cabezas vendiendo pequeñas estatuas de porcelana… se convirtió en una señal de ser ‘culto’ si tenías una figura de Thorvaldsen en tu casa, era una señal de conocimiento y apreciación del simbolismo.”

Al principio, el Christus no recibió mucha atención fuera de Dinamarca, hasta que un libro estadounidense a fines del siglo XIX lo describió como “considerada la estatua más perfecta de Cristo en el mundo.” En la actualidad, las réplicas del Christus de Thorvaldsen se pueden encontrar en todo el mundo, es utilizada por varias religiones y en diferentes entornos públicos, también está disponible para su compra por Internet.

El Christus.

Varios líderes y miembros Santos de los Últimos Días han visitado La Iglesia de Nuestra Señora a lo largo de muchas décadas, incluidos dos eventos destacados.

En 1950, durante sus asignaciones apostólicas en toda Europa, el Élder Stephen L. Richards visitó Copenhague y la catedral y vio las estatuas. Al quedar impresionado con el Christus, hizo arreglos para tener una réplica de la estatua en Salt Lake City. Esa estatua ha sido una atracción en la Manzana del Templo en Salt Lake City durante más de medio siglo, como se muestra en el Centro de Visitantes Norte.

La Iglesia ha exhibido estatuas posteriores en su stand en la Feria Mundial de 1964, en varios centros destacados de historia de la Iglesia y en varios centros de visitantes del templo, desde Los Ángeles hasta Washington, DC, y desde Francia hasta Nueva Zelanda.

Los modelos de fibra de vidrio se han enviado a otras puertas abiertas del templo antes de las respectivas dedicaciones. En el pasado, la imagen del Christus también se ha exhibido en la parte superior de la página de inicio del sitio web de la Iglesia.

Thorvaldsen

El Christus en la Iglesia de Nuestra Señora en Copenhague, Dinamarca

En 1976, cuando una serie de conferencias de área concluyó en Copenhague, el Presidente Spencer W. Kimball llevó a un grupo de líderes de la Iglesia, incluidos el Presidente N. Eldon Tanner de la Primera Presidencia; Los Élderes Thomas S. Monson, Boyd K. Packer y L. Tom Perry del Quórum de los Doce Apóstoles; y los Élderes Rex D. Pinegar y Robert D. Hales del Consejo de los Setenta — a La Iglesia de Nuestra Señora que antes había visitado.

El momento ha sido relatado en numerosas ocasiones en charlas y mensajes en cada una de las cuatro décadas posteriores. A menudo, se menciona que el Presidente Kimball notó que el cronograma de trabajo de Thorvaldsen coincidió con los esfuerzos de José Smith que condujeron a la Restauración, incluida la Primera Visión, la aparición del Libro de Mormón, la organización de la Iglesia y la restauración del Sacerdocio de Melquisedec de Pedro, Santiago y Juan.

Todos los relatos citan al Presidente Kimball señalando la estatua de Pedro y las llaves, explicando el simbolismo y diciendo: “Somos los apóstoles vivientes. Poseemos las llaves reales, como Pedro lo hizo, y las usamos todos los días. Están en constante uso.”

apóstoles

Estatua del apóstol Pedro sosteniendo dos llaves en su mano derecha.

En 2008, el entonces presidente Thomas S. Monson anunció planes para la edificación de un templo en Roma, con la primera palada dos años después.

Un año más tarde, la Iglesia inició el proceso de réplica de las estatuas de Thorvaldsen, recibiendo una aprobación entusiasta de los funcionarios de La Iglesia de Nuestra Señora de Copenhague y del cercano Museo de Thorvaldsen.

Tras la concesión de acceso a las estatuas en Copenhague, un equipo de la Iglesia completó un diseño digital preciso de cada una de las 13 estatuas, creando una imagen computarizada, tridimensional y detallada, para cada una, que se usaría posteriormente en Carrara.

Las extracciones de Carrara

Desde los tiempos antiguos de Roma, se ha extraído mármol de los Alpes Apuanos sobre la ciudad de Carrara. Este mármol originalmente se utiliza para edificios, columnas, bancas y escaleras, así como para la decoración de lápidas, monumentos y esculturas. El mármol de Carrara se encuentra en el Panteón de Agripa y en las esculturas de “El David” y “Piedad” de Miguel Ángel.

Los tres valles de más de 650 canteras producen un promedio de 30,000 toneladas de mármol al mes, generalmente transportados en bloques de 10 toneladas.

Thorvaldsen

En la actualidad, el mármol blanco y azul grisáceo de Carrara incluye una gran variedad de usos para la construcción, desde pisos y azulejos hasta cubiertas para jarrones, tazones y lámparas. A menudo, el mármol de Carrara también se presenta en los templos Santos de los Últimos Días.

Para las réplicas de Roma, la tradición se combinó con la tecnología Tor Art de Carrara, ya que los chorros de agua a alta presión cortan grandes bloques de mármol en formas básicas y ásperas. Luego, las máquinas robóticas dirigidas por imágenes en 3D fresan el mármol aún más cerca de la forma y los contornos de la pieza original.

Los artesanos y los aprendices del Studi d’Arte Cave Miguel Ángel de Carrara se encargan de los toques y los detalles finales.

Thorvaldsen

Las empresas y los artesanos locales apreciaron la atención de la Iglesia en los detalles y la decisión de hacer las réplicas en Carrara, como las estatuas originales de Thorvaldsen,  dijo Heather Evertsen, una Santo de los Últimos Días que vive en Florencia y realiza recorridos en esa ciudad, en toda la Toscana y en la zona de Carrara y sus canteras.

“Regresaron al mismo lugar, a la misma cantera, incluso a la misma zona de la montaña para rediseñar este proyecto”, dijo Evertsen. “Creo que eso es muy mágico.”

Una década en la producción

Si bien el Templo de Roma, Italia, y sus instalaciones aledañas se abrieron al público por primera vez este mes, gran parte del trabajo en las réplicas de las estatuas de Thorvaldsen comenzó hace casi una década.

“Tuvimos que instalarlas fuera de secuencia, antes de que se completaran muchos de los acabados y, luego, tuvimos que trabajar entorno a ellas”, dijo el gerente principal del proyecto, Bret Woods, señalando que posteriormente vino la pintura y la instalación del piso, el mural de paredes altas y las ventanas de la rotonda. “Tuvimos que protegerlas durante los dos últimos años porque son muy delicadas.”

Con el techo de la instalación ya colocado, las pesadas estatuas tuvieron que ser introducidas horizontalmente con la ayuda de grúas especiales que atravesaron la abertura de lo que serían las ventanas de la rotonda, una tarea nada sencilla para las estatuas pesadas. Solo el Christus pesa unas 4 toneladas y mide cerca de 13 pies (3,96 m) de altura desde la base hasta la parte superior, mientras que las estatuas de los 12 apóstoles pesan cerca de 1000 libras (454 kilos) cada una.

El centro de visitantes es solo una de las varias instalaciones y los servicios aledaños al nuevo Templo de Roma, Italia, junto con el albergue, el centro de estaca y las oficinas administrativas que se encuentran en todo el complejo de 15 acres.

Al igual que otros en todo el mundo, el centro de visitantes de Roma señala a las personas el templo, dice el Élder Brent H. Nielson, Setenta Autoridad General y director ejecutivo del Departamento Misional de la Iglesia, que supervisa dichos centros de visitantes.

“Las personas que no pueden entrar al templo tienen la oportunidad de ir al centro de visitantes, aprender sobre el templo, aprender sobre el Evangelio de Jesucristo y tienen la oportunidad de que se les enseñe todo eso aquí mientras ven el templo.”

Las estatuas del Christus y los 12 apóstoles exhibidas en la rotonda del centro de visitantes tienen una vista hacia el oeste sobre la plaza del complejo hacia el nuevo templo de varios pisos.

“Es maravilloso ver al Salvador con la mirada puesta en el templo”, dijo el Élder Nielson.

Ya que es el único panorama de las 13 estatuas, agregó. “No solo muestra al Salvador, sino que muestra a Sus 12 apóstoles – Él realmente organizó una iglesia y llamó a 12 apóstoles – y que en la Iglesia moderna también tenemos 12 apóstoles.”

Artículo originalmente escrito por Scott Taylor y publicado en thechurchnews.com con el título “A look at how the Christus and 12 Apostle statues went from Copenhagen to the Rome Italy Temple grounds.”