Cuando la familia se convierte en una carga

familia

En la antigua América, existió un joven llamado Nefi que admiraba a sus padres. Vivía una vida muy cómoda en la ciudad y tenía la edad suficiente para encontrar a alguien con quien casarse.

Sin embargo, sus padres sintieron la impresión de Dios de dejar su cómoda vida y viajar por el desierto. Debido a que valoraba su relación con sus padres y con Dios, Nefi también los acompañó.

En las Escrituras antiguas, hay muchos relatos de familias como la de Nefi, que viajan juntas, predican juntas y aprenden unas de otras. Asimismo, era común que los padres le dieran consejos a sus hijos de manera personal, tal como se muestra en las Escrituras. Siempre me ha dado gran consuelo imaginar cómo los niños se sumergen en el conocimiento y la sabiduría de sus padres.

Leer sus historias, me ayuda a pensar cómo puedo mantener mis relaciones familiares. Las Escrituras antiguas no sólo me ayudan a tener una relación positiva con mi familia, sino que también me ayudan a superar las dificultades que vienen con una familia.

familia

Nefi también lidió con relaciones familiares difíciles. Hubo muchas ocasiones en que los hermanos de Nefi abusaron de él tanto mental como físicamente. Nefi intentó hacer que sus hermanos entraran en razón, corregirlos, enfrentarlos y establecer límites firmes, antes de que finalmente necesitara terminar esas relaciones para su propia seguridad física, emocional y espiritual.

Las Escrituras antiguas me han enseñado que los principios de las buenas relaciones familiares se basan en el perdón, la humildad y el amor.