Presidente Ballard: “El mundo ganará la guerra contra el COVID-19”

Ballard- ganaremos la guerra contra el coronavirus

A medida que avanza la pandemia del COVID-19 en todo el mundo, el presidente M. Russell Ballard habló de tiempos de agitación en la historia mundial, las lecciones aprendidas y porqué puede mirar hacia el futuro con una resolución tranquila.

El presidente en funciones del Cuórum de los Doce Apóstoles dijo que la historia articula la resistencia de la humanidad. La pandemia mundial del coronavirus no será diferente, dijo durante una entrevista el 24 de marzo.

“Desde el comienzo de la historia han existido circunstancias similares a esta. De alguna manera los superaron, y vamos a superar esto”.

Ballard- ganaremos la guerra contra el coronavirus

Un hombre que ya ha visto mejorar al mundo

En 1941, el presidente Ballard, que entonces tenía 13 años, regresó a su hogar de la Escuela Dominical y su madre supo que Pearl Harbor había sido bombardeada, lo que llevó a Estados Unidos a la Segunda Guerra Mundial. Recordaba la sensación de pánico y el miedo a perderlo todo. “Pero eso no fue lo que sucedió”, dijo. “La gente del mundo libre se unió y la libertad prevaleció y las cosas se resolvieron por sí mismas”.

Ballard- ganaremos la guerra contra el coronavirus

El mundo ganará esta guerra contra el coronavirus

El mundo ganará esta “guerra contra el coronavirus”, dijo el líder de la Iglesia, de 91 años.

Sin embargo, el presidente Ballard reconoció que a medida que se propaga el COVID-19, muchas personas están preocupadas no solo por la enfermedad sino también por su impacto económico en las familias.

Ballard- ganaremos la guerra contra el coronavirus

Bajo circunstancias únicas y difíciles, él y los otros líderes de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días continúan supervisando la obra del reino. El presidente Ballard expresó con claridad y certeza por qué los Santos de los Últimos Días pueden tener confianza en el futuro.

Ahora que los templos están cerrados

“Ya sea que pueda ir al templo o no, su hogar es un lugar donde puede arrodillarse y orar”, dijo el presidente Ballard.

“Puedes sentir el Espíritu del Padre Celestial y puedes sentir la mano del Señor en tu vida de rodillas en tu habitación o donde sea que encuentres paz para expresar tus oraciones. No requiere que estés en el templo para ‘estar quieto y saber que yo soy Dios’ (Salmo 46:10). Eso puede suceder todos los días de tu vida”.

Con el aliento de quienes están al otro lado del velo esperando la obra del templo, “no pasará mucho tiempo antes de que los templos estén en funcionamiento”, agregó.

oración

Una ministración maravillosa, sabia y cuidadosa

Como resultado del coronavirus, las personas en todo el mundo parecen estar más preocupadas entre sí, dijo el presidente Ballard.

También deben orar por guía divina y ofrecer gratitud por “el evangelio para guiar sus vidas”, dijo.

“Nos estamos dando cuenta de lo preciosas que son nuestras familias, lo preciosos que son nuestros vecinos, lo preciosos que son nuestros compañeros miembros de la Iglesia. Hay lecciones que estamos aprendiendo ahora que nos harán mejores personas”.

Hasta entonces, el Señor ha bendecido al mundo con herramientas digitales “que nos mantienen avanzando. Los miembros de la Iglesia están preparados para navegar estas circunstancias con instrucción y ministración centrada en el hogar y apoyada por la Iglesia”, dijo.

“Se ha realizado una ministración maravillosa, sabia y cuidadosa a través de las redes sociales, llamadas telefónicas y notas de preocupación”.

Una gran oportunidad para que ejercitemos nuestra fe y nuestras oraciones

Los miembros también deben orar por guía divina y ofrecer gratitud por tener “el evangelio para guiar sus vidas”, dijo.

El presidente Ballard recordó dirigirse a 12,000 Santos de los Últimos Días en Boston , Massachusetts, el 20 de octubre, una reunión que ahora estaría restringida por el coronavirus. Él habló de una nación “fundada en la oración” y “preservada por la oración” y llamó a los Santos de los Últimos Días y a todas las personas a orar nuevamente por sus líderes gubernamentales y sus familias.

La invitación no fue solo para los Santos de los Últimos Días en los Estados Unidos, dijo, sino para todos en el mundo.

“Creo que esta es una gran oportunidad para que ejercitemos nuestra fe y nuestras oraciones y nos cuidemos unos a otros, y lo superaremos”.

Además enfatizó que “la revelación está presente y bien y opera en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”.

La situación de los misioneros

La revelación también está guiando la respuesta de la Iglesia a la obra misional directa en todo el mundo.

Los líderes de los Santos de los Últimos Días están haciendo “lo que tenemos que hacer para proteger a los misioneros”, dijo.

“Nunca había visto algo así en mis años como Autoridad General. Los pasos que se están tomando son sabios y temporales. Nos preguntamos todos los días: ‘¿Qué vamos a hacer y cuándo lo haremos y cómo lo haremos?’ Estamos siendo guiados por la revelación paso a paso. No hemos estado en esta situación antes, al menos no en mi ministerio”.

“¿Vemos luz al final del túnel? ¡Absolutamente!”

Los misioneros, dondequiera que se encuentren, han sido alentados y enseñados a mantener su trabajo y enseñar el evangelio a sus amigos y vecinos a través de la tecnología. “La mayoría de ellos tienen un teléfono inteligente y ellos son realmente inteligentes”.

Misioneros en Guatemala

“Algunos pueden estar en cuarentena o en un patrón de espera, pero todavía pueden seguir progresando en su comprensión del evangelio”.

Seamos felices, sigamos adelante y hagamos lo mejor que podamos

El presidente Ballard alentó a quienes se sienten desanimados al tomar las Escrituras y estudiarlas; usar la tecnología para mirar un vídeo de la Iglesia o para contactar a su familia, amigos o miembros del barrio; y seguir sonriendo.

“Seamos felices, sigamos adelante y hagamos lo mejor que podamos, y estas circunstancias cambiarán”, expresó con ánimo el presidente Ballard.

Los miembros de la Iglesia también tienen la oportunidad de escuchar las palabras de la Primera Presidencia, los miembros del Cuórum de los Doce Apóstoles y otros líderes de la Iglesia la próxima semana durante la Conferencia General.

Élder Holland - Jesucristo

Las próximas semanas marcarán el comienzo de una temporada espiritual con Conferencia General, Domingo de Ramos y Pascua, dijo el presidente Ballard.

“El Señor Jesucristo nos ama con un amor más allá de nuestra capacidad de comprender”, dijo. “El reino de Dios continuará avanzando”.

Luego agregó: “Todo va a estar bien cuando volvamos nuestros corazones a nuestro Padre Celestial y lo veamos a Él y al Salvador como el Redentor de toda la humanidad”.

 

Fuente: The Church News

| Titulares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *