La Iglesia de Jesucristo ofrece su centro de reunión para pacientes en cuarentena en Chile

Iglesia de Jesucristo se cobvierte en hospital.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días ha facilitado uno de sus centros de reuniones en San Antonio, Chile para que se convierta en una extensión del Hospital Claudio Vicuña y así atender a los pacientes que problemas respiratorios que no pueden hacer cuarentena en sus hogares.

Iglesia de Jesucristo se convierte en hospital

“Les tenemos que agradecer porque es un apoyo enorme hacia la comunidad y por supuesto que hacia el hospital”, expresó la Dra. Liliana Echeverría Cortez, directora del Hospital Claudio Vicuña.

“Es un apoyo fundamental, ya que nos ayudan a ayudar. Nosotros no tenemos las condiciones para implementar camas acá y  estar preparados para la contingencia, necesitamos un lugar físico donde poder habilitar estas camas”, agregó la directora.

Iglesia de Jesucristo se convierte en hospital.

Gracias a la estructura del centro de reunión de la Iglesia de Jesucristo, se están instalando 48 camas de hospitalización para pacientes que presenten cuadros respiratorios leves.

Iglesia de Jesucristo se convierte en hospital.

“El principio de la Iglesia es sanarnos espiritualmente y esta ayuda es para sanar a personas, quizás no espiritualmente, pero sí fisicamente y eso también nosotros lo abordamos”, declaró Pedro Félix, primer consejero de la Estaca San Antonio.

Por su parte, la gobernadora provincial de San Antonio, Gabriela Alcalde Cavada, explico que esta disposición  es “un aporte realmente gigantesco, de un corazón inigualable”. Además destacó: “es el primer hospital de campaña del país, lo que no sería posible si no tuviésemos la voluntad, el cariño y la entrega con la que siempre – la Iglesia – ha estado dispuesta a apoyar a la comunidad”.

Esta no sería la primera vez que este recinto es utilizado como hospital ya que sirvió como tal durante el terremoto del año 1985.

 

 

Fuente: Sala de Prensa en Chile

| Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *