Ningún misionero sufrió daños durante el terremoto de magnitud 7.4 que sacudió la costa del Pacífico de México el martes 23 de junio.

Todos los misioneros de tiempo completo “están seguros y a salvo”, informó el portavoz de la Iglesia Daniel Woodruff. Los funcionarios continúan evaluando cualquier daño sufrido por miembros o propiedades de la Iglesia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

misioneros a salvo después del terremoto en México

Fotografía: AP/Luis Alberto Cruz Hernández.

Al menos seis personas murieron y muchas más resultaron gravemente heridas en el terremoto del martes. Las víctimas fueron reportadas cerca del epicentro del terremoto en el estado suroeste de Oaxaca, según Reuters.

misioneros a salvo después del terremoto en México

Fotografía: AP/ Luis Alberto Cruz Hernández.

Un testigo en la ciudad turística de La Crucecita, en la costa del Pacífico del estado, que según las autoridades mexicanas fue el epicentro del terremoto, vio a residentes parados fuera de sus hogares horas después del temblor, ya que temían por las réplicas.

misioneros a salvo después del terremoto en México

Fotografía: AP / Luis Alberto Cruz Hernández.

Las casas estaban marcadas por amplias grietas a través de las paredes y los residentes buscaban limpiar los escombros de las calles. Alrededor de 200 casas en el área resultaron dañadas, incluidas 30 que fueron gravemente afectadas, dijo un funcionario local.

Las caídas de rocas bloquearon las carreteras entre la capital del estado de la ciudad de Oaxaca y la costa. Los equipos de rescate informaron que tres personas resultaron gravemente heridas en la remota aldea de Santa Catarina Xanaguia, dijo un funcionario estatal.

misioneros a salvo después del terremoto en México

Fotografía: AP/Luis Alberto Cruz Hernández.

Los equipos de rescate lucharon durante horas para llegar al asentamiento, cerca del epicentro, donde el terremoto derribó casas y partes de la ladera de la montaña, dijo el funcionario.

Mientras tanto, en la Ciudad de México, los edificios temblaron fuertemente y la gente corrió hacia las calles cuando sonó una alarma sísmica, informó Reuters.

 

Fuente: The Church News