¿Por qué hubo solo una discursante mujer en la Conferencia General?

Pregunta capciosa. En realidad, hubo dos que hablaron durante las cuatro sesiones generales. Solo estaba viendo si prestaste atención.

Pero tenía que preguntarme si algunas personas tuvieron la misma reacción que Kim Siever después de la Conferencia General semestral de este año:

mujeres en la conferencia

Hubo varios otros tweets que expresaban decepción con respecto a la falta de voz femenina durante el fin de semana de la Conferencia General.

Cuando las mujeres constituyen la mayoría de los miembros activos de la Iglesia, puede parecer injusto que 24 hombres hayan dado discursos en la Conferencia General durante las sesiones generales. Puede ser perturbador o incluso desagradable ver una iglesia tan grande con Cristo a la cabeza, que permite a los hombres ocupar la mayor parte del tiempo el uso de la palabra durante la transmisión. Esta iglesia se trata de igualdad y amor, después de todo.

En mi opinión humilde y firme, el amor y la igualdad irradian de estas últimas sesiones de la Conferencia, aunque los números no lo muestren.

¿Por qué tenemos una Conferencia General?

mujeres en la conferencia

Esto es cuando hombres y mujeres llamados por Dios para predicar el arrepentimiento se reúnen en un lugar para dirigirse a nosotros y no se les asigna un tema. Cada orador es responsable y tiene el derecho de recibir revelación sobre qué tema exponer durante la conferencia. La Conferencia General es acerca de recibir respuestas a preguntas de importancia eterna.

El presidente Eyring enseña:

“Muestras tu confianza en Él cuando escuchas con la intención de aprender y arrepentirte y luego vas y haces lo que Él te pida. Si confías lo suficiente en Dios para escuchar su mensaje en cada sermón, canción y oración en esta conferencia, lo encontrarás”.

Si escuchamos la conferencia con humildad y con la intención de escuchar a los portavoces del Señor, se nos dará conocimiento y comprensión; seremos guiados en el camino que Dios ha pavimentado para nosotros; y recibiremos la confirmación del Espíritu Santo de que esta es la iglesia de Cristo, la única iglesia verdadera y viviente de Dios en la tierra.

¿Las mujeres están representadas de manera justa?

mujeres en la conferencia

¿La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días tiene la responsabilidad de representar por igual la proporción de género de los miembros en la Conferencia General?

Somos humanos que queremos la igualdad, y cuando solo hay dos mujeres en las sesiones generales y 0 mujeres que ofrecen oraciones el sábado o el domingo, la vida dentro de la Iglesia puede parecer no “igualitaria”.

Echa un vistazo a estas estadísticas interesantes:

  • Las mujeres miembros de la junta auxiliar de la Iglesia tienen menos de 20 miembros (9 de las cuales son miembros de las presidencias de la organización de Mujeres Jóvenes, la Sociedad de Socorro y la Primaria).
  • En la 187ª Conferencia General Semianual, 24 hombres y 2 mujeres hablaron en las sesiones generales. (Esto no incluye la Conferencia de las mujeres o la sesión del sacerdocio).
  • El número total de autoridades generales y oficiales generales de la iglesia son 119-9 mujeres y 110 hombres. Eso significa que las mujeres representan el 8,2% de este grupo.
  • En referencia a la proporción de mujeres y hombres que ocupan cargos en el liderazgo mundial de la Iglesia: el 8,2% de los 26 oradores en total de la sesión general del sábado y el domingo es igual a 2,1. Y, por supuesto, no puede haber 2.1 de mujeres que hablen en la conferencia, por lo que tiene sentido simplemente cancelar el “.1” de la ecuación.

De acuerdo con mis cálculos, basados en la proporción de mujeres y hombres en nuestro gobierno eclesiástico, las asignaciones de oradores se dividen de forma justa entre los géneros.

Pero esas son solo estadísticas. Lo que realmente me convence de que las mujeres están representadas justamente en la Conferencia es el hecho de que antes de los discursos dados en la conferencia, estos miembros de la junta y apóstoles y oficiales de la iglesia se reúnen regularmente y comparten sus ideas, impresiones y preocupaciones.

“Fui testigo de algo muy interesante el otro día”, dijo el presidente Hinckley en 2004. “Las Autoridades Generales estaban en una reunión, y la presidencia de la Sociedad de Socorro estaba allí con nosotros. Estas mujeres capaces se pararon en nuestra sala del consejo y compartieron con nosotros los principios de bienestar y de ayudar a los que están en peligro. Nuestra estatura como oficiales de esta Iglesia no disminuyó por lo que hicieron. Nuestras capacidades para servir se incrementaron”.

Estos hombres que ayudan a dirigir la Iglesia son sabios, y saben cuán perspicaces y esenciales son las palabras de una mujer en todo. Han enfatizado repetidamente la importancia de las mujeres y el papel que desempeñan en el perfeccionamiento de los Santos y en la construcción de Sión.

La historia de las mujeres en la Conferencia General

mujeres en la conferencia

La primera mujer que habló en la Conferencia General fue Lucy Mack Smith en octubre de 1845. Ella solicitó la oportunidad de dirigirse a los santos durante una sesión en el templo. Después de eso, hay poca evidencia para probar si las mujeres recibieron invitaciones para hablar durante las sesiones generales. La verdad es que es muy poco probable.

No fue sino hasta el siglo XX cuando los presidentes de la Iglesia comenzaron a asignar  los discursos de la conferencia a los miembros femeninos de la Junta Auxiliar General.

¿Había realmente solo dos oradores femeninas?

Para comenzar, no nos olvidemos de la sesión general de mujeres. Aunque nunca ocurre el mismo fin de semana que las sesiones generales, aún cuenta. Las mujeres son elegidas por las autoridades generales, para hablar  y la conferencia se lleva a cabo regularmente para instruir a todas las mujeres de la Iglesia. También, los hombres llamados como Autoridades Generales y Oficiales Generales tienen esposas y madres, hijas y nietas.

¿Cuántas veces han hecho referencia a las opiniones e historias de estas influyentes mujeres en sus vidas? No son solo hombres hablando. Estos hombres aprecian a las mujeres en sus vidas. Toman en serio las ideas y opiniones de sus esposas, honran a sus madres y les enseñan a sus hijas sobre la naturaleza divina y el destino de cada uno. Estos son hombres de Dios, cada uno con una mujer a su lado, una compañera eterna.

Me encanta lo que el presidente Nelson tuvo que decir sobre su primera esposa. En una conferencia de 2005, dijo:

“Dantzel no solo era una compañera querida y amorosa. Ella era maestra: por su noble ejemplo, ella enseñó fe, virtud, obediencia y misericordia. Ella me enseñó a escuchar y amar. Gracias a ella, conozco todas las bendiciones que puede recibir un esposo, padre y abuelo. . . “

 

En su discurso “Las mujeres en nuestras vidas”, el presidente Hinckley declaró:

“En su gran diseño, cuando Dios creó al hombre por primera vez, creó una dualidad de sexos. La expresión ennoblecedora de esa dualidad se encuentra en el matrimonio. Un individuo es complementario al otro. Como dijo Pablo: ‘ Pero en el Señor, ni el varón es sin la mujer, ni la mujer sin el varón. (1 Corintios 11:11)”.

El hombre es el portavoz, pero no está solo, al igual que las mujeres quienes hablan en la Conferencia son portavoces, generalmente con un hombre a su lado con quien ella se reúne en concejo. Están unificados en propósito y en fe.

Cuando un poseedor del sacerdocio se sube al púlpito en el centro de conferencias, ¿podemos dudar de que el discurso que dio, es uno del que habló primero con su esposa? O si su esposa falleció, ¿tal vez una hija o una hermana fue una ayuda para que la composición de su discurso se compartiera a todo el mundo?

Todos los oradores de la Conferencia General son inspirados por el Espíritu Santo.

Todo orador estudia tanto en su mente como en su corazón. Nadie está solo en la preparación de discursos que toquen los corazones de personas en todo el mundo. Cuando vemos que alguien que ha sido llamado por Dios para servir a toda la Iglesia se levanta y se dirige al mundo en la Conferencia General, debemos recordar que son simplemente instrumentos para compartir las verdades universales que Dios desea compartir con Sus hijos e hijas eternos. Ya sea a través de un hombre o una mujer, Dios habla en la Conferencia General.

 

Este artículo fue escrito originalmente por Nicole Wilson y fue publicado en MormonHub.com, con el título Why Did Only One Woman Speak At General Conference? Español © 2017