“Los líderes de la Iglesia le piden a los miembros seguir las recomendaciones de la OMS para evitar la propagación del coronavirus.”

Los líderes de la rama Kuala Lumpur de Malasia, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, se aseguraron de que hubiera suficiente desinfectante de manos disponible durante las reuniones dominicales para ayudar a los miembros a prevenir la propagación del coronavirus (COVID-19).

Los líderes de la Iglesia publicaron una actualización de la declaración que hicieron anteriormente sobre el coronavirus, pidiéndole a los miembros de todo el mundo que sigan las recomendaciones de salud de la Organización Mundial de la Salud y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

El COVID-19 ha ha causado la muerte de 3,168 personas en todo el mundo y se han encontrado infecciones en 80 países, según Worldometer. 

La actualización dice: 

“Les pedimos a nuestros miembros de todo el mundo, a medida que se reúnan e interactúen entre sí, que sean conscientes de las circunstancias actuales y que tengan en cuenta su salud y la de los demás.

Aquellos que viven en áreas donde hay una propagación significativa de COVID-19, deben seguir la orientación ofrecida por las organizaciones de salud pública de su región.”

La declaración alentó a los miembros a cumplir con esas pautas bajo la dirección de su presidencia de área.

También te puede interesar: Todo lo que necesitas saber para protegerte del coronavirus

Recomendaciones

La Iglesia enumeró las siguientes precauciones que los miembros deben tomar:

  • Lávese las manos regularmente y a fondo con agua y jabón o límpielas con un desinfectante para manos a base de alcohol.
  • Evite el contacto cercano con personas enfermas (esto puede incluir evitar estrechar las manos u otros saludos habituales).
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Quédese en casa si es que se encuentra enfermo.

  • Cúbrase cuando tosa o estornude con un pañuelo desechable, luego tírelo a la basura.
  • Mantenga una distancia de al menos un metro entre usted y cualquier persona que esté tosiendo o estornudando.
  • Limpie y desinfecte los objetos y las superficies que se tocan con frecuencia con un spray o paño de limpieza doméstico.
  • Siga las recomendaciones de la organización de salud pública en cuanto al uso de una mascarilla.

La Iglesia en el mundo

La Iglesia está trabajando con gobiernos de todo el mundo para tratar de prevenir la propagación del COVID-19.

Ha limitado o suspendido reuniones y actividades de la Iglesia en 15 países. Ha frenado las actividades misionales y ha dejado de enviar nuevos misioneros a 10 países. La Iglesia también ha cerrado temporalmente templos en cuatro países.

misioneros

Los servicios de adoración no se han realizado durante cinco semanas en Hong Kong.

Algunas congregaciones están realizando reuniones sacramentales o de la escuela dominical, sacerdocio, Sociedad de Socorro o consejos de barrio a través de llamadas telefónicas, videollamadas en Zoom, mensajes de WhatsApp o Facebook o YouTube, informó el Deseret News.

La Iglesia cerró temporalmente la Misión China, Hong Kong a principios de febrero.

La semana pasada también se anunció que se reduciría el número de misioneros en Camboya, Japón, Corea, Mongolia, Singapur, Tailandia, Myanmar, Laos y Malasia. Los nuevos misioneros asignados a esos países están siendo reasignados temporalmente.

Este artículo fue escrito originalmente por Tad Walch y fue publicado originalmente por deseret.com bajo el título “Coronavirus: Church asks members to follow WHO, CDC health recommendations