¿Permanecerán para siempre? O, ¿se irán?

Estas son las preguntas que el Élder Lawrence E. Corbridge les hizo a los alumnos de BYU para que reflexionaran durante su discurso en la devocional del 22 de enero.

Preguntas

Como parte de una asignación como Setenta Autoridad General, el Élder Corbridge debía leer una gran cantidad de material antagónico a la Iglesia, el Profeta José Smith y el Libro de Mormón.

“Puede que no haya nada por ahí, de esa naturaleza, que no haya leído”, dijo.

Leer este material siempre lo dejaba con una sensación de tristeza, lo que le inspiraba a escribir una respuesta a estas declaraciones antagónicas.

El reino de Dios es La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, como se describió en el libro de Daniel como “permanecer para siempre”.

“La pregunta es, ¿tú y yo permaneceremos?” dijo el Élder Corbridge.

pensamiento crítico y la fe

En la actualidad, el engaño se encuentra en todas partes y el espectro del engaño es amplio. Abarca desde los ataques contra la Restauración, José Smith y el Libro de Mormón, hasta aquellos que declaran creer en la Restauración, pero están desilusionados con la doctrina que se encuentra en conflicto con las actitudes cambiantes del día.

iglesia

También te puede interesar: ‘Gozo y deleite’: La perspectiva de un apóstol sobre el estudio del evangelio en el hogar

“La verdad nos permite ver las cosas como realmente son, como fueron, como llegarán a ser. El conocimiento es crucial para evitar el engaño y discernir entre la verdad y el error”, dijo el Élder Corbridge.

Uno no puede ser mejor que lo que sabe. La mayoría de personas actúan en base a sus creencias. Sin embargo, a veces, sus creencias son erróneas.

Por ejemplo, alguien puede creer en Dios y que la pornografía es incorrecta. Sin embargo, sigue haciendo clic en un sitio creyendo erróneamente que será más feliz, no puede evitar hacer clic, no lastima a nadie más ni es tan malo. Pero, esta persona está equivocada.

perder la confianza en la iglesia

“Cuando actúas mal, puedes creer que eres malo cuando, en verdad, generalmente, te equivocas. El desafío  no es cerrar la brecha entre nuestras acciones y nuestras creencias. El desafío, en cambio, es cerrar la brecha entre nuestras creencias y la verdad”, dijo el Élder Corbridge.

Entonces, ¿cómo podemos cerrar esa brecha?

Responde a las preguntas primarias

 

El Élder Corbridge explicó que existen preguntas primarias y secundarias cuando se trata de la Iglesia. Se puede empezar por responder preguntas primarias, ya que son las más importantes. Incluyen:

  • ¿Existe un Dios que es nuestro Padre?
  • ¿Jesucristo es el Hijo de Dios, el Salvador del mundo?
  • ¿José Smith fue un profeta?
  • ¿La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es el reino de Dios en la tierra?

Élder Corbridge

Por otro lado, las preguntas secundarias son interminables. Incluyen preguntas sobre la historia de la Iglesia, la poligamia, los negros y el sacerdocio, las mujeres y el sacerdocio, cómo se tradujo el Libro de Mormón, el matrimonio homosexual, diferentes relatos sobre la Primera Visión y más.

“Si respondes las preguntas primarias, las preguntas secundarias también serán respondidas o palidecerán en importancia y podrás lidiar con cosas que entiendes y cosas no entiendes, cosas con las que estás de acuerdo y cosas con las que no estás de acuerdo sin omitirlas en absoluto”, dijo el Élder Corbridge.

Métodos de aprendizaje

Existen tres métodos principales de aprendizaje: científico, analítico y académico, pero el método divino de aprendizaje incorpora elementos de otras metodologías y “en la última estancia, supera todo lo demás al acceder a los poderes del cielo”, dijo el Élder Corbridge. Los cuatro métodos son necesarios para conocer la verdad.

Con el método científico, uno forma una hipótesis en respuesta a una pregunta. Entonces, la experimentación nos lleva a probar la hipótesis. “Luego, se analizan los resultados, se extraen conclusiones que pueden confirmar, refutar o modificar la hipótesis en cuyo caso continua en proceso”, explica el Élder Corbridge.

salud mental

 

Alma emitió una invitación “experimenta con (sus) palabras.” Con respecto al diezmo, el Señor dijo, “probadme ahora en esto… si no os abriré las ventanas de los cielos y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.”

“La verdad se puede descubrir al hacer, lo cual es la fe. La experiencia juega un rol vital para llegar a conocer la verdad.”

El método analítico consiste en reunir, organizar y sopesar la evidencia relevante para una pregunta. Sobre la base del peso de la evidencia, se extraen las conclusiones con respecto a cuál podría ser la verdad, dijo el Élder Corbridge.

Por ejemplo, el Señor instruyó a Oliver Cowdery en Doctrina y Convenios 9: 7 – 8, “Pero he aquí, te digo que debes estudiarlo en tu mente; entonces has de preguntarme si está bien.”

“La evidencia y la razón también juegan un papel importante en prepararnos para conocer la verdad.”

El método académico implica el estudio de la palabra escrita.

El profeta Mormón dijo en Alma 31: 5 que la palabra de Dios tiene un efecto más poderoso en la mente que la espada o cualquier otra cosa.

Sosteniendo un juego de escrituras, El Élder Corbridge les dijo a los estudiantes reunidos en el Marriott Center, “Esto es más poderoso que el miedo, la adicción, la pornografía o cualquier otra cosa.”

El método divino de aprendizaje incluye los otros tres métodos y accede a los poderes del cielo. “Finalmente, el Espíritu de Dios, que usualmente tiene una voz apacible y calma, nos da a  conocer las cosas de Dios.”

La presencia o la ausencia del Espíritu Santo

La mejor de todas las condiciones humanas en esta vida es tener el don y la compañía del Espíritu Santo.

“Paga todo precio que debas pagar, lleva toda carga que debas soportar, hace cualquier sacrificio que debas hacer a fin de recibir y mantener al Espíritu y su poder en tu vida,” dijo el Élder Corbridge. “Todo depende de eso.”

La tristeza que vino mientras leía tanto material antagónico a la Iglesia no vino como resultado de la inclinación de la creencia o la idea de que todo en lo que alguna vez creyó podría ser incorrecto. Sino, “la tristeza que experimenté al escuchar al coro oscuro de voces levantadas en contra del Profeta José Smith y la Restauración de la Iglesia de Jesucristo… es la ausencia del Espíritu de Dios”, dijo el Élder Corbridge.

La revelación del Espíritu de Dios reemplaza las inclinaciones de la creencia porque no se basa únicamente en la evidencia.

“No sé mucho, pero si sé que la voz del Señor y la voz del Espíritu Santo no se encuentran en ese coro oscuro, en absoluto.”

A diferencia de esa tristeza y estupor de pensamiento, el Espíritu de luz, inteligencia, paz y verdad acompaña los eventos y la doctrina de la Restauración, especialmente las Escrituras reveladas a través de José Smith.

“Solo léelos, pregúntate a ti mismo y pregúntale a Dios si estas son palabras de engaño o verdad.”

Eliminación

eternidad

Existen algunos miembros de la Iglesia que no conocen las respuestas a las preguntas primarias, y gastan su tiempo y atención estudiando las preguntas secundarias.

“Intentan equivocadamente aprender la verdad mediante un proceso de eliminación, al intentar suprimir todas las dudas”, dijo el Élder Corbridge.

Uno no puede probar que la Iglesia es verdadera refutando cada afirmación hecha contra ella. En última instancia, debe haber una prueba afirmativa. Con las cosas de Dios, esa prueba afirmativa viene por revelación a través del Espíritu Santo.

“La Iglesia de Jesucristo está basada en la roca de la revelación y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. (Aunque) es posible que no sepamos las respuestas a todas las preguntas, debemos saber las respuestas a las preguntas primarias y, de ser así, las puertas del infierno no prevalecerán contra nosotros y permaneceremos para siempre”, dijo el Élder Cordbridge.

Este artículo fue escrito originalmente por Valerie Johnson y publicado en thechurchnews.com con el título “What to do with your questions, according to 1 General Authority who’s an expert on anti-Church materials.”