No hace falta decir que comenzar un nuevo año es emocionante, ya que esperamos con ansias todo lo que está por venir. PERO, ¿qué pasa si debes empezar otro año soltero, sin citas ni propuestas de matrimonio?

Para algunos, estar soltero durante un año más puede sonar desalentador. Por eso, aquí compartiremos 5 formas en que podrás ver tu estado de soltero de una manera más positiva.

1. Es un tiempo para crecer

madre celestial

También te puede interesar5 maneras de encontrar a tu compañero eterno, según la “Proclamación de la Familia”

Cuando el Señor no nos concede el deseo de tener el compañero eterno que tanto esperamos, es natural que digamos para nosotros mismos: “Quiero casarme y tener una familia eterna”.

El deseo de casarte es justo y debe ser una prioridad. Pero, si las propuestas de matrimonio y las citas no llegan cuando lo deseas, no debes deprimirte por no tener una relación romántica hasta el punto de no alegrarte por tus otras bendiciones.

El Presidente Uchtdorf, en su mensaje, “Su potencial, su privilegio”, contó una historia sobre un hombre que se perdió la comida y las actividades divertidas de su crucero de ensueño simplemente porque no entendía los privilegios disponibles para él.

Orar por tu deseo de casarte con el compañero de tus sueños no debería significar que te pierdas algunas de las ofertas más maravillosas de la vida. Tu soltería es un tiempo perfecto para crecer y mejorar.

Con la guía del Señor, encontrarás oportunidades que perfeccionarán tus talentos y aprovecharás tus habilidades. Como hijo o hija de Dios, el Señor ha preparado cosas maravillosas para ti, ¡no solo casarse!

Estar soltero es un momento para descubrir estas oportunidades libremente.

2. Es un buen momento para prepararte mejor para el matrimonio

matrimonio

Durante tus años de soltero, puedes evitar el desánimo y las decepciones al aprender a esperar activamente.

“Ser paciente significa esperar y perseverar de forma activa. Significa persistir en algo y hacer todo cuanto podamos: trabajar, tener esperanza, ejercer la fe y enfrentar las dificultades con fortaleza, incluso cuando los deseos de nuestro corazón se ven demorados”.

Esperar activamente – con paciencia – no significa conformarse y perder las esperanzas, se trata de aprender a prepararse mejor para las bendiciones que están por venir.

Los años de soltero son un buen momento para aprender cómo ser un mejor padre y un mejor compañero eterno.

Tus años de soltero te brindan la oportunidad de prepararte mejor para el matrimonio y otras oportunidades futuras, ¡No las dejes pasar!

3. Puedes comenzar a ser feliz ahora

felicidad

En setiembre de 2011, la hermana Kirsten Oaks, compartió historias muy conmovedoras de sus 53 años de soltera y una poderosa lección:

En cierta ocasión, llena de preocupación y de frustración por estar soltera y estar aumentando en edad, acudí a un líder del sacerdocio y le pedí una bendición para fortalecerme. Las palabras pronunciadas en esa bendición me acompañan hasta este día, y con el paso del tiempo me parecen cada vez más certeras. Todavía las puedo repetir:

“Si no logras soportar las dificultades y los reveses de la vida de soltera, nunca podrás sobrellevar las dificultades y los reveses de la vida de casada”.

Allí sentada, estaba algo perpleja. Aquellas palabras me llamaban a hacer que mi vida fuera extraordinaria sin importar la situación ni la dificultad que enfrentase. Si hacía que mi vida de soltera fuera feliz, ello determinaría la felicidad que sentiría como mujer casada, y yo quería un futuro feliz.

Me di cuenta de que era capaz no sólo de soportar las cosas difíciles sino también de ver el lado más positivo en cada situación. Mi actitud se tornó mucho más positiva.

La vida es un desafío, siempre lo será —estemos casados o solteros—, y yo quería estar a la altura de ese reto. Testifico, porque lo he vivido en carne propia, que el Señor siempre nos está preparando para que recibamos más felicidad y bendiciones”.

manos

Tus años de soltero te ofrecen la oportunidad de aprender a ser feliz ahora. El Élder Dallin H. Oaks dijo:

“No esperes que la felicidad te sea impuesta. Búscala en el servicio y el aprendizaje”.

En tus años de soltero, busca fuentes de felicidad duradera: Servir a los demás, extender una mano a los necesitados, ofrecerte como voluntario, aprender un nuevo oficio y compartirlo con los demás, ya que puede ayudarte a dispersar los sentimientos negativos que inevitablemente pueden surgir de estar soltero.

4. Tienes más oportunidades de servir

abuso

Sí, es cierto: El mejor antídoto contra los sentimientos negativos es el servicio. El Presidente Ezra Taft Benson les recordó a los adultos solteros:

“En lugar de enfocarse en sí mismos, olvídense de ustedes mismos y sirvan a los demás en sus llamamientos en la Iglesia, en actos personales de servicio compasivo, en actos anónimos de bondad. Si realmente desean recibir gozo y felicidad, sirvan a los demás con todo su corazón; aligeren sus cargas y la suya también se hará más ligera”.

Es muy fácil ver tu estado de soltero con un corazón triste y ser consumido por la impaciencia y la preocupación. Sin embargo, que estés soltero puede tener un significado mucho más grande a medida que te embarques en el servicio: tienes más libertad para comunicarte con los demás y estar ahí para cuando más te necesiten.

Considera este periodo como un tiempo para ayudar más, comunicarte más y amar más.

5. Estar soltero puede acercarte más al Señor

madre celestial

En este tiempo de preguntas y profundo anhelo, siempre busca consuelo en el Señor. Él te conoce, te ama, y ​​porque eres Su hijo, tiene grandes cosas reservadas para ti, tanto en esta vida como en la vida venidera.

Acércate a Él, conviértete en un mejor discípulo y mantén siempre la meta del matrimonio celestial.

Cuando sientas la tentación de cuestionar Su tiempo, recuerda estar agradecido, porque “el que reciba todas las cosas con gratitud será glorificado; y le serán añadidas las cosas de esta tierra, hasta cien tantos, sí, y más”.

Tus años de soltero son un tiempo para desarrollar amor, aprecio y gratitud hacia el Señor. Sumérgete diariamente en las Escrituras y desarrolla un testimonio de que el Señor tiene tu perspectiva eterna en mente.

Conclusión

Tus años de soltero pueden ayudarte a prepararte para el matrimonio eterno. En estos momentos en el que la llegada del compañero eterno prometido tarda más de lo esperado, encuentra consuelo en que en el tiempo del Señor, se te concederán tus deseos justos, ya sea en esta vida o en la vida venidera.

No pases tus días preocupado porque estás soltero. En cambio, establece metas y alcánzalas, sirve, encuentra la felicidad y aprende a convertirte en un verdadero discípulo del Señor.

Fuente: faith.ph