Halloween. 

Una confusa mezcla de inquietud, misterio, dulce o travesura y diversión familiar. Siempre durante esta época del año, algo extraño sucede entre nuestros lectores. De repente, Más fe se ve bombardeada con comentarios enfocados con esta festividad, pero las opiniones expresadas en estos comentarios son tan distintos que causan confusión.

También te puede interesar:¿Los Santos de los Últimos Días celebran halloween?

Algunos lectores solicitan más contenido sobre Halloween, mientras que otros se fijan en los orígenes paganos del día festivo, y afirman que los Santos de los Últimos Días no deben celebrar ese día.

Esto me hizo preguntarme, ¿qué es lo que la Iglesia ha dicho oficialmente sobre el Halloween?

Declaraciones oficiales de la Iglesia

halloween

Resulta, no mucho. En el manual de la Iglesia, se establece que las unidades de la Iglesia no pueden patrocinar “actividades que impliquen llevar máscaras, excepto en obras dramáticas”.

Así mismo, las decoraciones para las fiestas de barrio o celebraciones de días festivos deben ser aprobadas por el Presidente de Estaca y no pueden usarse en la capilla o en el exterior del edificio. 

Estas restricciones con respecto al Halloween, son de manera general y se centran en cómo se puede celebrar un día festivo en una rama, barrio o estaca, no son para los miembros de manera individual.

Sobre el tema de evitar usar máscaras, el Elder Quentin L. Cook explicó que este principio va mucho más allá de los peligros de Halloween o de la seguridad:

“Sí pienso que, en la actualidad, cuando es más fácil que nunca permanecer en el anonimato, hay principios importantes que tienen que ver con el no ponerse una máscara y “ser fieles a aquello por lo cual los mártires perecieron”.

Una de las mayores protecciones que tienen en contra de tomar malas decisiones es no ponerse ninguna máscara de anonimato. Si alguna vez tienen el deseo de hacerlo, sepan que eso es una seria indicación de peligro y una de las herramientas del adversario para lograr que hagan algo que no deben hacer.”

Lo que han dicho los Profetas y los Apóstoles

podemos celebrar halloween en las capillas

Si bien los líderes de la Iglesia no se han dirigido al tema de Halloween de manera particular, ellos sí han hablado de algunas prácticas satánicas asociadas con esta época del año. 

En 1989, el Elder Boyd K. Packer advirtió a los hombres y mujeres jóvenes que evitaran participar en prácticas espirituales oscuras, sin importar las circunstancias:

“Una advertencia: lo espiritual presenta un lado tenebroso. En un momento de curiosidad o imprudente baladronada algunos adolescentes se han sentido tentados a enredarse en el culto a Satanás.

 ¡Jamas hagáis eso! ¡No os juntéis con los que lo hacen! No tenéis la menor idea del peligro que encierra. ¡Alejaos! Hay además ciertos juegos y actividades sin sentido que también están de ese lado tenebroso. ¡Apartaos de ellos!”

Satanás

El Presidente James E. Faust habló ​​sobre este mismo tema, diciendo:

“No es buena idea dejarse atraer hacia Satanás y sus misterios. Ningún buen resultado puede derivarse de acercarse al mal. Como cuando uno juega con fuego, es muy fácil quemarse: ”El conocimiento del pecado incita a cometerlo” (Joseph F. Smith. Doctrina del Evangelio, Salt Lake City. Deseret Book Co., 1978. pág. 368). 

Lo mejor que se puede hacer es mantenerse lo mas alejado posible de Satanás y de sus actividades maléficas e inicuas. Se debe huir, como de una plaga, de la adoración de Satanás, la hechicería, los hechizos, las brujerías, el vudú, la magia negra y todo lo demás que se relaciona con el diablo.

No obstante lo anterior, Brigham Young dijo que es importante “estudiar. . . lo diabólico y sus consecuencias” (Discourses of Brigham Young, comp. por John A. Widtsoe, Salt Lake City, Deseret Book Co.. 1978. págs. 256-257).

Puesto que Satanás es el autor de todo lo malo en el mundo, es esencial darse cuenta de que él es el que apoya la oposición en contra de la obra de Dios.” 

Pero, ¿en dónde nos deja eso cuando se trata de ‘dulce o travesura’, disfrazarse para las fiestas o las reuniones de barrio? 

La familia: Una proclamación para el mundo aconseja: 

“Los matrimonios y las familias que logran tener éxito se establecen y se mantienen sobre los principios de la fe, de la oración, del arrepentimiento, del perdón, del respeto, del amor, de la compasión, del trabajo y de las actividades recreativas edificantes.”

familia

¿ Podrían esas actividades incluir las tradiciones festivas que compartes con tu familia?

El Elder Dieter F. Uchtdorf agregó: 

“En las relaciones familiares, amor en realidad se deletrea t-i-e-m-p-o, tiempo.” 

Si bien este consejo no es específico para el 31 de octubre, proporciona una buena guía para cualquier situación. 

¿Nuestras celebraciones de Halloween nos ayudan a pasar tiempo y crear recuerdos con nuestra familia y amigos? ¿Traen el Espíritu, al igual que diversión? ¿Nos ayudan a buscar “algo virtuoso, o bello, o de buena reputación o digno de alabanza”? ¿Hay formas en que podemos llevar más de las virtudes de este día a nuestras vidas?

Las sugerencias de las revistas de la Iglesia

halloween

Si bien ninguna declaración oficial de la Iglesia ni el consejo de los líderes de la Iglesia abordan el tema del Halloween, muchos artículos en las revistas de la Iglesia sí hablan de este tema. 

Después de leer detenidamente las publicaciones anteriores de la Iglesia, desde Ensign hasta Friend, encontré algunos artículos centrados en Halloween.

Pero una vez más, el no tener ninguna postura concisa por parte de la Iglesia se hizo evidente. The Friend y New Era compartieron muchas historias cortas de niños y adolescentes que salían a pedir dulces celebrando la festividad, obsequiando dulces y servicio, o incluso decorando una casa embrujada para que todos sus amigos la pudieran recorrer. 

Si bien estos artículos destacaban a las personas que celebraban algunas de las tradiciones más conocidas del Halloween, todas mostraban cómo estas divertidas actividades llevaron a los niños y las familias a acercarse más a la Iglesia, acercarse más el uno al otros y acercarse más a su Salvador.

Sin embargo, es cierto que gran parte de las festividades comerciales se centra en lo morboso y y en las travesuras. Para poder celebrar Halloween de una manera más orientada al Evangelio, varios artículos de Ensign han proporcionado a los Santos de los Últimos Días sugerencias que gracias a experiencias familiares personales.

Por ejemplo, Sherry Morrill compartió:

halloween

“Cuando la diversión y la emoción de vestirse cambian a “¿Cuántos dulces puedo obtener?” O “Soy demasiado grande para todas estas cosas de niños, pero tengo que hacer algo por esta noche”, ¿qué pueden hacer los padres para cambiar el enfoque del día de Halloween?

Realizamos un consejo familiar con nuestros cinco hijos, desde los siete años hasta un mes, y ofrecimos una alternativa que se ha convertido en nuestra propia tradición. La semana anterior a Halloween en nuestra noche de hogar, elegimos a cinco familias cercanas a nosotros o quienes necesitan amistad y, en el día de Halloween, todos trabajamos juntos para preparar los dulces. 

En la noche de Halloween, cada uno de mis hijos le da dulces a una de las familias. Luego salimos todos juntos por un helado o una película.”

En 1996, un miembro de la Iglesia escribió en la revista Ensign compartiendo una pregunta que tenía sobre muchos padres Santos de los Últimos Días: “Me molestan ciertas actividades asociadas con el Halloween. ¿Cómo pueden los padres hacer del Halloween un momento divertido evitando al mismo tiempo prácticas y comportamientos que pueden alejar el espíritu?

La respuesta proporcionó muchas sugerencias útiles, pero un descargo de responsabilidad al principio del artículo dejó en claro que la respuesta estaba destinada a proporcionar “orientación” y no a ser “declaraciones oficiales sobre la política de la Iglesia”.

halloween

“Cuando mi esposo y yo nos unimos a la Iglesia en nuestros primeros años de casados, sentimos la necesidad de mejorar nuestro comportamiento, incluida la forma en que celebrábamos los días festivos. 

Hicimos que la Navidad y la Pascua estuvieran más centradas en Cristo. La Nochevieja se orientó más hacia las metas. Y Halloween? Bueno, Halloween fue un desafío… 

Comenzamos a preguntarnos si algunas prácticas del Halloween eran agradables para el Señor, dado que los Santos de los Últimos Días deben buscar lo que es “virtuoso, o bello, o de buena reputación, o digno de alabanza” (A de F 1:13).

A medida que nuestros hijos crecieron, nos preocupábamos cada vez más por los modelos que a seguir que éramos para ellos. Reconocimos que la representación del mal podría ser necesaria al contar una historia, pero que experimentar con el mal y su apariencia, incluso para ‘divertirse’, podría ser perjudicial.

Hemos descubierto que no es necesario evitar por completo las festividades de Halloween. Con un poco de planificación, Halloween puede ser un momento divertido para la familia. 

Sin embargo, a medida que adaptamos nuestro comportamiento a la luz de las Escrituras y la revelación moderna, podemos ser un ejemplo adecuado para nuestros hijos y otros cuando obedecemos la advertencia del Señor de ‘[desechar] la oscuridad entre [nosotros]’ (D. y C. 50:25).”

Lo que los Santos de los Últimos Días creen sobre el Halloween

halloween

Si bien la Iglesia adopta una postura clara para evitar las prácticas inadecuadas, la adoración a Satanás o cualquier otra actividad que nos aleje de la luz de Cristo, no ha establecido una posición con relación Halloween.

Al igual que con muchos otros días festivos y tradiciones, la Iglesia no dicta cómo los Santos de los Últimos Días deben celebrar el Halloween. Por el contrario, nuestros líderes de la Iglesia nos dejan a cada uno de nosotros buscar inspiración, reflexionar y decidir cómo debemos celebrar este día festivo con nuestras familias.

Cada familia es única y las tradiciones que unen a cada familia serán igualmente únicas, lo que significa que no todos los Santos de los Últimos Días estarán de acuerdo en lo que significa Halloween y cómo debe celebrarse. 

Así que, dale a cada familiar el espacio que necesita para decidir qué es lo mejor para ellos, respeta su individualidad, no hagamos juicios y celebra el hecho de que hay muchas maneras de divertirse con rectitud.

Este artículo fue escrito originalmente por Danielle B. Wagner y fue publicado por ldsliving.com bajo el título “What the Church Has Said About Halloween