La estrella de fútbol Olivia Moultrie, una abejita del sur de California, es oficialmente una jugadora profesional después de haber firmado un contrato de patrocinio con Nike. También firmó un contrato con Wasserman, una agencia de deportes y entretenimiento que representa a su compatriota Santo de los Últimos Días Tony Finau y a otros atletas de primer nivel.

Chequea la lista de nombres patrocinados por un marca de ropa deportiva muy conocida, Nike, y verás a algunos de los mejores atletas del mundo: LeBron James, Serena Williams, Cristiano Ronaldo.

Ahora puede agregar a la lista a una joven Santo de los Últimos Días de 13 años.

olivia moultrie

Olivia Moultrie

También te puede interesar: Adolescente Santo de los Últimos Días realiza hazaña mítica del baseball

No es de extrañarse que la noticia de una adolescente de 13 años que se alejó de las filas de aficionados haya llegado a los titulares.

The New York Times, Sports Illustrated y USA Today son sólo algunas de las publicaciones de lectura mundial que han presentado historias sobre la joven miembro de la Iglesia de toda la vida.

Incluso si no eres fanático del fútbol, ​​puedes reconocer la cara de Olivia Moultrie. Hizo una aparición en un comercial de Nike que se emitió durante los Premios Oscar junto con Serena Williams, la gimnasta olímpica Simone Biles, e incluso la sensación del fútbol juvenil de los Últimos Días, Sam Gordon.

olivia moultrie

“Ha sido muy emocionante para mí”, dijo Olivia a Church News, y agregó: “Estoy lista para comenzar esta nueva etapa.”

Olivia llegó a las noticias por primera vez en la comunidad del fútbol hace un par de años cuando, a los 11 años, se comprometió verbalmente a jugar en la Universidad de Carolina del Norte, Estados Unidos, en un programa de fútbol femenino de élite dirigido por el legendario entrenador y converso de la Iglesia Anson Dorrance.

Olvia también ha representado a los Estados Unidos en una competencia internacional y ha entrenado con niñas de primer nivel en la Academia de Desarrollo de Fútbol de los Estados Unidos.

Olivia y su familia se mudaron recientemente a Oregón para estar más cerca de la organización Portland Thorns de la Liga Nacional de Fútbol Femenino para continuar su desarrollo, aunque no es un miembro del equipo.

olivia moultrie

Olivia Moultrie con su papá

Échale un vistazo a los muchos videos en internet que muestran su habilidad con los pies y coeficiente intelectual de fútbol. Es obvio que sus habilidades se extienden mucho más allá de sus años. 

La carismática adolescente es muy madura a pesar de su edad. En las entrevistas, responde de manera articulada a las preguntas y comparte cómodamente sus pensamientos sobre sus objetivos, su familia y sus creencias religiosas.

Ella aprecia a su familia y a la fe que la mantiene anclada en este momento inusual en su vida.

“Siempre decimos en nuestra familia: ‘Es fe, después la familia, luego, el fútbol’. Eso es lo que significa más para mí que cualquier otra cosa. Eso es lo que siempre viene primero, y sólo trato de ser la mejor persona que puedo ser.”

Olivia viene de una familia atlética. Ambos de sus padres compitieron en deportes intercolegiales. El padre, K.C., jugaba baloncesto, mientras que su madre, Jessica, era una jugadora de fútbol en la universidad. Algún tipo de pelota siempre está rebotando en la casa de Olvia Moultrie.

olivia moultrie

Los deportes ayudan a definir a la familia, dijo K.C. “A todos nos gusta competir. Es una parte de nosotros.”

Olivia es la mayor de tres hijas en la familia Moultrie. A Gabriella, una niña de once años, le encanta jugar al baloncesto, mientras que a Bella, de 7 años, casi siempre tiene un balón de fútbol a sus pies.

Olivia, la mayor, comenzó a jugar fútbol cuando tenía cuatro años en una liga juvenil local, y aprendió desde temprano a “hacerse amiga” de la pelota. “E incluso desde muy pequeña, ella era muy rápida y feroz”, recordó su padre.

Cuando tenía 9 años, su habilidad y dedicación habían captado la atención de la comunidad de fútbol juvenil de toda en el sur de California. En poco tiempo ella se encontró jugando con atletas mayores para desafiar sus habilidades ya avanzadas y facilitar su crecimiento.

Los Moultrie se dieron cuenta de que su hija tenía un talento especial y se esforzaron por apoyar a Olivia de la mejor manera posible. Con cada nuevo logro en su desarrollo, K.C. y Jessica trataron de determinar cuál era el mejor camino a seguir.

olivia moultrie

“Hubo mucha reflexión y oración al tomar esas decisiones”, dijo K.C. “Sé que eso puede parecer extraño para la gente, pero fue tan importante para nosotros. Fue muy importante para ella.”

También han observado a Olivia atentamente, en busca de alguna señal de que su entusiasmo por el fútbol no estuviera a la par con su habilidad.

“Todos los días, lo segundo o lo tercero que sale de su boca es: ‘Hola papá, ¿a dónde vamos a ir a entrenar hoy?’ …Desde muy temprano, [el fútbol] ha sido todo lo que ella ha querido hacer.”

K.C. añadió que él y su esposa eran exitosos atletas universitarios. “No somos el tipo de personas que necesitan vivir nuestras metas deportivas personales a través de nuestros hijos.”

Olivia puede ser una joven enfocada cuando llega el momento de, digamos, terminar su tarea o competir con otros jugadores que suelen ser varios años mayores que ella. Pero su mamá y papá dicen que cuando sale del campo de juego, es una niña de 13 años de edad como cualquiera.

olivia moultrie

“Los mejores momentos para Liv son cuando ella está con sus hermanas; cuando ella puede ser juguetona. Ella las ama y ellas la aman. Como padres, esos son nuestros momentos favoritos”, dijo K.C.

Ser una niña Santo de los Últimos Días es una curiosidad en el mundo hipercompetitivo del fútbol de élite. La mayoría de las personas con las que Olivia entrena o compite no tienen una comprensión completa de su fe. Eso brinda oportunidades únicas.

“Le decimos a Olivia: ‘Tienes dos responsabilidades: primero, amar y aceptar y tratar a todos con amabilidad. Y segundo, nunca tengas miedo de lo que crees.’”

No es de extrañarse que la decisión de Olivia de no ir a la universidad, y firmar un contrato con Nike y seguir una ruta no tradicional ha provocado opiniones diferentes en las redes sociales y otras plataformas. Y sí, dijo K.C., ha habido algo de negatividad, pero la mayoría reconoce que Olivia es una joven que tiene un talento inusual y la han apoyado y felicitado por sus logros.

“El gran apoyo de la gente ha sido increíble y positivo.”

Por otro lado, Olivia está simplemente emocionada por las posibilidades que les esperan. “Sólo quiero seguir creciendo y mejorando cada día.”

Este artículo fue escrito originalmente por Jason Swensen y fue publicado originalmente por thechurchnws.com bajo el título “13-year-old Latter-day Saint soccer phenom turns pro