Richard Ostler compartió en un podcast la importancia de no usar nuestros estándares y convenios como una medida para juzgar a otros.

“¿Está usando sus garments en la foto donde está con su vestido de novia?”

En el 2017, la respuesta del ex obispo de un barrio de JAS, Richard Ostler, a esta pregunta se volvió viral. Pero, ¿habrá algo más que una discusión sobre los estándares de modestia de otra persona en esa pregunta?

boda en el templo

También te puede interesar: 3 cosas que podemos recordar cuando el asistir a la Iglesia se vuelve incómodo

En el nuevo podcast de Listen, Learn, and Love, Richard Ostler compartió cómo preguntas como estas, preguntas que polarizan y excluyen a los miembros de la Iglesia, son perjudiciales de maneras que ni siquiera podemos entender.

En el caso de preguntar si una novia lleva o no garments debajo de su vestido de novia, es muy posible que no sepamos toda la historia. Tal vez la novia es una recién converso o tal vez el vestido le pertenecía a su madre. 

Hay muchos factores desconocidos en este tipo de situaciones, somos espectadores no sabemos más sobre su vida privada. Así mismo, una cosa está clara: nuestros convenios nunca deben usarse como una “medida para juzgar a los demás”, dice Ostler.

Él agregó lo siguiente: 

“Ahora, al decir esto, no estoy dando permiso para que los miembros no usen sus garments o adopten un estilo más informal”. 

En su lugar, Ostler compartió que usa la pregunta “¿Está usando sus garments en la foto donde está con su vestido de novia?” como un ejemplo de cómo podemos dejar de juzgar y avergonzar a los demás, incluso cuando parecen estar viviendo en contra de nuestros estándares.

“Me reúno con muchos miembros que se han alejado de la Iglesia y a menudo es la cultura, no la doctrina o los mandamientos, lo que hace que se alejen. Se sienten juzgados.” 

color de piel

“Así que, en lugar de venir a la Iglesia y sentir que es como el bálsamo de Galaad, [un lugar] donde se sienten amados y aceptados, gente que recorre el mismo camino que ellos intentando seguir adelante, más bien, sienten que los miran y los juzgan.”

Para ayudar a todos los miembros a sentirse bienvenidos en la Iglesia, Ostler sugiere ver a los demás como iguales, independientemente de su orientación sexual, género, ocupación, apariencia y muchas otras cosas que pueden hacer que los juzguemos rápidamente.

A cambio, podemos mantener la mentalidad de lo que tenemos en común, nuestra herencia divina como hermanos y hermanas espirituales, puede ayudarnos a estar más unidos como iglesia.

Citando al Obispo Presidente, Gérald Caussé, Ostler dijo:

dudas en la Iglesia

“En esta Iglesia no hay extranjeros ni marginados, sólo hay hermanos y hermanas….

En esta Iglesia, nuestros barrios y quórumes no nos pertenecen; son de Jesucristo. Cualquiera que venga a nuestras reuniones debe sentirse como en casa…

La unidad no se alcanza ignorando y aislando a miembros que parecen diferentes o débiles, y relacionándose únicamente con personas como nosotros. 

Al contrario, la unidad se logra acogiendo y sirviendo a los que son nuevos y tienen necesidades particulares.”

Este artículo fue escrito originalmente por Katie Lambert y fue publicado originalmente por ldsliving.com bajo el título ““Is She Wearing Her Garments?” Why Using Our Standards as Measuring Sticks Is So Harmful