El juego bonito

La influencia del fútbol en los mormones

Centro de Reuniones de La Iglesia de Jesucristo.

La iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos Días es una de las religiones que ha crecido en promedio más que otras denominaciones cristianas en los últimos 60 años, con este crecimiento la iglesia se ha nutrido de personas de diferentes culturas y nacionalidades.

Una Iglesia Latina

El futuro de la Iglesia Mormona Es Latino

Los latinos representan el 40% de los mormones en el mundo, así como la influencia de la iglesia ha determinado algunos cambios en la conducta, creencias y practicas habituales de los hispanos. La iglesia también se ha visto influenciada por la cultura latina.

Cuando la iglesia comenzó a asentarse oficialmente en los países latinoamericanos hace aproximadamente unos 65 años, la mayoría de los líderes y misioneros provenían de los Estados Unidos, la cultura estadounidense ha influenciado grandemente en la iglesia, por ejemplo la forma de vestir en los servicios dominicales es un préstamo de la vestimenta formal de oficina que se comenzó a popularizar en la década de los cincuenta en  Norteamérica.

La influencia del fútbol en los mormones

La influencia del fútbol en los mormones

Pero la cultura latina también ha dado “color” a la iglesia, y tal vez ese aporte lo veamos todos los domingos que asistimos a los centros de reuniones: un lugar exclusivo para jugar fútbol (o sus derivados)

El fútbol es el deporte de los latinos, se juega en las calles, en el colegio, en el patio y también en la iglesia, comparando con otras denominaciones, las estructuras locales de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días guardan un lugar para la practica del deporte, casi todas las capillas mormonas tienen un lugar para jugar fútbol.

Una religión que promueve la interculturalidad

La influencia del fútbol en los mormones

El fútbol une, es un deporte familiar, se afianzan los lazos de amistadas, todos estos sentimientos concuerdan con lo que enseña en la Iglesia de Jesucristo, esta analogía permite saber que cuando uno es mormón no tiene que perder lo bueno de su cultura, al contrario la iglesia invita a todos a traer lo que mejor que tienen  y así potenciar una comunidad multicultural centrada en Jesucristo.

Tal como lo dice uno de los Artículo de fe de la iglesia… Si hay bello o digno de alabanza a eso aspiramos.