South Jordan, Utah – No era 4 de julio, día de la independencia de EE.UU., ni el día de los pioneros. Pero, una caravana recibió a los misioneros que regresaron a casa como medida de prevención del COVID-19, el jueves 26 de marzo.

La caravana se desplazó por los alrededores de la Estaca Highland, South Jordan, Utah. Se podía escuchar los cláxones y gritos de alegría de los miembros de la estaca a varias calles de distancia mientras daban la bienvenida a sus más de 12 misioneros recién retornados.

También te puede interesarNingún misionero de la Iglesia de Jesucristo ha dado positivo por COVID-19

Recibir a los misioneros retornados después de cumplir con su llamamiento es una tradición de los Santos de los Últimos Días. Sin embargo, esta vez fue diferente, ya que los misioneros de Highland estaban observando las estrictas medidas de distanciamiento social para protegerse a ellos mismos y los demás del COVID-19.

Algunos de ellos terminaron sus misiones y, otros, están esperando sus nuevas asignaciones para seguir con sus misiones de tiempo completo.

“Es maravilloso ver a todos los miembros de la estaca conduciendo y apoyando a los misioneros”, dijo el Élder Bryant Hall, que regresó a casa ayer de la Misión Eugene, Oregón.

Por otro lado, el Presidente de la Estaca Highland, Nathan Evershed, dijo que la bienvenida logró equilibrar dos necesidades de manera muy oportuna, mantener el distanciamiento social y mostrar su apoyo a los misioneros.

Gracias a la tecnología, el Presidente Evershed y otros líderes locales han podido mantenerse en contacto con los misioneros recién retornados para ayudarlos a superar esta transición e impacto emocional tan repentinos.

El Presidente Evershed informó que tiene reuniones virtuales con los misioneros e incluso ellos tienen reuniones entre sí para hablar acerca de lo que pueden hacer para que este tiempo sea eficaz y útil.

Los misioneros han fijado horarios para comunicarse con sus conversos y siguen buscando oportunidades para compartir sus testimonios con su familia y amigos a través de las redes sociales. Además, ya que no pueden ir al templo por ahora, están haciendo historia familiar.

“Los misioneros están llenos de fe y esperan sus próximas asignaciones”, dijo el Presidente Evershed.

A continuación, adjuntamos algunos videos de cómo fue el recibimiento de algunos de nuestros amados misioneros:

Yesterday Brynn arrived home from the Philippines after 10 months and she has been heartbroken along with so many other missionaries who are being sent home due to the coronavirus pandemic. So THANK YOU to everyone who drove down our street to welcome her home quarantine style! We feel the love.

Posted by Sharon Thompson Almond on Monday, March 23, 2020

Este fue el recibimiento de la hermana Almond, que sirvió en la Misión Tacloban, Filipinas, durante 10 meses.

“Fue maravilloso. Definitivamente, elevó mi espíritu y me ayudó a sentirme mejor con esta situación porque no es fácil, especialmente regresar a casa y estar en cuarentena. Fue muy lindo y sentí el amor de mi familia de barrio”, dijo la misionera de 19 años.

Nathanael’s home! This is the new way to welcome a missionary during the corona virus age. Everyone stay in their car and talk 10’ away. It was an awesome welcome home. Thanks mom he loved it! #drivebywelcome

Posted by Lance Foster on Tuesday, March 17, 2020

El Élder Nathanael Foster sirvió más de 14 meses en la Misión Washington D.C. Sur cuando recibió la noticia de que debía regresar a casa como medida preventiva del COVID-19.

“Fue genial ver el apoyo de mi familia. Fue un poco difícil verlos y no poder abrazar a cada uno de ellos, pero fue maravilloso verlos”, dijo el misionero de 20 años.

El Élder Jordan Beck vivió una experiencia similar a su regreso de la Misión Sao Paulo, Brasil. Toda su familia y amigos estaban estacionados en un espacio mientras hacían sonar sus cláxones, y sostenían carteles de bienvenida y globos.

“No es una bienvenida usual, pero es una gran bendición que se haya podido realizar”, dijo la hermana Debbie Beck, de la Estaca Ohio Este.  

Fuente: Church News