La Palabra de Sabiduría es una de las primeras cosas que aprendes en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, ya seas que estés una clase de rayitos de sol o seas un investigador. Es una parte clave de nuestra religión y trae bendiciones y promesas increíbles cuando se toma en serio y se practica correctamente.

También te puede interesar: ¿Por qué debemos cuidar nuestros cuerpos ahora si serán perfeccionados en la resurrección?

Cuando pensamos en la Palabra de Sabiduría puede que algunas cosas vengan a nuestra mente. Algunas de estas incluyen no consumir drogas y alcohol, abstenerse de fumar y mantenerse alejado del café. Pero hay mucho más que eso.

Aquí hay cinco maneras en que todos podemos vivir mejor la Palabra de Sabiduría:

1. Hacer ejercicio

Palabra de sabiduría

El ejercicio es una excelente manera de mostrar respeto hacia tu cuerpo y aprovechar el increíble regalo que realmente es. Existen numerosos estudios que muestran una correlación positiva entre el ejercicio y la salud física y mental en general, y debería ser una prioridad en nuestra vida cotidiana.

Cuando haces ejercicio, puedes “[correr] sin fatigarte, y [andar] sin desmayar.” (DyC 89:20).

2. Descansar

Palabra de sabiduría

Es imposible que sigamos con nuestras actividades de cada día de manera adecuada sin dormir y descansar. Cuando intentamos vivir sin dormir lo necesario, no podremos rendir al máximo de nuestras capacidades y nuestro cuerpo sufrirá las consecuencias a causa de ello.

Por otro lado, no debemos dormir tanto que interfiera con las cosas que debemos hacer a diario. Es importante encontrar un buen equilibrio para sentirnos con energía y listos para cumplir con nuestras responsabilidades de todos los días.

3. Escuchar a tu cuerpo

Palabra de sabiduría

Es muy importante escuchar lo que tu cuerpo dice y necesita. Si tu cuerpo tiene hambre, aliméntalo. Si tienes alguna fractura u otros problemas de salud, toma las medidas necesarias para buscar ayuda y recuperarte. Si te sientes intranquilo, haz ejercicio o sal a caminar.

Conoce tu cuerpo y trátalo como la hermosa creación que es. Cuando aprendes a escuchar a tu cuerpo, puedes tratarlo con el respeto y el amor que se merece.

4. Prestar atención a la salud mental

Echo Hawk

En 2 Nefi 2:25 aprendemos: “Adán cayó para que los hombres existiesen; y existen los hombres para que tengan gozo.” Es una promesa tan maravillosa que Dios nos creara para tener gozo, y para alcanzar esta bendición, es importante asegurarnos de que nuestro cuerpo y nuestra mente estén sanos.

Si bien la Palabra de Sabiduría menciona el ejercicio y la abstinencia de sustancias no saludables, también es importante cuidar de nuestra salud mental teniendo los tratamientos necesarios en caso de alguna enfermedad como por ejemplo: la ansiedad y la depresión.

5. Mantener una perspectiva eterna

testimonio del evangelio

Es fácil preguntarse por qué es importante que cuidemos de nuestro cuerpo cuando sabemos que resucitaremos y que nuestro cuerpo se perfeccionará algún día. No obstante, nuestro Padre Celestial nos ha mandado a que cuidemos nuestros cuerpos y los tratemos como los templos que son.

En “Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: George Albert Smith”, el presidente Smith dijo: 

“A veces me pregunto si los Santos de los Últimos Días se dan cuenta de que [la Palabra de Sabiduría] se nos ha dado para nuestra exaltación; no sólo para nuestra bendición temporal, sino para prepararnos para la vida espiritual.”

Cuando cuidas y amas el increíble cuerpo con el que el Padre Celestial te ha bendecido, le muestras amor, respeto y gratitud. Además, al vivir la Palabra de Sabiduría, puedes vivir una vida más feliz y saludable.

Este artículo fue escrito originalmente por Lindsey Miller y fue publicado originalmente por ldsliving.com bajo el título “5 Ways You Can Better Live the Word of Wisdom