Un ex miembro de La iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ha publicado en varias plataformas digitales vídeos y documentos internos de la iglesia.

El pasado octubre se hicieron públicos algunos vídeos donde varias autoridades generales de la Iglesia aparecían conversando sobre temas  políticos, religiosos y sociales.

Mormon Leaks publica documentos sobre los subsidios que reciben las Autoridades Generales de la iglesia

Esta semana Mormon Wiki Leaks volvió a publicar información interna de la iglesia, esta vez sobre la cantidad de dinero que reciben las Autoridades Generales para sus gastos personales.

Mormon Leaks dio a conocer las cantidades de dinero que habría recibido el Presidente Henry B. Eyring en el año 2000 así como una carta del Obispado Presidente sobre las cantidades que recibirían todas la autoridades Generales para su manutención.

Es necesario recalcar que la Iglesia de Jesucristo no tiene un clero profesional y pagado, a las autoridades Generales se les pide dejar sus trabajos y dedicarse únicamente a ministrar la iglesia.

Por otro lado las autoridades Generales reciben un subsidio económico para su manutención y gastos personales. El Dinero que reciben las 89 personas en el mundo que son autoridades Generales no proviene del diezmo de la iglesia. 

El presidente Gordon B. Hinckley declaró en la Conferencia General de Octubre de 1985 :

“Quisiera añadir, entre paréntesis, para su información, que los subsidios de vida dados a las Autoridades Generales, que son muy modestos en comparación con la remuneración de ejecutivos en la industria y demás profesiones, provienen de los ingresos empresariales de la iglesia y no de los Diezmos de la gente “.

Ante la información filtrada sobre los subsidios que reciben las autoridades generales, Eric Hawkins portavoz de la iglesia declaró:

Las Autoridades Generales abandonan sus carreras cuando son llamadas al servicio religioso de tiempo completo “, Cuando lo hacen, concentran todo su tiempo en servir a la iglesia y se les da un subsidio de vida. El subsidio de subsistencia es uniforme para todas las Autoridades Generales. Ninguno de los fondos para este subsidio de vida proviene del diezmo de los miembros de la iglesia, sino más bien de los ingresos de las inversiones financieras de la iglesia “.

La Iglesia de Jesucristo ha sido transparente desde hace mucho tiempo sobre  los subsidios de vida a las Autoridades Generales, sin publicar cantidades específicas.

Cuanto ganan las autoridades Generales de la Iglesia

Jan Shipps, quién no es mormón pero ha estudiado el Mormonismo extensivamente, declaró al Salt Lake Tribune que se sentía sorprendido de cuan relativamente bajo era el subsidio de vida del Presidente Eyring – aún hace 15 años atrás.

Shipps también declaró:

“Muchos presidentes de Universidades e incluso algunos profesores ganan mucho más, Shipps  enseñó historia religiosa americana en Indiana durante años. “Comparado con su sueldo, se trata de ligas menores”.

¿Cuál es la Intención de Mormon Leaks al publicar documentos filtrados de la iglesia?

El creador de Mormon leaks profesa que su intención es que la iglesia sea honesta con respecto a sus políticas y finanzas. Es probable que el creador de dicho sitio se haya inspirado en Wiki leaks para “sacar a la luz” información secreta bajo la premisa de que toda información secreta es mala, sin embargo no todo lo secreto es malo, existen algunas cosas que se deben mantener reservadas y eso no incurre en ningún delito.

Mormon Leaks falta a sus propios principios al no se honesto consigo mismo, al revelar información que no le pertenece y de la que no tiene autorización para publicar. Tampoco provee información de las fuentes y como obtuvo dichos documentos e información.

La intención para mi es clara: Mormon Leaks quiere dar a entender que la iglesia oculta las cantidades de dinero que reciben las Autoridades Generales creando polémica al haber personas que podrían pensar que las cantidades son exorbitantes o que los líderes están viviendo de la iglesia.

Estos supuestos son falsos porque ninguna de las cantidades expuestas suponen que las 89 autoridades generales de la iglesia se estén haciendo millonarias a costa de la iglesia.

Como miembros de la Iglesia reconocemos a estas 89 personas como líderes religiosos, reconocemos su ardua labor de administrar una fe de más 15 millones de personas, muchos de ellos estarían ganando mucho más dinero en sus propios trabajos pero el servicio que ellos dan no se mide por lo que la iglesia les da como subsidio.

El servicio se mide por el amor a su religión, a sus principios pero principalmente en su efectividad de llevar a cabo esta obra de la que consideramos es la más importante del mundo.

Considero que el dinero que reciben es algo secundario que no debería opacar el servicio desinteresado que ellos dan a su iglesia.