Tras perder ambas piernas, no se rindió y ahora nos enseña qué es la autosuficiencia

Kacey McCallister perdió sus piernas cuando era un niño de 6 años al salir de la reunión de despedida de su tío cuando se iba a la misión.

El pequeño Kacey cruzó corriendo la carretera cuando de pronto fue atropellado por un camión de carga.

Milagrosamente, Kacey sobrevivió al accidente, pero en los días y semanas posteriores al accidente, sus padres buscaron diversas maneras ayudar a su hijo a seguir adelante con su vida.

Sin embargo, siguiendo el consejo de médicos y enfermeras, lo hicieron de una manera poco convencional: no iban a ayudar a Kacey en nada.

Imagen: Canva

En el episodio del podcast All In de LdsLiving, Kacey comparte cómo esta elección consciente de sus padres cambió su vida y porqué cree que la autosuficiencia es vital para ayudarnos a alcanzar nuestro máximo potencial.

Morgan Jones, la anfitriona del programa, reconoció la entrega y actitud que ha tenido Kacey. Ella destacó la labor que realiza al brindar esperanza y un ejemplo de vida autosuficiente en sus charlas para jóvenes estudiantes o ejecutivos.

Kacey McCallister compartió que el apoyo de su familia fue importante, pero que este apoyo no eliminaba el esfuerzo que tenía que realizar por sí mismo. Buscar la autosuficiencia es hacer lo posible por adaptarte a tus circunstancias y perseverar en ello.

Él también compartió que su madre había tenido la impresión de que uno de sus hijos fallecería, por lo que se preparó desde antes para cualquier incidente, había hecho de Dios su más fiel aliado.

La reacción de su madre aquel día del accidente influenciaría en Kacey para toda la vida. Él compartió:

“Ella dijo: “Me siento muy agradecida de poder criar a mi hijo”. La perspectiva eterna que tenía me sorprende hasta el día de hoy, ella estaba preparada. Fue por la fuerza que obtuvo del evangelio que mi madre pudo [ayudarme] a atravesar lo sucedido”.

Imagen: Canva

Por otro lado su padre, un hombre de pocas palabras, trató de mantener a todos seguros, brindando apoyo y bendiciones del sacerdocio a cualquiera que lo necesitase.

“Todos [en mi familia] creemos y sabemos que tengo un propósito. Eso no significa que la vida haya sido fácil en cualquier sentido de la palabra, pero saber que mi Padre Celestial me conoce y no solo eso, sino que está guiando mi vida significa mucho para mí. Ha sido una gran fuente de fortaleza”.

Perder sus piernas fue difícil, pero eso no dejó que lo detuviera. Muchos doctores suelen decir que una persona ya no tiene la posibilidad de hacer mucho después de un accidente como ese, sin embargo, todo lo opuesto ocurrió con Kacey.

Los doctores y las enfermeras que lo atendieron le brindaron el consejo de no recibir ayuda, ellos le dieron la oportunidad de tomar la decisión de saber qué era lo que quería hacer con su vida, algo que sus padres apoyaron.

¿Sería dependiente o independiente? De esto, Kacey compartió:

Imagen: Shutterstock

“[Mis] doctores prácticamente les dieron a mis padres exactamente el consejo opuesto. “Él será capaz de hacer todo lo que desee”. Tengo una inmensa gratitud por todas las personas, médicos y enfermeras que se aseguraron de que mis padres no [hicieran todo por mí]”.

Sus padres fueron el motor que lo impulsaron a buscar una forma diferente y que se adaptare a él para hacer las cosas. Ellos siempre decían: “Él puede hacerlo”, “Solo encuentra una forma”, “tú puedes”.

“Eso fue lo que caracterizó a mis padres, sus palabras: ‘Lo lograrás, encontrarás la manera, nunca dirás que no puedes hacerlo, pero si necesitas ayuda, estamos aquí para ti’”.

Imagen de portada cortesía de Kacey McCallister

Fuente: Ldsliving

| Vida S.U.D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *