El Élder Takashi Wada comparte su historia de conversión a los Santos de los Últimos Días después de crecer como budista

élder takashi wada
misioneros de la Iglesia de Jesucristo

Imagen: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Después de emprender una carrera profesional que incluía grandes puestos en corporaciones multinacionales de los Estados Unidos y Japón, el élder Takashi Wada tenía que tomar una decisión.

Junto con su esposa, Naomi Ueno Wada, se sentían cómodos y felices. A sus hijos les iba bien en la escuela. Sabían que el Señor todavía tenía otros planes para su familia.

En 2005, la pareja se sintió guiada a dejar sus carreras exitosas en Japón y aceptar la oferta de trabajar para la Iglesia. Avanzar requeriría “un gran cambio” de estilo de vida.

élder takashi wada

El élder Takashi Wada, como Presidente de la Misión Tokio Sur, y su esposa. Fuente: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días 

“Tomó mucha valentía,” recordó el élder Takasi Wada, sostenido el 31 de marzo como nuevo Setenta Autoridad General.

“Nos sentíamos muy cómodos con nuestras circunstancias de vida en ese momento.”

La pareja ayunó y oró pero todavía no se sentía segura de qué hacer. Entonces, el padre del élder Takashi Wada, un budista que había notado la buena influencia de la iglesia en su hijo, animó a Takashi a considerar el puesto.

Así que los Wada ajustaron su estilo de vida para ser autosuficientes y vivir dentro de los medios de lo que el empleo de la iglesia les brindaba.

“Estábamos muy felices,” dijo la hermana Wada. “El Padre Celestial deseaba que saliéramos de nuestra zona de confort.”

élder takashi wada

El élder Takashi Wada y su esposa Naomi. Créditos: Scott G Winterton, Deseret News

De la oferta de trabajo que vino de los líderes de la iIlesia en Salt Lake City, la hermana Wada dijo que la decisión se redujo a una cosa.

“Si los hermanos llaman, ¿por qué no deberíamos ir?”

Durante los siguientes años, el élder Takashi Wada sirvió como director de asuntos temporales para la Iglesia en Norte América Oeste, Norte América Noroeste y las áreas del norte de Asia. De 2013 a 2016, sirvió como presidente de la Misión Sur de Tokyo, Japón.

Ahora, acepta otro llamamiento del Señor para servir como Setenta Autoridad General.

La historia de conversión del élder Takashi Wada

Imagen: Canva

El élder Takashi Wada nació en Nagano, Japón, el 05 de febrero de 1965. Sus padres son Kenzo y Kazuko Wada.

A los 15 años, conoció a un misionero estadounidense que le pidió direcciones para llegar a la oficina postal local.

Su padre le había aconsejado que evitara a los Santos de los Últimos Días, que habían estado visitando a las personas en las calles de Nagano, a solo tres minutos de su casa. Sin embargo, Takashi estaba impresionado con la habilidad que tenía un misionero estadounidense para hablar japonés.

Unos días después, otro misionero Santo de los Últimos Días detuvo a Takashi. Este misionero no había estado en Japón mucho tiempo. A diferencia del primer misionero, éste no hablaba japonés con fluidez. Con un escaso japonés, intentó compartir la historia de José Smith.

Takashi dijo que no comprendió todo, “pero sentía que debía escuchar.”

Los misioneros le enseñaron a Takashi los pasos para orar. Lo llevaron al centro de reuniones Santo de los Últimos Días – uno de los únicos edificios del oeste de la zona – y le mostraron una película sobre la primera visión.

El élder Takashi Wada asistió a las reuniones de la iglesia y se sintió conmovido por los testimonios de los miembros locales. Los Santos de los Últimos Días locales se convirtieron en sus amigos.

Pronto, los misioneros le pidieron a Takeshi que diera una oración. Dudaba en orar de la manera en que le enseñaron y, en su lugar, se acercaba a una oración con insinceridad. Se avergonzó inmediatamente y juró que la próxima vez que le pidieran que orara sería diferente. Un testimonio comenzó a crecer dentro de él.

Se sentía consternado por las expectativas de su familia budista. Sin embargo, Takeshi continuaba diciéndoles a los misioneros, “no me puedo unir a la iglesia, pero me gustaría aprender más.”

Dos años después, antes de que Takeshi se fuera para estudiar en los Estados Unidos a los 17 años, sus padres le dieron el consentimiento y se bautizó.

Terminó la escuela secundaria mientras vivía con una familia Santo de los Últimos Días en Utah y recibió una licenciatura en artes, lingüística, en 1990 y una maestría en administración de negocios en 1996 de la Universidad de Brigham Young.

El élder Takashi Wada sirvió en la Misión Salt Lake City Norte, Utah, y se casó con Naomi Ueno el 18 de junio de 1994 en el Templo de Tokio, Japón. La pareja tiene dos hijos.

Recordando su conversión hoy, el élder Takashi Wada se da cuenta de que muchos lo ayudaron. La hermana Wada, se unió a la iglesia en 1982 a los 17 años y también muchos la ayudaron durante sus primeros años como Santo de los Últimos Días.

La hermana Wada conoció a los misioneros en su escuela secundaria, donde los misioneros estaban dando lecciones sobre la cultura estadounidense. Se enteró de que había clases gratis de inglés e inmediatamente comenzó a asistir.

Sobre su primera clase de inglés con los misioneros, compartió:

“Me sentí muy bien en ese entorno y deseaba quedarme ahí tanto como fuera posible. No sabía qué era, pero deseaba seguir sintiendo esa sensación cálida.”

La hermana Wada, que crió a Shinto, conoció a los misioneros durante 8 meses antes de que su padre enfermara y fuera hospitalizado. Por primera vez “ejercí mi fe”.

La hermana Wada se bautizó un año después de entrar a un centro de reuniones Santos de los Últimos Días.

“Nos sentimos agradecidos con los misioneros y los miembros que siempre estuvieron ahí para nosotros. Nos sentimos agradecidos por el amor y comprensión incondicional de nuestros padres que nos permitieron seguir al Salvador. Desde que nos bautizamos, ambos sentimos que la iglesia nos eleva.”

Fuente: Church News

Video relacionado

También te puede interesar

Comentarios
[…] También te puede interesar: El Élder Takashi Wada comparte su historia de conversión a la fe mormona después de crecer como b… […]
Volver a ser mormona: Historia de conversión por Nicky Woodfield
Mi conversión es parecida, yo hice mi primera comunión, pero a la hora de la comida, me ofrecieron, licor y cigarro, y como no acepte, se enojaron, y lo que hice fue retirarme de la fiesta, esa noche soñé a mi Madre fallecida, y me dijo esto " hijo busca una Iglesia " y al siguiente día salí a buscar una Iglesia, después de mucho buscar, y ver varias Iglesias, me presentaron a los misioneros, y en ocho días de charlas fui bautizado, y fui 25 años Obispo, en 4 barrios consecutivos, y acepté bautizarme por la PRIMERA VISIÓN. ME encantó.
Jesús González Argüello

Deja Tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *