Equipo de BYU ayuda a cumplir último deseo a obispo con cáncer terminal

Brandon Stewart, de 44 años, recientemente sirvió como obispo de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Clinton, Utah.

Stewart fue diagnosticado con melanoma metastásico en noviembre de 2019. Fue tratado en el Instituto de Cáncer Huntsman y en el Hospital de la Universidad de Utah, fue sometido a tres cirugías cerebrales, inmunoterapia, terapia dirigida y radiación, según informó su familia.

Lamentablemente, a mediados de diciembre de 2020, tras diversos tratamientos de cáncer, los doctores informaron que a Brandon le quedaba corto tiempo de vida.

Shauni, la esposa de Stewart, le preguntó a su esposo si había algo especial que quisiera hacer en el tiempo que le quedaba. Stewart respondió:

“Me encantaría pasear en el camión del equipo de fútbol de BYU”.

También te puede interesar:Pdta. Jones comparte sentido mensaje tras la muerte de su hijo por cáncer

Stewart tiene experiencia educativa y profesional en mecánica e ingeniería de fabricación, por lo que un paseo en el camión de fútbol de BYU fue lo ideal para él.

Además, Stewart se retiró con el rango de mayor de la Guardia Nacional en 2019. Su servicio militar incluyó un despliegue de un año en Irak de 2004 a 2005.

Después de un trabajo en equipo, el sueño de Stewart se pudo hacer realidad el sábado 30 de enero. Sus amigos y vecinos lo acompañaron con pancartas y banderolas con mensajes como “Te amamos Brandon” mientras que Stewart junto a su esposa y sus cuatro hijos paseaban en el bus de fútbol de BYU.

Incluso el entrenador, Kalani Sitake, y la mascota oficial del equipo se unieron a la pequeña celebración.

Sitake declaró para Deseret News que era importante honrar a Stewart y expresó su gratitud por el servicio que le ha brindado a su Iglesia y país.

“Somos como muchos otros equipos. Queremos hacer servicio y ayudar a otras personas. Esa es una gran razón por la que me encanta ser entrenador.

Brandon es un año menor que yo. Me conmueve pensar en ello: él y su familia, el servicio que ha prestado, las cosas que ha hecho como obispo y su servicio para nosotros en el ejército.

Así que pensé que era importante que pudiéramos estar aquí y sabía que significaría mucho para la comunidad, así que solo quise honrarlo”.

Por su parte, el jefe de equipo, Billy Nixon, le entregó a Stewart y a su familia camisetas y demás cosas del equipo de fútbol de BYU.

Shauni Nelson agradeció a BYU y a todas las personas involucradas en la increíble sorpresa para su esposo en este difícil momento.

Fuente: Deseret News

| Vida S.U.D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *