“Defensora de la fe”: El legado religioso de la reina Isabel II

reina isabel II

Como cabeza de la familia real, la reina Isabel II desempeñó un papel importante en más que solo asuntos políticos. La Reina también ayudó a dirigir la Iglesia de Inglaterra y ostentaba el título oficial de “Defensora de la fe”.

Christianity Today informó lo siguiente el jueves 8 de septiembre después de darse a conocer la noticia del fallecimiento de la reina Isabel II:

“Sus deberes incluían el nombramiento de arzobispos, obispos y decanos de la Iglesia de Inglaterra según lo aconsejado por el primer ministro. En 1970, se convirtió en la primera soberana en inaugurar y dirigirse al Sínodo General de la Iglesia en persona, una práctica que continuó cada cinco años después de las elecciones diocesanas”.

reina Isabel II

Reina Isabel. Créditos: Getty Images, Samir Hussein

Aunque los monarcas británicos han trabajado siempre en estrecha colaboración con los líderes de fe, este rol oficial en la religión se remonta al período de la Reforma, cuando el Papa le otorgó el título de “Defensor de la fe” a Enrique VIII, quien estaba complacido de haber rechazado las enseñanzas de Martín Lutero, según informó Religion News Service.

Poco después, como señala el artículo, Enrique VIII se separó de la Iglesia Católica y “se declaró cabeza de la nueva Iglesia de Inglaterra”.

Más adelante, después de la muerte del rey Enrique, la relación de la familia real con la iglesia volvió a cambiar, lo que permitió que los líderes ordenados pudieran tomar la mayoría de las decisiones en lo que respecta a su fe.

Reina Isabel en su juventud. Imagen: The Gazatte

“El monarca británico retiene la autoridad constitucional en la iglesia establecida mas no la gobierna”, informó Religion News Service.

El obispo principal de la Iglesia de Inglaterra, el reverendo Justin Welby, arzobispo de Canterbury, también emitió un comunicado expresando su gratitud por la labor de la reina y compartió que la familia real estaría en sus oraciones.

“Fue un gran privilegio conocer a Su Majestad en muchas ocasiones. Su claridad de pensamiento, capacidad para escuchar atentamente, mente inquisitiva, sentido del humor, extraordinaria memoria y bondad sobresaliente me hicieron valorar la bendición que ha sido para todos nosotros”.

Reina Isabel. Créditos: Andrew Milligan, Getty

Asimismo, señaló que la “confianza en Dios” de Isabel fue visible a lo largo de sus 70 años en el poder.

“Ella vivió su fe todos los días de su vida. Su confianza en Dios y su profundo amor por Dios fueron fundamentales en la manera en que llevó su vida, hora tras hora, día a día. En la vida de la fallecida monarca, hemos visto lo que significa recibir el don de la vida que Dios nos ha dado y, mediante un servicio paciente, humilde y desinteresado, compartirlo como un don para los demás”.

El artículo de Christianity Today señaló que la reina Isabel II con frecuencia hablaba de “la importancia de su fe y se la recomendaba a sus súbditos”.

“Para mí, las enseñanzas de Cristo y la responsabilidad que tengo sobre mis actos ante Dios me brindan la base con la que trato de llevar mi vida”, dijo la reina en su mensaje de Navidad en 2000, según Christian Today.

Créditos: Cecil Beaton, 1953, vía Britannica

La fallecida monarca asistió a la iglesia regularmente a lo largo de su vida y se dice que tuvo una fe sin complicaciones, basada en la Biblia.
Debido al importante papel que desempeñaba la fe en su propia vida, la reina Isabel II se esforzó por comprender el rol que desempeñaba en la vida de los demás.

Ella aprovechó las oportunidades para aprender sobre las religiones no cristianas e impulsar la aceptación de la diversidad religiosa.

Reina Isabel. Créditos: Ranald Mackechnie, Royal Household via AP

Christianity Today señaló:

“Los esfuerzos de la reina fueron reconocidos en 2007 por el Three-Faiths Forum, una organización dedicada a generar comprensión y relaciones duraderas entre personas de todos los credos y creencias.

Le entregó a Su Majestad el Medallón de Oro Interreligioso Sternberg, otorgado a personas que han ayudado a promover la paz y la tolerancia entre personas de diferentes religiones”.

En reconocimiento a esta labor y sus muchos años de liderazgo, diferentes líderes religiosos han emitido declaraciones por el fallecimiento de la Reina, incluida la Primera Presidencia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y el Papa Francisco.

Fuente: Deseret News

También te puede interesar

| Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *