Los Santos en Venezuela: Un ejemplo en este tiempo de incertidumbre 

venezuela

Los Santos de los Últimos Días han pasado por muchas pruebas y desafíos, cambios e incertidumbre a lo largo de la historia de la Iglesia. Y si hay un país que puede enseñarnos con su ejemplo es Venezuela.

Como sabemos, la Conferencia General estará disponible para todos los Santos en el mundo gracias al uso de la tecnología, sin ningún acceso presencial al público en general. Este cambio fue anunciado el 11 de marzo en tres cartas a los miembros de la Iglesia.

¿Escuchar al presidente Russell M. Nelson discursar en una conferencia a través de la tecnología? ¿Contribuir con la obra misional de un país utilizando solo misioneros nacionales?

También te puede interesar:Cómo ver la Conferencia General Nº 190 desde tu casa

Bueno, eso es algo que los Santos venezolanos conocen a la perfección. Por años, Venezuela ha sido asediada por desestabilizaciones económicas y sociales, preocupaciones en cuanto a la seguridad, prohibiciones de viaje, sanciones e hiperinflación. 

Es debido a estas circunstancias que la Iglesia en Venezuela ha tenido que ser autosuficiente con su liderazgo local y el crecimiento de la membresía, sin misioneros extranjeros asignados.

Los Santos de los Últimos Días de todo el mundo ahora se enfrentan a circunstancias similares debido a los ajustes de la Iglesia para limitar la propagación del nuevo coronavirus (COVID-19).

A principios de este año, el presidente Russell M. Nelson y el Élder D. Todd Christofferson, del Quórum de los Doce Apóstoles, brindaron un mensaje en un Devocional especial para Venezuela el 2 de febrero, impartiendo palabras de consuelo, aliento y perspectiva eterna a los hermanos y hermanas de este país.

Este mensaje fue compartido de una manera diferente. Las restricciones de viaje y seguridad impidieron que ambos líderes pudieran ir personalmente y reunirse con los Santos de los Últimos Días de aquella nación sudamericana.

Eso no impidió que el presidente Nelson y el Élder Christofferson pregrabaran sus mensajes, los compartieran con Venezuela, copiados en unidades de memoria USB y entregados a cada estaca y distrito para ser emitido localmente. 

Templo de Caracas, Venezuela

Casi 24,000 Santos vieron el devocional dominical en los centros de reuniones de todo el país.

De la misma manera podemos prepararnos y participar en la Conferencia General este fin de semana, quedándonos en casa, compartiendo en familia recibiendo alimento espiritual de los líderes de la Iglesia de Cristo.

“Cuando enfrentamos desafíos y aflicciones, podemos sentirnos desanimados o quizás olvidados”, dijo el presidente Nelson. Les aseguro que Dios no los ha olvidado... Testifico que el Señor los conoce. Están grabados en las palmas de las manos del Hijo de Dios. Él no los abandonará.”

Fuente: thechurchnews.com

| Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *