10 Maneras de ayudar a los adolescentes a obtener más de la Iglesia

Adorando al Padre

Nuestra juventud es magnífica, pero necesitamos aprovechar su potencial, asegurándonos de que crecerán amando  el evangelio de Jesucristo. Algunos o todos estos consejos pueden ayudar a los adolescentes a obtener más de su asistencia a la iglesia.

1.Dejen todos los aparatos electrónicos en casa o en el auto

No traigan celulares, IPods, consolas portátiles, etc. a la iglesia. Si hay la necesidad de hacer una llamada, esta será realizada fuera de la iglesia donde no interrumpirá o distraerá a otros, la reunión dominical es sólo de tres horas; no hay necesidad de enviar un mensaje de texto durante este tiempo. Puede que necesite asegurarse de que su adolescente guarde estos dispositivos para que esta regla se cumpla ¿Qué hay acerca de las escrituras en los dispositivos móviles? Como maestra de Escuela Dominical he notado que la tentación de jugar algún juego es muy fuerte. La mejor manera de resistir la tentación es evitarla.

2.Pregunte a su hijo si estaría dispuesto a ayudarle a escoger la música apropiada para fijar el humor del día de reposo

Alientelos a estar listos para la iglesia temprano para eliminar la ansiedad que usualmente se siente en las prisas de llegar a tiempo a la iglesia. Pídales dar ideas para hacer sentir el Espíritu más accesible en casa.

3. Enseñar la preparación de sábado para domingo

Puede que los adolescentes volteen los ojos si usted dice “el sábado es un día especial, es el día en que nos preparamos para el domingo”, pero el mensaje es verdadero  sin importar  la edad. Revise con sus hijos si su ropa de domingo necesita ser lavada y enséñeles a cómo planchar su ropa, a limpiar sus zapatos y a reparar ropa. Prepararse para la reunión, lecciones, discursos, etc. el sábado es importante porque ayuda a reducir los nervios de último minuto y asegurará que las tareas se completarán.

4.Pregunte a sus hijos qué aprendieron en sus clases de  escuela dominical y de hombres y mujeres jóvenes

Para superar la famosa respuesta: “no sé”,que usualmente viene de una pregunta como esta, “¿qué fue lo que encontraste más interesante hoy?” Puede incluso preguntar “¿puedes mencionar tres cosas que aprendiste hoy? Esto les ayuda a concentrarse en los aspectos positivos de los programas de la iglesia y los alienta a conversar más acerca de esos temas.

5.  Estén conscientes de las actividades y reuniones de sus hijos

Motiven a sus hijos a ser responsables e informarles de los anuncios, pero también a ser proactivos a fin de que no se pierdan de eventos importantes. Si es posible, consigan una copia del calendario de reuniones. Si tus hijos están renuentes a asistir a ciertas actividades, habla con ellos, escucha, y encuentren de donde provienen esos sentimientos. ¿Qué puedes hacer para superar esos sentimientos? Si hay preocupaciones válidas, puede ser necesario que te reunas con sus líderes y discutan una solución. También, anima a tus hijos a aportar sugerencias para las actividades que disfruten, los líderes de la juventud generalmente agradecen ideas que les ayude a planear apropiadamente sus clases.

6.Platiquen cómo sus hijos pueden ayudar a aquellos con necesidades especiales en su barrio

Pídales que estén atentos a aquellos niños no importa que edad pueden tener. Algo pequeño como un simple “¡hola! ¿como te va?” puede ser significativo para un miembro con necesidades especiales.

7. Ayudarles a familiarizarse con la lectura de las escrituras

Leer las escrituras juntos es importante por la obvia razón de obtener un testimonio y reforzar los principios del evangelio en casa, pero ¿han considerado algunas otras razones de porqué esto es importante? Cuando leen juntos como familia le provee a sus hijos una oportunidad de familiarizarse con la lectura de las escrituras. Si ellos se sienten cómodos leyendo en voz alta en casa es más probable que se sientan cómodos participando en la iglesia al responder preguntas y leyendo en voz alta.

8. Denles responsabilidades para la noche de hogar

Tener con regularidad Noches de Hogar es importante para sus hijos especialmente si los alientan a tomar parte en la planeación, dando una clase, etc. Esas pequeñas asignaciones pueden enseñarles cómo prepararse para charlas de juventud, lecciones y otras actividades.

9. Apoyenlos en sus llamamientos

Si sus hijos se quejan de sus llamamientos en la iglesia, primero escuchen y después pregúnteles si les gustaría ideas de cómo mejorar su experiencia. Algunas veces los niños sólo necesitan desahogarse y aprecian un oído que escuche y en otras ocasiones tal vez tengan desafíos significativos con sus responsabilidades. En todos los casos, si sutilmente puede dirigirlos en una dirección positiva pueden impactar su actitud hacia futuros llamamientos.

Una pregunta importante que hacerse es, ¿su hijo ha sido apartado para su llamamiento? Si no es así, tómese un tiempo para hacerlo, todo miembro debe ser apartado para cada llamamiento. ¿Pueden recordar alguna parte de esa bendición? Ayúdenlos a concentrarse en los aspectos más importantes de su puesto. A veces, los adolescentes pueden sentirse sobrecargados por todas las reuniones de planeación y encuentren difícil ver los grandes principios cuando se enfocan en pequeños detalles.. Ayudenles a ver la importancia de sus esfuerzos.

10.Hable con sus hijos acerca del mandamiento de Jesús de amarse uno al otro.

¿Ellos creen que este mandamiento aplica todos en su grupo en la iglesia? Tanto como nos gustaría ignorar, la presión de grupo todavía ocurre en los grupos de jóvenes en la iglesia. Generalmente, ciertas personas son singulares porque son diferentes, pueden ser evitados, criticados, o pelear abiertamente. Hablen con sus hijos sobre lo que Cristo tendría que hacer en esas situaciones. Refuerce la importancia de la membresía en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. ¿ellos se ponen de pie como testigo de Cristo, aún en circunstancias difíciles cuando la presión de grupo es más fuerte?

Cuando amigos de otra fe los visiten, recuerden que aquellos que interactúen con ustedes ayudarán a tener una impresión sólida de la iglesia, sea buena o mala. Discutan cuán importante es vivir de acuerdo a los estándares del evangelio y ser un buen ejemplo del amor de Cristo a todos los que visiten nuestras iglesias.

Siempre se abierto con tus hijos y anímalos a que hablen con usted sobre situaciones que pueden ocurrir en su barrio. Puede haber una necesidad de intervención de los padres o ayuda del obispado para resolver algunas situaciones.

Finalmente, recuerden que sus hijos aún son adolescentes. A veces pueden actuar como un adulto, pero hay muchos pasos más antes de que se gradúen de la “adolescencia”. Los programas para la juventud de la iglesia son inspirados y adaptados a ayudara sus hijos durante este tiempo impredecible de su vida. Trabajen con ellos, no en contra de ellos, para hacer la asistencia a la iglesia más agradable y ayudarles a obtener un fuerte amor por el evangelio que los llevará hasta la edad adulta.

Este artículo fue escrito por Rachelle J. Christensen para ldsliving.com y traducido al español por Wendy Vianey Almazán Cano para mormonsud.com

| Fortaleciendo a las Familias
Publicado por: Wendy Vianey Almazan Cano
"Barrio Montes, Estaca Tecamac, México. Miembro de la iglesia de nacimiento, optimista, entusiasta, estudiante de idioma Ingles en FES-Iztacala, U.N.A.M. Me encanta el Cine, la música, leer. Disfruto de pasar tiempo en compañía de mi familia y amigos."
Dejar de buscar la pareja perfecta.
Por qué los solteros deben dejar de buscar la pareja "perfecta"
Tres consideraciones para dar una mala noticia a tu misionero
Lo que usualmente no se habla de la obra misional y por qué...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *