Cómo enseño ciencia en la educación en casa como cristiana

27 de marzo 2014 porBritt Kelly
Archivado bajo:Britt Kelly: Aprendiendo en el Hogar 

Soy miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos Últimos Días, también conocidos como los mormones. Leemos las escrituras, oramos, y vamos a la iglesia y a sus actividades. Creemos que Dios creó la tierra. Creemos que Adán y Eva cayeron y que Jesucristo nos salvará. Es sólo que concuerdo firmemente con Galileo de que “la Biblia nos enseña cómo ir al cielo, no cómo van los cielos”. Yo no trato de destruir la ciencia con mi comprensión de las escrituras, o de extender mi evangelio por toda la ciencia. Sólo los dejo tranquilos donde están, a sabiendas de que mi entendimiento está lejos de ser perfecto. La religión y la ciencia, me inspiran y a la vez me asombran. No espero que la ciencia que me salve, ni requiero de una tecnología detallada de mi religión. Esa es mi opinión…

mormones-haciendo-jardineríaCada niño es un científico. Los niños nacen fascinados con el mundo que les rodea. Siento que mi responsabilidad es la de cultivar y preservar su curiosidad natural. Ese es el enfoque de nuestra enseñanza de ciencias.

Observación: Vayan a dar un paseo con un niño. En general,el único ejercicio que se hace en un paseo con un niño es la oportunidad de ejercitar la paciencia. Se toman el tiempo para notar las nubes y seguir a una oruga. Literalmente ir detrás de una oruga. Decidí hace mucho tiempo el separar las caminatas de las exploraciones. Las caminatas son cuando tenemos un destino y una fecha límite. Las exploraciones sonpara mis pequeños científicos. Hacemos crujir las hojas, seguimos a las mariposas, olemos las rosas, y nos ponemos al nivel de los bichos. La observación paciente es una habilidad crítica para los científicos. Le doya mis hijos el espacio y el tiempo para practicar esta habilidad.

Colecciones: Cada niño quiere recoger las cosas. Hemos tenido cajas de hojas, piedras e insectos. Hemos aprendido cómo blanquear los huesos de pollo, para así poder conservarlos. ¿Es complicado? Sí. ¿Tengo sorpresas en mi nevera y en el mostrador? A veces. Yo dejo que sucedan.

Medida: A los niños les encanta contar, pesar, medir y comparar. Ellos tienden a tener más paciencia y longevidad que yo. A veces ellos sacan la escala, y a veces yo empiezo algo y un niño acaba entretenido con eso… y puede pesar y medir sus colecciones, o cosas al azar durante horas.

Hora: La ciencia lleva tiempo.  Me encanta pasar las cuatro estaciones, año tras año, con mis pequeños científicos. Un jardín es una ciencia muy práctica, pero permite conversaciones y recompensas maravillosas. La fotosíntesis, la composición del suelo, las necesidades únicas de cada planta, el milagro de una semilla, la recompensa de una cosecha… la jardinería es una aventura de ciencia única. Me encanta que puedan seguir interesados en ello durante años.

Vida:La vida está llena de ciencia. Limpiar, cocinar, hacer la lavandería, arreglar los autos o la cerca, los deportes, las lesiones y los embarazos. La vida exige experimentación.

Y sí, a veces repetimos los experimentos. Es también es ciencia. Así quetenemos nuestros experimentos favoritos de la familia, y hacemos experimentos de los libros. Pero he encontrado que hay un poder único en dejar que la escritura, el análisis y la mayor parte de su experiencia de ciencias sea por sus propios intereses.

 

Aprendiendo en el Hogar
Para leer más artículos de Britt, haga clic en la imagen.

Comparto lo que estoy leyendo. Yo leo a Lavoisier. Suena arrogante, pero es tan accesible. ¿Quién no querría aprender acerca de cómo murió Lavoisier? ¿O el papel increíble que su esposa jugó en su trabajo, incluso después de su muerte? No entiendo todo de su escritura, pero él explicó cómo la presión afecta al clima de una manera que fue lo suficientemente clara para que yo pudiera explicárselo a mis hijos.

Cuando enseño a mis hijos sobre la evolución, empiezo con Darwin. Cuando conecto la ciencia con la vida del científico, descubro que inspira a mis hijos a reconocer la cantidad de tiempo que puede tomar el aprender y hacer conexiones. En algunos casos, toda la vida. En nuestra sociedad instantánea, eso es valioso. También se basa, naturalmente, en la historia, la cultura, el teatro y la literatura que rodea a la ciencia.

Cultivar el científico natural en cada niño es una aventura. Es complicado. Me lleva fuera de mi zona de confort. Me enseña y me inspira. Se requiere de paciencia y mucho detergente. Me hace estar agradecida por el internet y la belleza bendita de este mundo.

Britt Kelly

Etiquetas: cristianos y la ciencia, educación en el hogar, enseñando ciencia en el hogar, mormones, mormones y la ciencia, la ciencia, la ciencia y la educación cristiana en el hogar, la ciencia y la educación en casa mormona

| Fortaleciendo a las Familias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *