Encuentra el gozo

como encontrar gozo

Eran 5 am y mi hija de dos años comenzó a llorar. Ella tenía fiebre y se sentía muy mal y pasamos a tener un día bastante largo. A las 3 de la tarde estaba lista para colapsar. Pero mi pequeña me necesitaba, y mi hija de dos años abría mis párpados en cualquier momento que intentaba cerrarlos para un pequeña siestita. Yo estaba agotada. Y luego recordé algo de un par de semanas atrás.

como encontrar gozo

Gene R. Cook, de los setenta, dio una devocional en BYU llamada “Seek Eternal Happiness”. En él cita una primera carta de la presidencia que fue enviada en la que estaba escrito:

“Hay gran alegría y regocijo en su posteridad, dando uno de las grandes propósitos de la vida”.

Estaba pensando en esto en el templo y me di cuenta que necesitaba encontrar alegría -siempre.

Encontraremos lo que buscamos en la vida.

Y en ese momento de agotamiento por la tarde, cuando mi cuerpo sentía que no podía permanecer despierto, y las constantes exigencias de dos niños pequeños eran suficientes para volverme loca, busqué la alegría. Lo vi en la risa de mi hijo durante uno de sus programas favoritos, Paw Patrol. Lo vi en sus pequeños cuerpecitos que han sido bendecidos por estar generalmente sanos. Lo vi en nuestra casa y todo con lo que hemos sido bendecidos. Lo sentí cuando dije una silenciosa oración pidiendo ayuda, ¡sé orar! Qué bendición. Lo vi al reflexionar sobre lo agradecida que estoy por mis bendiciones. Y de repente las cosas no parecían tan difíciles. Encontrar alegría es vigorizante.

El diccionario define alegría como: una sensación de gran placer y felicidad. Cuando siento alegría, quiero hacer una oración de gratitud en mi corazón en ese momento por ese momento, o anotarlo en un diario. El gozo se define por mostrar o expresar gran alegría y deleite. Quiero mostrar más alegría en mi vida, tal vez diciendo a mis hijos lo que me gusta de ellos, dando más abrazos, y estar más presente.

El élder Nelson, en la sesión de la Conferencia General de octubre de 2016, dijo:

“Cuando el centro de nuestras vidas está en el plan de salvación de Dios, Jesucristo y Su Evangelio, podemos sentir alegría sin importar lo que sucede o no sucede en nuestra vida. Vive. La alegría viene de y por causa de Él. Él es la fuente de toda alegría”.

Cuando el centro de nuestras vidas está en Jesucristo, encontrar la alegría se hace más fácil, tenemos claridad y propósito. He descubierto que leer mis escrituras por la mañana me ayuda a tener una perspectiva más clara a lo largo del día e invita al Espíritu a estar conmigo desde el principio. Esto abre mis ojos a más alegría.

Al crecer mi madre siempre decía, “puedes hacer esto feliz o triste”. Recuerdo esto específicamente cuando todos teníamos que limpiar la iglesia y empezábamos a quejarnos. Nos guste o no, tenemos que elegir cómo sentirnos pero todavía tenemos que sobrellevarlo no importa qué. Pero cuando elegimos la alegría en todo lo que hacemos, cambiará la experiencia que tenemos y nos cambiará.

como encontrar gozo

El élder Nelson continúa diciendo:

“La alegría es poderosa, y centrarse en ella trae el poder de Dios a nuestras vidas. Como en todas las cosas, Jesucristo es nuestro ejemplo definitivo, “por el gozo puesto delante de él, sufrió la cruz” ¡Piensa en eso! ¡Para que Él sufra la experiencia más insoportable jamás soportada en la tierra, nuestro Salvador se enfocó en el gozo! ¿Y cuál fue el gozo que le fue dado? Seguramente incluía la alegría de limpiarnos, sanarnos y fortalecernos; la alegría de pagar por los pecados de todos los que se arrepienten; la alegría de hacer posible que tú y yo volvamos a casa limpios y dignos para vivir con nuestros padres celestiales y nuestras familias. Si nos centramos en la alegría que vendrá a nosotros, o para aquellos que amamos, ¿qué podemos sobrellevar que actualmente parezca abrumador, doloroso, espantoso, injusto o simplemente imposible?”

El Salvador se enfocó en la alegría durante su momento más duro.

A través de tantas maneras y circunstancias diferentes, nuestra posteridad tiene el potencial de traernos angustia. Eso es una parte de experimentar tanto el amargo y el dulce. Sin embargo, “por la noche durará el llanto, y a la mañana vendrá la alegría” (Salmos 30: 5)” A veces se necesita paciencia y persistencia, pero la alegría siempre está ahí si la buscamos. Llegamos a amar, enseñar y proteger a estos hijos de Dios, y creo que vale la pena regocijarse, no importa lo desigual que sea el camino.

Encuentra el gozo, encuéntralo en las largas noches sin dormir, en la casa desordenada, en los momentos felices, en cada momento, siempre busca la alegría. Siempre estará allí porque es la razón de nuestra creación, para que podamos tener gozo.

Este artículo fue escrito originalmente por Jessica Dyer y fue publicado en aggielandmormons.org, con el título FIND THE JOY Español © 2017

| Fortaleciendo a las Familias
Publicado por: Patricia Ortiz R. de Verano
Miembro de la Iglesia, sirvió en la misión Colombia Bogotá Sur. Es esposa, mamá y educadora en idiomas extranjeros (Inglés, Francés, Italiano), con Certificaciones Internacionales en Inglés, Diplomado en Traducción . Con experiencia en Marketing. Aficionada a la escritura, música, pintura, y a todo lo relacionado con el arte y el aprendizaje.
Por qué deberíamos dejar de evitar hacer cosas difíciles
por que nos mentimos a nosotros mismos
¿Por qué nos mentimos a nosotros mismos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *