3 Consejos para crear un hogar más centrado en Cristo

hogar

La Iglesia de Jesucristo anunció durante la última Conferencia General un nuevo plan de estudios centrado en el hogar y apoyado por la Iglesia. Sí, a partir de enero nuestro tiempo en la Iglesia se reducirá de tres a dos horas. Sin embargo, creo que no deberíamos considerar este cambio como una hora fuera de la Iglesia cada domingo.

En lugar de eso, deberíamos considerar este cambio como una oportunidad para llevar a Cristo a nuestros hogares de una manera más efectiva. Así,  mientras nos preparamos para estos cambios, mencionaré tres consejos para crear un hogar más centrado en Cristo.

También te puede interesar: 5 consejos para tener una noche de hogar exitosa

1. Crear rituales, no solo rutinas

hogar

Primero, permíteme explicar la diferencia entre rutinas y rituales:

Las rutinas son tareas recurrentes que se tienen que terminar. A menudo, nos enfocamos en las rutinas como listas de verificación, cosas que solo se necesitan completar. Por ejemplo, probablemente necesites lavar los platos todos los días para mantener tu hogar limpio y organizado. Completar esta tarea diariamente sería una rutina.

Por otro lado, los rituales tienen un significado más profundo. Por ejemplo, puedes convertir lavar los platos en un ritual familiar si siempre lavas los platos con un miembro de la familia mientras cantan sus canciones favoritas. Los rituales siguen siendo tareas recurrentes, pero las personas generalmente disfrutan realizar rituales más que completar tareas mundanas.

Muchas de las cosas centradas en la Iglesia que hacemos en el hogar como la oración, el estudio de las Escrituras y la noche de hogar ya son rituales porque tienen un profundo significado religioso. Sin embargo, a veces, pienso que nos enfocamos en estas cosas como rutinas, no rituales. Déjame explicarte cómo funcionó esto en mi familia:

Fue muy difícil reunir a mi familia para orar porque consideraba que la oración familiar era más una rutina, una tarea que se necesitaba completar todos los días. No obstante, mientras estaba en la Universidad de Brigham Young, tomé una clase sobre los procesos familiares con el Dr. Jess Hill (una clase que, por cierto, recomiendo mucho) y mi enfoque sobre la oración familiar cambió completamente.

El Dr. Hill nos enseñó la importancia de crear rituales familiares. En un esfuerzo por lograr que la oración familiar fuera más significativa, mi esposa y yo comenzamos a hacer juegos con nuestros dos hijos pequeños después de cada oración. Nuestra oración familiar se volvió más significativa y agradable. Ahora, nuestros hijos esperan la oración familiar con ansias todos los días.

Entonces, encuentra maneras de darle un significado adicional a las actividades centradas en Cristo en tu familia.

2. Controla los medios de comunicación que entran a tu casa

hogar

Ahora, más que nunca, la mayoría de personas tiene acceso casi ilimitado a los medios de comunicación. Solo piensa, ahora ni siquiera tienes que dejar tu casa para alquilar una película, hay muchos medios de comunicación que compiten por nuestro tiempo como la televisión, los videojuegos, las aplicaciones de teléfono, la música y los sitios web, solo por nombrar algunos.

Cierto número de estos medios de comunicación pueden ser edificantes mientras que otros, pueden ser una pérdida de tiempo y otros, como la pornografía, pueden destruir completamente tu vida.

Debido a estos peligros, debes estar pendiente de los medios de comunicación que entran a tu hogar. Limita el acceso a los medios de comunicación que tienen tus hijos.

Conozco a varios Santos de los Últimos Días que limitan el acceso que tienen sus hijos con teléfonos inteligentes y tabletas. Controlan el comportamiento de sus hijos y no les permiten utilizar estos dispositivos en sus habitaciones ni a altas horas de la noche. Conversan con tus hijos sobre los medios seguros y se cercioran de que su familia tome descansos ocasionales de los medios de comunicación.

Hace varios años, la ex Presidenta General de las Mujeres Jóvenes, Elaine S. Dalton, habló en nuestra estaca. Dalton, conocida como “la dama de la virtud,” contó que una vez ella y su esposo fueron a ver una obra popular en Broadway.

Muchos Santos de los Últimos Días les recomendaron la obra, por lo que los Dalton creyeron que la obra sería inofensiva. Sin embargo, Dalton dijo que la obra utilizó lenguaje y contenido ofensivos. No hace falta decir que los Dalton se levantaron y se fueron del  teatro, sin lamentar su elección.

Creo que a menudo justificamos los medios de comunicación que elegimos. Cuando permitas que un medio de comunicación ingrese a tu hogar, pregúntate si te acercará más a Cristo.

Al igual que los Dalton, ten la fortaleza para alejarte de cualquier cosa que pueda ofender al Espíritu. En lugar de ver los medios que te degradan, busca contenido que te inspire a convertirte en una mejor persona. Asegúrate de que tu hogar sea un lugar seguro para que viva tu familia.

3. Se constante

hogar

El Élder David A. Bednar lo dijo mejor cuando se dirigió a la Iglesia en la Conferencia General de octubre de 2009:

A veces mi esposa y yo nos preguntábamos si nuestros esfuerzos por hacer estas cosas espiritualmente esenciales valdrían la pena. De vez en cuando leíamos los versículos de las Escrituras en medio de exclamaciones como: “¡Fulano me está tocando!” “¡Dile que no me mire!” “¡Mamá, él está respirando mi aire!”.

Otras veces las oraciones sinceras eran interrumpidas por risitas y codazos; y con varoncitos activos y bulliciosos, las lecciones de la noche de hogar no siempre daban como resultado altos niveles de aprovechamiento espiritual.

Había momentos en los que mi esposa y yo nos exasperábamos porque los hábitos de rectitud que tanto nos esforzábamos por fomentar no parecían dar los resultados espirituales inmediatos que deseábamos y esperábamos.

Si hoy les preguntaran a nuestros hijos adultos lo que recuerdan de la oración familiar, del estudio de las Escrituras y de la noche de hogar, creo que sé cómo contestarían.

Seguramente no definirían una oración en particular ni una ocasión especial del estudio de las Escrituras ni una lección particularmente importante de la noche de hogar como el momento crucial de su desarrollo espiritual. Lo que dirían que recuerdan es que nuestra familia era constante.

La constancia es fundamental en la creación de un hogar centrado en Cristo. Si eres constante en la oración, el estudio de las Escrituras y la noche de hogar, establecerás las pautas para un viaje eterno centrado en Cristo.

Así como un entrenamiento no proporciona resultados inmediatos para perder peso, hacer cosas importantes a nivel espiritual de manera esporádica no dará los mejores resultados. En cambio, el ejercicio espiritual constante condicionará a tu familia a llegar a ser más como Cristo. Tu hogar se convertirá en un santuario para cada miembro.

Artículo originalmente escrito por Derek Lange y publicado en thirdhour.com con el título “3 Tips for Creating a More Christ-centered Home.”-

| Fortaleciendo a las Familias
Publicado por: Nicole Córdova Loayza
Traductora de español, inglés y portugués. Me encantan los idiomas y conocer sobre diferentes culturas. También me gusta el arte y amo la naturaleza.
Templo de Roma Italia
Templo de Roma Italia modifica su fecha de dedicación
Elder Uchtdorf
Feliz cumpleaños Nº 78 al “Pastor Alemán” favorito de todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *