El Libro de Mormón, la clave de la religión

José Smith, el profeta de la restauración del evangelio de Jesucristo, dijo acerca del Libro de Mormón en una reunión con los Doce Apóstoles:

mormon-bible-book“… El Libro de Mormón era el más correcto de todos los libros sobre la tierra, y la clave de nuestra religión; y que un hombre se acercaría más a Dios al seguir sus preceptos que los de cualquier otro libro.” (Historia de la Iglesia, 4:461).

Mientras que la Biblia ha pasado por un sinfín de escribas, traductores y religiosos corruptos; el Libro de Mormón ha, de acuerdo con el profeta moderno Ezra Taft Benson, “ido del escritor al lector con un paso de inspirada traducción.”

Contrario a la creencia popular entre amigos de otras creencias, el Libro de Mormón no se trata de la adoración a un profeta llamado Mormón, ni tampoco adoramos a José Smith. El Libro de Mormón es un segundo testigo de Jesucristo, nuestro Señor, Salvador y Redentor.  Ezra Taft Benson nos dijo:

“El Libro de Mormón es la clave de nuestra religión… Existen tres maneras en que El Libro de Mormón es la clave de nuestra religión. Es la clave de nuestro testimonio de Jesucristo. Es la clave de nuestra doctrina. Es la clave del testimonio.” (Ezra Taft Benson, “El Libro de Mormón – La clave de nuestra religión,” Ensign, noviembre1986 4).

La clave en nuestro testimonio de Jesucristo:Parte del mundo cristiano niega la divinidad de Jesucristo y el Libro de Mormón brinda ese segundo testimonio de Su vida, Su divinidad, Su expiación y Su resurrección.El es el Hijo de Dios, el segundo miembro de la Trinidad, El es el Jehová del Antiguo Testamento, el Mesías resucitado del Nuevo Testamento y el único camino por el cual la humanidad puede ser redimida.

“Porque nosotros trabajamos diligentemente para escribir, a fin de persuadir a nuestros hijos, así como a nuestros hermanos, a creer en Cristo y a reconciliarse conDios; pues sabemos que es por la gracia de Dios que nos salvamos después de hacer cuanto podamos;

Y a pesar de que creemos en Cristo, observamos la ley de Moisés, y esperamos anhelosamente y con firmeza en Cristo, hasta que la ley sea cumplida.

Pues para este fin se dio la ley; por tanto, para nosotros la ley ha muerto, y somos vivificados en Cristo a causa de nuestra fe; guardamos, empero, la ley, a causa de los mandamientos.

Y hablamos de Cristo, nos regocijamos en Cristo, predicamos de Cristo, profetizamos de Cristo, y escribimos según nuestras profecías, para que nuestros hijos sepan a que fuente han de acudir para la remisión de sus pecados.” (2 Nefi 25: 23-26).

Sí, el Libro de Mormón testifica de Jesucristo miles y miles de veces.Nosotros sin pena testificamos al mundo sobre nuestro Señor y Salvador, Jesucristo.Clamamos al mundo de Su divinidad, Su amor puro por la humanidad, Su devoción a Su Padre y que El está a la cabeza de esta Iglesia, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, los mormones.

La clave de nuestra doctrina:Cada punto precioso de doctrina que fue quitado de la Santa Biblia por los métodos antes mencionados está restaurado en el Libro de Mormón.

¿Desea aprender como recibir respuesta a sus oraciones?Vea Moroni 10:3-5.

¿Quiere saber más sobre fe y humildad?Vea Alma 32.

¿Le gustaría entender el corazón de un profeta antiguo?Vea 2 Nefi 4: 15-35.

¿Le gustaría saber más acerca de “las otras ovejas que no son de este redil” de Jesucristo?Vea 3 Nefi.

¿Le gustaría saber más sobre el método apropiado de bautizar?Vea Moroni 6.

Creemos en Jesucristo.Creemos en nuestro Padre Celestial.Creemos en el Espíritu Santo.Creemos en la vida eterna, por tanto creemos que Jesucristo sufrió enormemente la expiación, murió a través de una cruel y atroz crucifixión y se levantó al tercer día en gloriosa resurrección.Creemos que por medio de Jesucristo toda la humanidad puede redimirse y que la vida eterna aguarda.Creemos que las familias son eternas.Creemos que vivimos antes, que ganamos la vida y por nuestras acciones en la vida podemos ganar una recompensa eterna.

El evangelio de Jesucristo está lleno de esperanza, amor, aprendizaje, fuerza y felicidad.Todo esto se enseña y testifica en el Libro de Mormón.

El Presidente Ezra Taft Benson dijo:

Como mencioné antes, el Señor mismo ha declarado que el Libro de Mormón contiene “la plenitud del evangelio de Jesucristo” (D y C 20:9).Eso no significa que contiene cada enseñanza, cada doctrina jamás revelada.Más bien, significa que en el Libro de Mormón encontraremos la plenitud de aquellas doctrinas necesarias para nuestra salvación.El Libro de Mormón ofrece tanto que ensancha nuestro entendimiento de las doctrinas de salvación.Sin esto, mucho de lo que se enseña en otras escrituras no sería tan pleno y precioso. (Ibid).

La clave de nuestro testimonio:¿Qué es un testimonio?“Un testimonio es una evidencia espiritual dada por el Espíritu Santo.El fundamento de un testimonio es el conocimiento de que el Padre Celestial vive y ama a Sus hijos; que Jesucristo vive, que El es el Hijo de Dios, y El llevó a cabo la expiación infinita; que José Smith es el profeta de Dios que fue llamado para restaurar el evangelio; que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es la Iglesia verdadera del Salvador en la tierra; y que la Iglesia es dirigida por un profeta viviente hoy en día.Con este fundamento, un testimonio crece hasta incluir todos los principios del evangelio. (Testimonio – Temas del Evangelio, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, enero 2008).

Palabras más ciertas raramente han sido habladas.Mi testimonio personal de Jesucristo y Su eterna función en la redención de la humanidad fue fortalecido por mi estudio del Libro de Mormón.Entre más leía, meditaba y oraba, más llegó a ser real Jesucristo para mí.El no fue más un personaje nebuloso de la historia antigua; sino que un Dios vivo y con aliento, quien descendió de lo alto para salvarnos.La plenitud de Su evangelio, provista en las páginas de la Santa Biblia, el Libro de Mormón y Doctrina y Convenios, me han dado esperanza, fortaleza y el conocimiento seguro de quién soy y a donde me dirijo.

Y termino este mensaje con mi testimonio.El es Jesucristo y por medio de El nos esperan grandes y gloriosas recompensas si vivimos según los principios, prácticas y preceptos de Su evangelio.Por medio de El y el estudio de Su evangelio aprendemos la marcada diferencia entre secreto y sagrado.Porque cuando es profundamente sagrado, como lo son los convenios hechos entre nosotros y Dios, no deben ser voceados al mundo, sino que guardados y seguros en nuestros corazones como un recordatorio constante de nuestras promesas.Al hacer esto, vivimos nuestras vidas basadas en Jesucristo.

Les testifico que todas las promesas hechas en los cielos están contenidas en el evangelio de Jesucristo.Gran felicidad espera, su corazón será animado, su espíritu se elevará mientras que los cielos son abiertos y las respuestas a sus oraciones llegarán.Oh, la vida no se hace fácil automáticamente, mientras más fuerte llegue a ser en el evangelio de Jesucristo, mayor será la oposición, pero no están solos.

Les testifico que José Smith fue el profeta de la restauración, y el hombre escogido por Dios para traer la plenitud de Su evangelio a la tierra otra vez.Testifico que el Libro de Mormón es un libro verdadero de escrituras, el cual es un segundo testigo de Jesucristo y un compañero de la Santa Biblia.La esperanza aguarda mis amigos, ¿la quieren alcanzar?

Por Candace Salima, 8 de enero de 2008.

| El Libro de Mormón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *