“Este es mi evangelio” Lección 42 del Libro de Mormón

evangelio de Jesucristo

Al estudiar 3 nefi 27-30; 4 Nefi comprenderemos las doctrinas fundamentales del Evnagelio de Jesucristo y que la única manera de encontrar felicidad verdadera y eterna es vivir el Evangelio.

Antes de empezar, recordemoslo que nos aconseja la Primera Presidencia: “Esta es la Iglesia de Jesucristo; por favor, señalen esto cuando hablen con la gente… Creemos que algunos podrían confundirese al oír con tanta frecuencia el término ‘Iglesia Mormona'”.

El Salvador mandó a los discípulos nefitas que den el nombre de él a la Iglesia

  • Mientras los nefitas de Jesús se encontraban en poderosa oración y ayuno, el Salvador acudió a ellos y preguntó: “¿Qué queréis que os dé?”
  • El Señor ha mandado que Su Iglesia restaurada, al igual que lo hizo con el pueblo nefita y que esta iglesia lleve Su nombre.
  • El presidente Boyd K. Packer dijo: ” En Su nombre ofrecemos todas nuestras oraciones. Toda ordenanza se efectúa en Su nombre. Todo bautismo, toda confirmación, toda bendición y toda ordenación, todo sermón y todo testimonio se concluye invocando Su sagrado nombre. En Su nombre sanamos a los enfermos y realizamos otros milagros que no debemos ni podemos mencionar.”
  • Cuando expresamos nuestro testimonio, a menudo dicen que saben que el Evangelio es verdadero. Cuál sería nuestra respuesta si nos preguntan: “¿Qué es el evangelio?”.
  • Según el manual de esta clase, nuestras posibles respuestas debe ser:
  • a. El sometimiento de Jesús a la voluntad del Padre.
  • b. La Expiación
  • c. La Resurreción
  • d. El juicio
  • e. El arrepentimiento
  • f. El bautismo
  • g.La fe en Jesucristo
  • h. El don del Espíritu Santo
  • Perseverar hasta el fin.

Después de de que Jesus vistó a los nefitas, hubo paz entre el pueblo. ¿Qué podemos hacer para que el amor de Dios more en nuestro corazón?

El presidente Gordon B. Hinckley dijo: “Para que el mundo mejore, es indispensable que el proceso del amor cambie nuestro corazón… Eso podemos lograrlo si nos olvidamos de nosotros mismos para dar nuestro amor a Dios y a nuestro semejantes, y si lo hacemos con todo nuestro corazón, y con toda nuestra alma y con toda nuestra mente”.

| El Libro de Mormón
Publicado por: Melody Mejia
Con estudios en Comunicaciones y leyes. Apasionada por el teatro, el cine, y la fotografía. Es directora de los escritores en español para More Good Foundation en Latinoamérica.
Servicios Comunitarios Católicos Russell M. Nelson
Presidente Nelson es honrado por Servicios Comunitarios Católicos
madres refugiadas en Alemania
El hermoso gesto de mujeres mormonas por las madres refugiadas en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *