“Fortalécenos según nuestra fe… en Cristo” Lección 24 del Libro de Mormón

El objetivo de esta lección del Libro de Mormón es reconocer la importancia de honrar las responsabilidades del sacerdocio, las funciones y los llamamientos a los que fueron preordenados y ayudarles a comprender que el seguir el consejo de los profetas nos ayuda en el reposo del Señor.

Alma da un gran discurso sobre el sacerdocio y la preordenación

Al analizar Alma 13 entenderemos que después de que Alma enseñó a Zeezrom y a otras personas de Ammoníah acerca del plan de redención, testificó del sacerdocio y de la doctrina de la preordenación. Los sacerdotes de los que Alma habló en este discurso eran sumos sacerdotes en el sacerdocio de Melquisedec (Alma 13:10).

  • El profeta José Smith dijo: “Todo hombre que recibe el llamamiento de ejercer su ministerio a favor de los habitantes del mundo, fue ordenado precisamente para ese propósito en el gran concilio celestial antes que este mundo fuese”
  • ¿Cuál es la forma en que las enseñanzas de Alma en cuanto a la preordenación deberían afectar nuestra manera de sostener a los que son llamados a presidirnos? ¿Cómo deben influir estas enseñanzas en la forma en que respondamos cuando los líderes del sacerdocio nos extiendan llamamientos u otras asignaciones?

El presidente Spencer W. Kimball una vez enseñó: “… en el mundo preexistente, a las mujeres fieles se les dieron ciertas asignaciones, y a los hombres fieles se les preordenó para determinados deberes en el sacerdocio. Aunque no recordemos estos detalles, ello no altera la gloriosa realidad de que es una oportunidad estuvimos de acuerdo con ese plan. Y todos somos responsables del cumplimiento de todo lo que se esperaba de nosotros en aquella etapa, en la misma forma en que aquellos a quienes sostenemos como apóstoles y profetas responsables del cumplimiento de sus obligaciones como tales”.

  • Alma dijo que los hombres reciben el Sacerdocio de Melquisedec a fin de “enseñar los mandamientos de Dios a los hijos de los hombres, para que también entren en su reposo”. ¿Qué significa entra en el reposo del Señor?

El élder Bruce R. McConkie enseñó: “El reposo del Señor, en lo que concierne a los mortales, es obtener un conocimiento perfecto de la divinidad de la gran obra de los últimos días. [El presidente Joseph F. Smith dijo]: ´…significa entrar en el conocimiento y amor de Dios, tener fe en su propósito y en su plan, al grado de saber que estamos en lo justo, que no estamos buscando otra cosa, que no nos perturba ningún viento de doctrina ni la astucia ni artificios de los hombres que acechan para engañar’. Es un ‘reposo… de la agitación religiosa del mundo, de los clamores que se oyen acá y allá: He aquí el Cristo, helo allí’.

Alma, Amulek y otros creyentes son perseguidos por su rectitud.

Analicemos Alma 14

Muchas personas de Ammoníah creyeron las enseñanzas de Alma y de Amulek y comenzaron a arrepentirse y a escudriñar las Escrituras (Alma 14:1). No obstante, la mayoría de la gente se enojó y persiguió a Alma y Amulek (Alma 14:2-5)

En un mundo lleno de dudas y confusión, nos consuela saber que a través del sacerdocio podemos saber “el modo de esperar anhelosamente [al] Hijo para recibir la redención (Alma 13:2). Al esperar anhelosamente al Señor, al confiar en Él y al seguir en consejo de Sus profetas, podremos entrar en Su reposo.

| El Libro de Mormón
Publicado por: Melody Mejia
Con estudios en Comunicaciones y leyes. Apasionada por el teatro, el cine, y la fotografía. Es directora de los escritores en español para More Good Foundation en Latinoamérica.
[VÍDEO] Lo que dijo el Élder Christofferson en entrevista
El misionero que visitó a Muhammad Ali y recibió luego una...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *