¿Por qué Nefi tuvo que matar a Labán?

Por qué Nefi tuvo que matar a Labán

Cada vez que empiezo a leer el Libro de Mormón y llego a la historia de Nefi y Labán en 1 Nefi 4, tengo una lucha con la misma pregunta, “¿Por qué Nefi tuvo que matar a Labán?      

Nefi regresa por tercera vez a la casa de Labán confiando en que el Señor le abrirá un camino para cumplir con su misión. Encuentra a Labán en un delirio de embriaguez y se le manda a cortarle la cabeza con su propia espada. Luego, encuentra al siervo de Labán, recupera los registros y los lleva con sus hermanos a las afueras de la ciudad. Cuando Zoram trata de volver a su lugar de servidumbre, Nefi le ofrece libertad y un lugar con su padre.

Labán ya estaba ebrio e inconsciente. ¿Por qué Nefi tuvo que matarlo para cumplir su misión?

Releyendo la historia, finalmente me di cuenta que tal vez Nefi incluyó este evento en detalle para responder preguntas mucho más importantes, de carácter eterno. ¿Cómo nos liberamos del poder de Satanás? ¿Cuál es nuestra relación con Jesucristo? ¿Cómo ganamos vida eterna?

Esto es mucho más que un simple hecho histórico; es también una alegoría  – una historia simbólica ejemplificada por los siguientes personajes:

  • Nefi, Representando a Jesucristo
  • Labán, Representando a Satanás
  • Zoram, Representando a cada uno de nosotros.

Entonces, ¿por qué Nefi tuvo que matar a Labán? Aun no tengo una respuesta completa, pero esa no es la pregunta esencial. Con un cambio de enfoque he descubierto algunas respuestas a una pregunta realmente más importante: ¿Qué me enseña esta historia sobre el Salvador?

Destruir al Enemigo  

Tal como no entiendo completamente por qué Nefi mató a Labán, nunca comprenderé completamente como el Salvador llevó a cabo su expiación o como venció a Satanás, pero lo que es más importante es el hecho de se que lo hizo.

Jesucristo no escapó y no escapará de Satanás ni simplemente pasará a hurtadillas por su lado. Él lo destruirá.

Labán tiene el poder para herir el talón de Nefi (robar sus riquezas y tratar de matarlo) pero Nefi en última instancia aplasta su cabeza (o cortar su cabeza).

Satanás tenía el poder de herir el talón de Jesucristo agitando a hombres inicuos para que lo crucificaran, pero mediante ese mismo acto, la expiación aplasta la cabeza de Satanás al conquistar el pecado y la muerte, las únicas armas reales que él siempre ha tenido.

La historia de Nefi nos recuerda la absoluta victoria y poder del Salvador.

Liberar al Sirviente

Nefi no toma las planchas y simplemente se va, él invita a Zoram a ir con él y salir de la ciudad inicua, fuera de los límites de su servidumbre. Luego, Nefi realiza un convenio con Zoram en el que le ofrece libertad y una familia – La familia de Nefi.

Aunque Zoram fue uno de los más leales sirvientes del enemigo, Nefi lo acepta completamente y le ofrece todo lo que tiene.

Tal como Jesucristo nos pide dejar nuestro propio Jerusalén atrás. Y si estamos dispuestos a hacerlo, él nos extiende convenios que nos harán libres eternamente.

No importa lo atrapados que estemos en la esclavitud del enemigo, Cristo corta nuestras cadenas del poder de Satanás y nos ofrece un lugar eterno con Su familia.

Viajar a la Tierra Prometida

Zoram no es simplemente dejado en libertad fuera de los muros de Jerusalén, ni tampoco es enviado a encontrar su propio camino a la tierra prometida. Nefi viaja cada paso con él, ofreciéndole protección, dirección y un vehículo necesario para cruzar a salvo el tormentoso mar.

Jesucristo no solo nos mostró el camino hacia la vida eterna, Él viaja con nosotros. Él es nuestro guía y refugio mientras cruzamos nuestro desierto y nuestro mar de tormento hacia la tierra prometida. Él es el camino, el vehículo que nos llevará a casa sanos y salvos, y da cada paso del camino con nosotros.

Compartir la Herencia  

Cuando Nefi le ofreció a Zoram un lugar con su padre, también estaba ofreciendo su herencia. Zoram no iba como un sirviente; sino como su hermano. Iba como uno de ellos.

Cuando Jesucristo nos libera de nuestra servidumbre, lo hace con la promesa de compartir todo lo que es y lo que tiene. Él se ofrece como nuestro hermano y su sincero deseo es que nos convirtamos y que seamos con Él.

Obedecer Perfectamente y Abrir el Camino.

Más que de muerte, esta historia es acerca de la necesidad de obedecer perfectamente y abrir un camino hacia la vida eterna, no importa el costo.

El espíritu mandó a Nefi matar a Labán, cosa que él no quería hacer y que no sabía si tenía el valor de hacer. Se retrajo, trató de buscar otra manera, pero eventualmente, sabía qué debía obedecer.

Los profetas en el Libro de Mormón escribieron repetidas veces sobre la necesidad de las escrituras al recordar nuestros convenios y de este modo caminar por el sendero hacia la vida eterna. Al obtener las planchas, Nefi dio la oportunidad a su pueblo de obtener la vida eterna.

En un grado infinitamente mayor, la expiación de Jesucristo nos permite hacer convenios e instituir el camino hacia la exaltación. Él también se retrajo y rogó por otra manera de cumplir su misión, finalmente Él sabía que no había otra manera. Salió victorioso sin importar el costo. Y qué costo más terrible.

Pero a pesar del costo, no se retrajo, no pasó a hurtadillas, ni escapó. Él venció perfectamente y nos ofrece una parte igual de Su perfección.                        

  

Artículo publicado en inglés por Lisa Teixeira para lds.net. Traducido por Oscar Cerda.

      

    

| El Libro de Mormón
Publicado por: Oscar Cerda Zamorano
Soy de Santiago de Chile. Tengo 31 años y recientemente me gradúe de la universidad como maestro de Inglés.
Sala de Prensa Mormona en Chile
Líder mormón expondrá sobre la libertad religiosa en el Congreso de...
Líderes mormones se reúenen con la Primera Dama en Perú
Líderes mormones se reúenen con la Primera Dama en Perú

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *