¿Qué significa la palabra “mormón”?

mormon

Es probable que cada vez que nos identificamos como miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, las personas no reconozcan de inmediato ese nombre y decidamos simplificar la expresión a tan solo: “Soy mormón”. Es probable también que se nos pregunte por el significado de esta palabra y que la respuesta más rápida sea: “… por el Libro de Mormón”.

En una conferencia general, el Presidente Gordon B. Hinckley contó lo siguiente: “Hace más de 50 años, cuando yo era misionero en Inglaterra, dije a uno de mis compañeros: “¿Cómo podríamos lograr que la gente, incluso los miembros, llamaran a la Iglesia por su debido nombre?”

Él me dijo: “Eso no es posible. La palabra mormón está demasiado arraigada y es muy fácil de decir”. Y añadió: “Yo ya no insisto más. Si bien estoy agradecido por el privilegio de ser seguidor de Jesucristo y miembro de la Iglesia que lleva Su nombre, no me avergüenzo del apodo mormón”.

“Veras”, prosiguió, “si hay un nombre que es totalmente honorable en su derivación, es el nombre mormón. Y por eso, cuando me preguntan qué quiere decir, digo sencillamente: ‘mormón quiere decir muy bueno’.” El profeta José Smith, en 1843, nos explicó este concepto (véase Enseñanzas del Profeta José Smith, págs. 364-365).

Eso que me dijo me dejó realmente intrigado: “mormón quiere decir muy bueno”. Yo sabía, naturalmente, que “muy bueno” no era un derivado de la palabra mormón. Había estudiado latín y griego y sabía que el inglés proviene en cierta medida de esas dos lenguas y que los términos “muy bueno” no son derivación de la palabra mormón.

Pero él tenía una buena actitud que se basaba en una percepción interesante. Y. como todos lo sabemos, nuestras vidas se guían en forma considerable por nuestras percepciones. Desde entonces, cada vez que he visto impresa la expresión mormón para describirnos, en periódicos, revistas, libros u otra cosa, acuden a mi memoria esas palabras que se han convertido en mi lema: “mormón quiere decir muy bueno”.

Si bien no podemos cambiar ese apodo, podemos hacerlo brillar aún más. Después de todo, es el nombre de un hombre que fue un gran Profeta que luchó por salvar su nación y también es el nombre del libro que es un poderoso testamento de la verdad eterna, de la realidad absoluta de la divinidad de nuestro Señor Jesucristo.

| El Libro de Mormón
Publicado por: Melody Mejia
Con estudios en Comunicaciones y leyes. Apasionada por el teatro, el cine, y la fotografía. Es directora de los escritores en español para More Good Foundation en Latinoamérica.
Mormones en europa lamentan los recientes atentados en Francia apoyo a los franceses
Mormones en europa lamentan los recientes atentados en Francia
Cómo sanar nuestras heridas
Por qué no debemos enfocarnos en evitar el pecado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *