El élder Uchtdorf comparte cinco mensajes que todos los hijos de Dios necesitan escuchar

élder Uchtdorf - 5 mensajes

El élder Dieter F. Uchtdorf, del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, compartió cinco mensajes que “todos los hijos de Dios necesitan escuchar”.

El mensaje del Apóstol fue el discurso principal en la Semana de Educación de la Universidad Brigham Young (16-20 de agosto de 2021), un programa anual de educación para adultos que ofrece más de 1,000 clases en su campus en Provo, Utah. El élder Uchtdorf habló el martes por la mañana desde el Marriott Center.

Los cinco mensajes se resumen a continuación.

1. “Muévete hacia la Luz”

El élder Uchtdorf, nativo de Alemania, ex capitán de aerolínea y ejecutivo senior con Lufthansa, comparó la luz del sol que vio mientras pilotaba aviones con la luz de Dios que toda persona necesita.

“Ya sea que viajé hacia el oeste o el este, el sol nunca cambió de rumbo”, dijo el élder Uchtdorf. “Celó su posición, firme en los cielos, proporcionando calor y luz a la tierra. Mi acceso a esa calidez y luz dependía de mi ubicación, dirección y velocidad”.

Cuando sentimos oscuridad, dijo, “podemos estar seguros de que Dios, como el sol, siempre está ahí. Cuando inclinamos nuestros corazones hacia Él, Él nos abraza y llena nuestras almas de luz, calor, conocimiento y guía”.

2. “Eres mejor de lo que crees que eres”

¿Qué tienen en común Fred Astaire (un famoso bailarín estadounidense), Walt Disney, Vincent van Gogh y héroes de la Biblia hebrea como Gedeón, Jeremías, Moisés y Enoc?

Cada uno fue, en un momento, considerado por otros o por sí mismos como promedio y poco notable.

“Dios no necesita personas que sean impecables”, dijo el élder Uchtdorf. “Él tomará tus talentos y habilidades y los multiplicará, aunque puedan parecer tan escasos como unos pocos panes y peces. ¡Si confías en Él y eres fiel, Él magnificará tus palabras y acciones y las usará para bendecir y ministrar a multitudes!”

élder Uchtdorf - 5 mensajes

3. “Aprende a amar a Dios y a tu prójimo”

El Apóstol compartió un “examen de diagnóstico de dos puntos”, arraigado en Mateo 22:34-40, para ayudar a cualquiera a ser un mejor padre, ser más feliz y ser un mejor discípulo de Cristo.

“Ama a Dios [y] ama a tu prójimo”, dijo el élder Uchtdorf. “Sí, apreciamos todos los principios del evangelio. “Vivemos de toda palabra que sale de la boca de Dios”. Y sin embargo, siempre debemos recordar que “toda la ley y los profetas” apuntan a los dos grandes mandamientos. Esta es el centro  del evangelio de Jesucristo. Es el fundamento de quiénes somos como Sus seguidores”.

4. “El conflicto es inevitable. La contención es una opción”

La contención es una forma en que la gente elige responder al conflicto, dijo el élder Uchtdorf. Es importante destacar, agregó, “podemos elegir una mejor manera. … Emulemos al gentil Cristo. Y lo hacemos aprendiendo a amar a Dios y extendiendo la mano para bendecir a los demás. Sí, todavía habrá conflicto. Pero nuestro todopoderoso Padre Celestial ha prometido que peleará nuestras batallas por nosotros”.

Si bien el conflicto es inevitable y una condición de mortalidad, la contienda es una opción.

“Nuestro mundo está lleno de contienda. Tenemos acceso 24/7 a él: en las noticias, en las redes sociales, incluso, a veces, en nuestras relaciones con aquellos a quienes amamos”.

Mientras que los individuos no pueden ajustar el volumen a la amargura, ira o rabia de los demás, pueden elegir su respuesta. “Podemos elegir un camino mejor, el camino del Señor”, dijo el élder Uchtdorf.

Los seguidores de Jesucristo pueden seguir Su ejemplo. “No avergonzamos ni atacamos a otros. Buscamos amar a Dios y servir a nuestro prójimo. Buscamos guardar alegremente los mandamientos de Dios y vivir según los principios del evangelio. E invitamos a otros a hacer lo mismo”.

5. “Nuestro Padre Celestial es un Dios de Nuevos Comienzos”

“Mientras los mortales vivamos en este maravilloso y hermoso planeta, cometeremos errores. Nuestras acciones y fracasos humanos pueden incluso herir, herir y dañar la Tierra, nuestro hábitat, la creación perfecta de Dios”, dijo el élder Uchtdorf.

Es importante destacar que la puerta al cambio siempre está abierta. Nuestro Dios es “el Dios de los nuevos comienzos. … [Él] anhela que vengas a Él. Su misericordia es suficiente para sanar tus heridas, inspirarte a seguir adelante, limpiarte del pecado, fortalecerte para las pruebas venideras y bendecirte con esperanza, sabiduría y Su paz. Si lo deseas con todo tu corazón, Dios te guiará a través de esta vida mortal, y Él esperará con los brazos abiertos para abrazarte en la resurrección. No importa nuestras deficiencias, no importa nuestros defectos, Dios puede sanarnos, inspirarnos y limpiarnos”.

élder Uchtdorf - 5 mensajes

“Como ustedes”, concluyó el élder Uchtdorf, “soy un pobre peregrino que se esfuerza imperfectamente por recorrer el camino del discipulado y que espera cumplir el gran deseo de nuestro Padre Celestial: volver a Él y vivir ‘en un estado de felicidad sin fin’”.

El élder Uchtdorf testificó que Dios anhela que todos vengan a Él. “Su misericordia es suficiente para sanar tus heridas, inspirarte a seguir adelante, limpiarte del pecado, fortalecerte para las pruebas venideras y bendecirte con esperanza, sabiduría y Su paz”.

No importan las deficiencias o defectos de los individuos, Dios puede sanar, inspirar y limpiar. “Porque Él es el Dios de los nuevos comienzos. Este también es un mensaje que todos necesitamos escuchar”, declaró el élder Uchtdorf.

“Para que puedas encontrar esperanza, fuerza y alegría en tu viaje, para que puedas encontrar a Dios y amarlo con todo tu corazón, y esforzarte por bendecir la vida de los demás, esta es mi oración y bendición”.

 

Fuente: newsroom.churchofjesuschrist.org

| Profetas Modernos
Publicado por: Melody Mejia
Con estudios en Comunicaciones y leyes. Apasionada por el teatro, el cine, y la fotografía. Es directora de los escritores en español para More Good Foundation en Latinoamérica.
un amigo
“Un amigo”: La canción que te hará saber que nunca estarás solo
Cómo su deseo de ver el templo hizo que esta mujer con cáncer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *